Cómo usar contenido hallado en redes sociales, evitando conflictos éticos y legales
23 de Agosto de 2016

Cómo usar contenido hallado en redes sociales, evitando conflictos éticos y legales

El diario El Espectador fue criticado durante el fin de semana por haber publicado en su portada una fotografía por la cual se le dio crédito pero no se le pagó a su autor.
Fotografía de El Murcy captada durante el paro cívico en el Chocó, y que fue portada de El Espectador en su edición del sábado 20 de agosto
Red Ética FNPI

Uno de los diarios colombianos de mayor circulación nacional fue criticado durante el fin de semana por haber publicado en su portada una fotografía por la cual se le dio crédito pero no se le pagó a su autor, un fotógrafo aficionado.

El tema fue puesto sobre la mesa a través de Facebook por el fotoperiodista Federico Ríos Escobar, quien publicó en Facebook la imagen de la portada del diario, acompañada de un mensaje en el cual se denunciaba que a su amigo Jeison Riascos, más conocido como El Murcy, no se le había reconocido económicamente por su trabajo.

Yo no estoy pidiendo millones por foto, pero la fotografía es un trabajo y el trabajo se paga… A estos pelaos hay que darles el chance de publicar, pagarles, incentivarlos y acompañarlos en el proceso”, afirma Ríos en su publicación.

Sin embargo, la indignación mostrada por Ríos contrastaba con la alegría que el mismo Murcy demostró en una publicación realizada el mismo día en su perfil personal de Facebook, donde celebraba que su trabajo hubiera sido seleccionado como portada de uno de los principales diario del país.

Mi foto en la portada de El Espectador, uno de los principales diarios de Colombia, sigo aportando con mi conocimiento en esta causa tan importante”, declaró El Murcy en el texto que acompaña la imagen publicada.

Contactamos telefónicamente a Jeison para conocer de primera mano qué había sucedido. Nos dijo que El Espectador se puso en contacto con él para solicitar su autorización para publicar la fotografía, dándole el respectivo crédito, pero advirtiéndole que no habría un pago en efectivo por eso. Él aceptó. Posteriormente personal del diario se contactó de nuevo con él para ver la posibilidad de firmar un contrato que le reconozca un pago por futuras contribuciones, pero ese acuerdo todavía no se ha materializado.

Este tipo de situaciones han sido motivo de reflexión varias veces en el Consultorio de Ético de la FNPI, donde el maestro Javier Darío Restrepo ha recomendado siempre esforzarse al máximo por darle al autor del material el reconocimiento necesario. “Contra un sentir extendido entre los usuarios de la tecnología digital, los productos intelectuales o artísticos tienen dueño y es de justicia darle el crédito correspondiente, lo mismo que la compensación económica cuando se hace un uso comercial del producto”, afirma en respuesta a un periodista mexicano.

A propósito de lo sucedido, y sin entrar a juzgar si está bien o mal la actuación del periódico, queremos compartir 5 recomendaciones para evitar conflictos éticos y legales al publicar en un medio de comunicación fotografías o videos hallados en redes sociales.

1. Verifique la autenticidad del material

Utilice herramientas como TinEye o el buscador de imágenes de Google para establecer si la foto es reciente, o se trata más bien de una imagen vieja, retocada o publicada previamente por otros autores. También puede usar herramientas como Metapicz para conocer los metadatos de la imagen, es decir, la información no visual que todo archivo tiene, la cual contiene datos valiosos como la fecha y ubicación de la captura, o el dispositivo con el que fue realizada.

2. Póngase en contacto con el autor

Una vez haya establecido quién es el autor de la imagen o video que quiere publicar en su página web o noticiero de televisión, llame o escríbale públicamente al autor solicitándole permiso para publicar el material. Invítelo a ultimar los detalles vía mensaje privado. “Hola @fotografoX, queremos publicar esta fotografía tuya en nuestro medio X. ¿Cómo podríamos contar con tu permiso?”, es un ejemplo del mensaje inicial que sugerimos utilizar.

3. Deje claras las condiciones de publicación

Una vez realizado el contacto, deje claro cuál será la retribución. En la mayoría de ocasiones, los autores aceptarán que sencillamente se les dé el respectivo crédito y enlace a la publicación original. Pero si se trata de alguien que ha hecho de la fotografía su profesión, seguramente esperará una contribución económica también. Deje claras las condiciones, ojalá por escrito, respecto a cuánto, cuándo y cómo se le pagará.

4. Si no tiene permiso, no publique

En algunas ocasiones, ya sea porque las condiciones de la zona no permiten una buena comunicación, o porque el autor está recibiendo demasiadas solicitudes de otros medios para replicar el material, sencillamente no hay respuesta. Si el caso es así, absténgase de publicar el material. Busque otras alternativas, contacte a otras personas que estén también en la zona para buscar tomas alternativas o ayuda para contactar al autor de la imagen. Si tras todo esto resulta imposible hablar con él, no publique sin autorización. Evitará conflictos éticos y legales en el futuro.

5. Hable con su editor sobre la posibilidad de tener un presupuesto para este tipo de situaciones

Busque un rato esta semana para tomarse un café, hablar con su jefe y colegas de la redacción sobre la necesidad de establecer un presupuesto y un protocolo para poder reaccionar oportunamente ante situaciones donde no tienen personal en el lugar de la noticia, y es necesario acudir a ciudadanos que sí tienen la posibilidad de proveer material fotográfico de alto valor informativo. Establezcan cómo van a hablar cuando contacten al autor, cuánto están dispuestos a pagar, cómo lo van a hacer y cuánto tiempo tardarán en realizar el pago. Teniendo estas reglas de juego claras, usted y su medio de comunicación estarán listos para informar de manera adecuada ante situaciones imprevistas.

 

©Fundación Gabo 2020 - Todos los derechos reservados.