Consultorio Ético de la Fundación Gabo
29 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

La rapidez con que se trabaja un sitio en internet para informar ¿se considera antiético en el periodismo? ¿Desmerece la calidad del periodismo? Lo que disminuye la calidad de un producto periodístico, forzosamente rebaja su calidad ética, porque en periodismo lo ético y lo técnico son inseparables.

Una buena información comprende mucho más que el registro sensorial de los hechos a los datos de los sentidos deben agregarse los de la memoria y el entendimiento de modo que el hecho sea percibido a través de todas las fuentes de conocimiento.

La instantaneidad de la información -que es el caso de las transmisiones en directo- provee una información incompleta, que debe ser complementada con la interpretación y el análisis, para que el receptor tenga un servicio de calidad.

La práctica del mejor periodismo está haciendo ese complemento mediante la aplicación de normas como estas:Destinar a los periodistas de mayor experiencia para las transmisiones en directo.Proteger su información con la ayuda de un equipo que confirme, amplíe y renueve los datos de la transmisión.Complementar la información en directo con los comentarios y análisis de expertos.Estas normas para las transmisiones en directo dan un punto de referencia cuando se trata de examinar, desde el punto de vista de lo técnico y de lo ético, la información instantánea de internet. En efecto, la rapidez por la rapidez no es ni lo ideal, ni garantiza buena calidad informativa.

Documentación.

Lo que encontramos en internet sólo tendrá valor desde el punto de vista del conocimiento y de la información fiable si somos capaces de verificarlo con lo que sabemos de otra parte. Si a través de internet busco el horario de la compañía francesa de ferrocarriles, tengo todas las razones del mundo para pensar que esos horarios son fiables pero esto lo sé, no por internet mismo, sino a causa de mi conocimiento anterior sobre la condición y los propósitos de la compañía de ferrocarriles.

La perspectiva algo extravagante de internet como al mismo tiempo almacén de datos y lugar de intercambio de valiosa información al abrigo de gobiernos obsesionados con el secreto y con la conservación del monopolio sobre el poder que otorga el conocimiento, es una agradable versión del sueño anarquista, pero tiene poco de verdad. Internet es una valiosa fuente de conocimientos e información sólo si somos capaces de someter lo que allí encontramos a las verificaciones que solemos aplicar a las demás fuentes, y ni su tamaño, ni la libertad del individuo para acceder a la red alteran este principio. En suma, el material de internet es tan digno o indigno, como las fuentes de que procede...

El genuino usuario termina atrapado en un mundo de irrealidad, y dicha irrealidad se basa en el hecho de no haber sido verificada desde fuentes externas. Esta indiscutible posibilidad de la realidad virtual arroja una luz diferente sobre la concepción de internet como medio de comunicación e intercambio que, al permitir una corriente de información no controlada por los gobiernos, podría ofrecer a los ciudadanos el conocimiento que es poder. Al contactar a otros "ciudadanos", los navegadores individuales corren el riesgo de ser absorbidos en un mundo de fantasía e ilusión.

Gordon Graham.
Internet. Frónesis, cátedra Universitat de Valencia. Madrid, 2001, Páginas 97-98.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.