¿Se justifica la publicación de fotos como la del migrante ahogado con su hija en el río Bravo?
3 de Julio de 2019

¿Se justifica la publicación de fotos como la del migrante ahogado con su hija en el río Bravo?

Tuitdebate a propósito de la fotografía que muestra al salvadoreño Óscar Martínez y su hija Valeria, ahogados al tratar de cruzar el río Bravo rumbo a Estados Unidos.
Grafiti captado por Marta del Vado (@mdelvado en Instagram) en las calles de Washington, pocos días después de la tragedia de Oscar y Valeria.
Red Ética

La imagen es demoledora. Un padre yace muerto, abrazado a su hija boca abajo a la orilla del río Bravo que separa a Estados Unidos y México. Se trata de Óscar Martínez, un migrante salvadoreño que buscaba alcanzar el sueño americano junto a su hija Valeria, de apenas dos años de edad. 

La imagen se viralizó en redes sociales y fue portada de los principales diarios del hemisferio Occidental, como es el caso de The New York Times, cuya decisión de haberla publicado en tan destacado lugar fue analizada recientemente por nuestro bloguero invitado Andrés Azocar

De inmediato, varios de nuestros seguidores en redes sociales preguntaron si había sido ético el haber publicado esta foto donde se veía a un menor de edad muerto. Es una imagen tan dolorosa como la del niño sirio Aylan Kurdi, que ocasionó una ola de indignación en toda Europa. 

“¿Es ético usar fotos de cadáveres para mostrar una cruda realidad o debe el periodismo apelar a otros recursos de sensibilización y cobertura?”, nos preguntó Orlando Oliveros en Twitter. 

Compartimos con Orlando y con otros de nuestros seguidores que preguntaron por este caso la respuesta brindada por el maestro Javier Darío Restrepo en nuestro Consultorio Ético cuando la fotografía de Aylan Kurdi le dio la vuelta al mundo unos años atrás. 

“Esas imágenes no aportan nada que no den las informaciones y pueden hacer mucho daño a víctimas y familiares. Pueden crear el acostumbramiento a lo macabro y generar insensibilidad frente al sufrimiento ajeno”, advierte el maestro Javier Darío en su respuesta, añadiendo de todas formas que “en casos excepcionales pueden contribuir a una toma de conciencia”.

Por su parte, también recomendamos a quienes preguntaron por la foto de Óscar y Valeria la lectura de la reflexión que escribió para nosotros Esther Vargas desde Perú, a propósito de la triste imagen del niño sirio ahogado en una playa de las costas de Grecia. ”¿Era necesaria esa foto? La realidad no necesita maquillaje y esa es la cruel realidad, la frontera del horror. Lo preocupante no es que esté en la tapa de los diarios, y en todas las webs. Lo grave es que Aylan se haya transformado en un viral y nada cambie. Ese es el peor retrato de la humanidad”, sostuvo Vargas en su momento. 

¿Era necesario publicar la foto del migrante ahogado con su hija cruzando hacia EE. UU.? ¿Es posible hoy para un medio restarse cuando algo explota en la redes sociales e indigna al mundo? ¿Fue ético publicar en primera página la imagen de un migrante ahogado con su hija? ¿Debió haberse evitado la publicación de esta imagen en redes sociales, donde las personas podían verla sin estarla buscando? ¿Se debió haber editado la foto antes de su publicación para hacerla menos cruda?

Para responder a estas y otras preguntas, los seguidores de nuestra cuenta @Etica participaron en uno más de nuestros tuitdebates usando la etiqueta #ÉticaEnRed. Los mejores trinos producidos durante la hora del debate fueron recopilados en el siguiente Momento de Twitter.

 

La Red Ética es posible gracias a la alianza entre la FNPI, Grupo Bancolombia y Grupo SURA, la cual propone un espacio de reflexión y debate acerca de los cambiantes desafíos éticos del oficio periodístico.

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.