Consultorio Ético de la Fundación Gabo
29 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Me encuentro con problemas para definir el periodismo independiente, pues existen periodistas que no aceptan el gremio. El periodista independiente es el que trabaja por su cuenta y riesgo, ofreciendo su producción periodística a distintos medios. La denominación recibió una connotación honrosa en la última guerra del Golfo cuando se refirió a periodistas no insertados en el ejército, ni protegidos o informados por él, sino que actuaron a todo riesgo sin aceptar favores de la fuente, para mantener su independencia profesional.
Es un periodismo de riesgo, tanto en los tiempos de paz como en la guerra. En este caso es obvio el riesgo de la vida, y de hecho en Irak pusieron el mayor número de víctimas entre los de la profesión pero en tiempo de paz su peligro consiste en que sin la protección de una empresa periodística, sin prestaciones y sin un ingreso fijo, estos periodistas se exponen a la manipulación de las fuentes o de personas y entidades interesadas o afectadas por su información, salvo que actúen como parte de una organización gremial fuerte. La multiplicación de empresas periodísticas que pagan malos salarios, el destructor impacto de este hecho en la actitud ética del periodista y, sobre todo, la incidencia de una mala paga en la calidad de la información que recibe la sociedad, dejan al descubierto

Documentación.

Quizás existen diferencias entre los periódicos de propiedad de grupos, en cuanto a su impacto sobre los reporteros y editores. Benham, Finnegan y Parson, de la Universidad de Minnesota demostraron que es más probable que los editores independientes conservaran sus puestos que los de los periódicos de grupos.
En una encuesta de la American Society of Newspaper Editors, (ASNE) se mostró que el 22 por ciento de los editores de periódicos de grupo y 28 por ciento de los independientes consideraban que la alta rotación interfería con la eficacia y la credibilidad de los diarios. Únicamente el 7 por ciento de los editores de grupo y el 3 por ciento de los independientes advirtieron algún beneficio correspondiente a este fenómeno. Han comenzado a acumularse pruebas de que los estilos administrativos y las expectativas de la sala de redacción tienen una influencia importante en el desempeño de los periodistas. De ahí que un análisis profundo de 489 reporteros y editores de diez periódicos distintos de ocho localidades tuviera la conclusión siguiente: " la imagen que se describe era la de un ambiente
La pregunta para los administradores es si un énfasis indebido en el progreso de una carrera, en detrimento de las relaciones amigables y cooperativas de trabajo entre los compañeros a expensas de la dedicación profesional, produce un periódico profundo, preciso y oportuno desde el punto de vista empresarial."

Edmund B. Lambeth.
Periodismo Comprometido.
Noriega Editores. México 1992. Páginas 82 y 83.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.