¿Deben los medios dar prioridad a la información antes que a los programas con mayor raiting?
20 de Septiembre de 2016

¿Deben los medios dar prioridad a la información antes que a los programas con mayor raiting?

¿Deben los medios dar prioridad a la información antes que a los programas con mayor raiting? Se trata de dos problemas distintos:
• El de la información instantánea, en el momento mismo en que se produce el hecho.
• La prioridad dada a los programas con raiting sobre los informativos, que no tienen la misma alta sintonía. Los dos temas tienen, sin embargo un elemento común: la responsabilidad social de los medios. Hace parte de la naturaleza de los medios de comunicación, la respuesta que, por imperativo ético, deben darle a la sociedad. Según esa naturaleza, los medios de comunicación están al servicio de toda la sociedad y sólo secundariamente están para provecho económico de sus empresarios. Cuando se desconoce este aspecto de su naturaleza, los medios se manejan como una empresa privada cualquiera, en la que todo se ordena al lucro y servicio del empresario o de sus accionistas. Ningún medio de comunicación puede considerarse totalmente como empresa privada, porque su materia prima es lo público, por tanto contrae deberes para con el público. Entre esos deberes se encuentra el de ofrecer información de calidad sobre los asuntos que conciernen a todos y para beneficio de todos; característica que no tiene la información al instante, hecha para responder a la curiosidad de la gente, pero no a su interés. Por otra parte, como administrador y beneficiario de ese bien público que es la información pública, el empresario de medios de comunicación tiene el deber ético y legal de darle prioridad al servicio de información por sobre sus proyectos lucrativos, que son los que se guían por el raiting.
Documentación.
Los principios éticos del periodismo en los estados democráticos de derecho giran en torno a aspectos procedimentales para hacer cumplir con su cometido esencial: informar a la sociedad. Si se coincide en que el periodismo tiene como propósito último mantener informada a la sociedad de todo aquello que acontece en su entorno, se podrá estar de acuerdo en que las normas éticas del ejercicio periodístico deben orientarse a garantizar que la información que reciben los individuos sea lo más veraz, completa, exacta y equilibrada posible. Hay que tomar en cuenta que las posibilidades del desarrollo democrático y del correcto funcionamiento de las instituciones públicas, dependen fundamentalmente de la calidad y cantidad de información que tienen a su alcance las personas para ejercer a plenitud la figura de la ciudadanía, base de funcionamiento de la democracia Los códigos de ética en la democracia son útiles cuando responden al siguiente interrogante: ¿ qué hacer para garantizar una información que satisfaga en forma cabal las necesidades informativas de la sociedad? Y en todo caso ¿cuáles son las acciones que el periodista debe llevar a cabo para cumplir semejante propósito? La respuesta engloba aspectos generales mínimos de la ética periodística y rubros particulares en función de cada país, cuya conjunción daría por resultado la ética posible y funcional en una sociedad determinada. Los aspectos generales de la ética periodística provienen del espíritu de cuerpo que brinda identidad al periodismo. Entre estos principios generales habría que mencionar los siguientes; Es un deber ético del periodista brindar información veraz. Un periodista cumple con este deber en la medida en que:
a) Contrasta fuentes de información;
b) Realiza un trabajo diligente en la búsqueda de hechos noticiosos; c) Identifica claramente cuándo se trata de rumores o de informaciones no confirmadas;
d) Fundamenta las notas informativas que escribe y rechaza el uso de frases ambíguas como “se dice”, ”se comenta”, “parece ser” y otras similares que conduzcan a confusión Ernesto Villanueva en Deontología informativa. Universidad Iberoamericana, México 1999, pp 29-30

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.