Lo bueno, lo malo y lo feo de hacer que Facebook y Google paguen por el periodismo de calidad
27 de Enero de 2021

Lo bueno, lo malo y lo feo de hacer que Facebook y Google paguen por el periodismo de calidad

Tuitdebate, a propósito de lo sucedido en Francia, donde Facebook y Google empezarán a pagar un tributo para subsidiar a los medios tradicionales. 
Fotografía: Obi Onyeeador en Unsplash. Usada bajo licencia Creative Commons.
Red Ética

Como una “remuneración justa y necesaria” fue calificada por el diario El Espectador en su editorial, el acuerdo que se logró en Francia para hacer que los gigantes tecnológicos Google y Facebook empiecen a pagar un impuesto que tendrá como objetivo el subsidiar a los medios de comunicación tradicionales por los contenidos informativos que producen. 

Otros países como Australia están tratando de forzar a estas dos compañías de Silicon Valley para que paguen a los medios de noticias por el uso de sus contenidos en los resultados de búsqueda de Google, y en el ‘feed’ de los usuarios de Facebook. Estas compañías han respondido amenazando con simplemente retirar los contenidos de los medios en sus plataformas, lo cual podría lesionar el derecho de los ciudadanos a acceder a la información. 

Por eso es importante lo conseguido por la Alianza de Prensa de Información General (APIG), pues podría abrir las puertas para que otros países de la Unión Europea y el resto del mundo logren llegar a acuerdos con los gigantes tecnológicos que en las últimas dos décadas han absorbido la mayor porción de la torta de la publicidad digital, beneficiando así la sostenibilidad de los medios que son fundamentales para el funcionamiento de las sociedades democráticas. 

“No puede hablarse de libertad de información si una sola empresa tiene tanto poder como para ocultar resultados de búsqueda y decidir a qué noticias y medios acceden los usuarios en internet”, advierte El Espectador en su editorial. 

Sin embargo, acuerdos como el logrado en Francia plantean algunos dilemas técnicos e incluso éticos. ¿Cómo distribuir entre los medios tradicionales el dinero pagado por Facebook y Google? ¿Hay manera de garantizar que este impuesto signifique mejores salarios para los reporteros y no solo para los directivos de los medios? ¿Se le está dando todavía más poder a las plataformas tecnológicas sobre el negocio de las noticias al aceptar este subsidio?

Para responder a estas y otras preguntas, los seguidores de nuestra cuenta @Etica participaron en uno más de nuestros tuitdebates usando la etiqueta #ÉticaEnRed. Los mejores trinos producidos durante la hora del debate fueron recopilados en el siguiente Momento de Twitter.

La Red Ética es posible gracias a la alianza entre la Fundación Gabo, Grupo Bancolombia y Grupo SURA, la cual propone un espacio de reflexión y debate acerca de los cambiantes desafíos éticos del oficio periodístico.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.