3 razones para practicar el periodismo de soluciones

3 razones para practicar el periodismo de soluciones

El periodismo de soluciones facilita, entre otras, el acercamiento de los medios tradicionales a sus audiencias y comunidades.

El periodismo de soluciones además de abordar, por ejemplo, las razones de la deserción escolar, investiga qué modelos de cambio se han implementado para mejorar los sistemas de educación en determinadas territorios. Foto: pixabay.com - Compartido bajo licencia Creative Commons.

La necesidad que los periodistas cambien de la figura del “perro guardián”, que alerta sobre que está mal; a la del “perro guía”, que muestra el camino hacia las respuestas que intentan resolver aquello que no funciona, es una de las múltiples razones por las que cada vez más periodistas en el mundo están explorando e implementando el enfoque de periodismo de soluciones.

Al respecto, Tina Rosenberg, periodista de The New York Times y cofundadora de la Red de Periodismo de Soluciones (SJN, por sus siglas en inglés), advierte que “el periodismo de soluciones invita a cuestionarnos constantemente cuál es el rol del periodismo en la sociedad”.

En este sentido, la caja de herramientas básica del periodismo de soluciones, explica algunas razones que te pueden motivar para que empieces a aplicar esta modalidad en tu ejercicio periodístico, mediante la que podrás difundir lecciones y generar conocimiento útil para personas en distintos contextos.

Aquí tres razones por las que deberías empezar en el periodismo de soluciones:

1. Simplemente es buen periodismo

El periodismo de soluciones no se conforma con contar los problemas, sino que se adentra en la búsqueda de personas o instituciones que tratan de responder a los mismos, de manera que se muestre la historia completa. Se pretende evitar resaltar cotidianamente los problemas e ignorar las respuestas, toda vez que así se corre el riesgo de transmitir la falsa sensación de que la gente no intenta solucionar las cosas o que no saben cómo hacerlo.

2. Puede captar el interés de la audiencia

La caja de herramientas de esta modalidad señala que “en general, las historias de soluciones están organizadas como una novela de misterio en orden inverso, parecida a lo que ocurre en series de televisión como CSI o House: alguien obtuvo resultados que son de interés periodístico. ¿Qué fue lo que hizo? ¿Qué fue lo que otros no hicieron? Si está bien implementado, este enfoque narrativo puede captar y mantener el interés de los lectores. Es más probable que las historias de soluciones sean compartidas en las redes sociales”.

3. Puede tener un impacto

El hecho que el periodismo de soluciones esté orientado a ser ese “perro guía” que muestra el camino que otras personas o instituciones han tomado para dar respuesta a problemas comunes, causa un impacto que se evidencia, por ejemplo, en la generación de conocimiento e intercambio de experiencias en torno a modelos que pueden cambiar aquello que no funciona. En general, “el periodismo orientado a soluciones puede generar conversaciones más constructivas y menos divisivas”, indica la caja de herramientas de este enfoque periodístico.

Sobre el proyecto de periodismo de soluciones en América Latina

La FNPI- Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano y la Red de Periodismo de Soluciones (SJN, por sus siglas en inglés) trabajan en alianza en un proyecto que busca formar e incentivar a los periodistas de América Latina a la aplicación del periodismo de soluciones, enfoque que busca investigar y narrar historias que aborden las respuestas que dan o podrían dar los ciudadanos e instituciones a problemas sociales en la región.

El proyecto, apoyado por la Fundación Tinker, contempla la difusión y apropiación de herramientas y guías, así como la realización de actividades de formación como talleres, seminarios virtuales y el desarrollo de espacios aprendizaje en las redacciones de algunos medios de comunicación de la región interesados experimentar con esta modalidad.

Comentarios

 

©FNPI 2019 - Todos los derechos reservados.