5 posibilidades para innovar desde el periodismo local

5 posibilidades para innovar desde el periodismo local

Los directores de tres medios nativos digitales hablaron en una charla virtual sobre algunas formas en las que el periodismo local puede aportar a la innovación, así como sobre consejos y mejores prácticas sobre modelos de negocios

Maritza Palma, Santiago Rey y Álvaro Levin participaron en la charla moderada por Ismael Nafría.
César López Linares

Cada vez son más los medios pequeños e independientes que demuestran que la innovación no es exclusiva de los grandes consorcios de medios que pueden costear nuevas tecnologías y sofisticadas coberturas.

Son varias las organizaciones de periodismo local en América Latina que desde su trinchera y en la medida de sus posibilidades aportan a la innovación en periodismo en la región, en aspectos como contenidos, narrativas, relación con la audiencia o modelos de negocio, entre otros.

Álvaro Levin, director de la revista digital especializada en deportes Zona Mixta (Uruguay); Maritza Palma, directora del medio nativo digital dedicado al periodismo de investigación y denuncia La Cola de Rata (Colombia); y Santiago Rey, editor de la plataforma digital de periodismo narrativo En Estos Días (Argentina), participaron en la charla virtual ¿Cómo innovar desde el periodismo local?, celebrada en noviembre de 2021, en la que hablaron sobre las experiencias de sus proyectos en la búsqueda de la innovación.

La conversación fue moderada por el periodista y consultor especializado en medios digitales Ismael Nafría y fue presentada por la Fundación Gabo en alianza con Google News Initiative, en el marco del Festival Gabo Nº 9.

A continuación, cinco de los puntos en los que, de acuerdo con los oradores, se puede lograr la innovación desde un medio digital con enfoque local.

1. Crear agendas alejadas de la homogeneidad de los medios generalistas

Los medios locales tienen especial oportunidad de desarrollar agendas distintas a los medios de alcance nacional, al no estar tan sujetos a presiones publicitarias o corporativas, considera Santiago Rey. Los medios con enfoque local tienen la mayor posibilidad de armar agendas ciudadanas o con enfoques en temas específicos, como derechos humanos.

“Si tenemos que repetir los cánones estéticos y de tratamiento informativo del sistema de medios tradicionales para intentar competir en esos mismos términos por las audiencias, vamos a hacer algo muy distinto a lo que nos propusimos cuando iniciamos este proyecto”, dijo Rey sobre En Estos Días.

Sin embargo, generar agendas propias con enfoque local implica en un inicio mayor dificultad para hacer crecer a la audiencia. Según la experiencia de En Estos Días, que nació en 2017 en la región de la Patagonia argentina, se debe primero consolidar una agenda local para después atrapar a una audiencia a través de esa agenda.

“No es una decisión menor porque implica también apostar por una construcción lenta [de audiencia] en relación a la generación de recursos para poderse sostener”, dijo Rey.

2. Abordar con profundidad temas que los grandes medios apenas tocan

Zona Mixta, cuyo contenido se difunde tanto en su sitio web como en un programa de radio universitario, tiene entre sus objetivos rescatar historias que tengan al deporte como hilo conductor y abordarlas con más profundidad de lo que lo hacen los grandes medios en sus secciones deportivas. 

“Tiene que ver con colocar dos o tres temas que son importantes y que en general en los medios con mayor audiencia no son historias que tengan lugar”, dijo Álvaro Levin. “Al mismo tiempo vamos haciendo una serie de contenidos y temáticas que claramente no aparecen en otros lados, y cuando logramos que esas historias tengan otro impacto en algunos otros medios es como un punto a favor”.

Como ejemplo, Levin contó que antes de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Zona Mixta publicó una entrevista a profundidad con los remeros uruguayos Bruno Cetraro y Felipe Klüver, quienes resultaron finalistas en su categoría en la competencia. La entrevista logró un alcance global cuando fue citada en una columna del periodista argentino Alejandro Wall en The Washington Post.

Los medios locales tienen mayor oportunidad de abordar contenidos a profundidad, al no estar sometidos a las dinámicas de las noticias de última hora y a la exigencia de inmediatez. El periodismo local puede apostar más por un análisis que dilucide la trascendencia de los hechos.

“Llegamos tarde a algunas noticias que son el boom hoy, pero llegamos tarde con un plus, que es poder contar más allá de simplemente lo que sucedió, poder contextualizarlo, analizarlo y profundizar en eso para ver más allá de lo aparente”, dijo Maritza Palma.

3. Usar al periodismo local como fractal del mundo

El periodismo local tiene la capacidad de visibilizar problemáticas de una región y elevar su debate a niveles más amplios. De acuerdo con los participantes de la charla, los periodistas de medios locales deberían buscar enfocarse en situaciones que se pudieran replicar en otras partes del país y del planeta.

“El periodismo local funciona como fractal del mundo”, dijo Palma. “Es un periodismo hecho desde la cercanía en donde, si bien hay una historia, un contexto y un lugar que es protagonista de la investigación, eso explica otras realidades globales”.

Según la directora de La Cola de Rata, una problemática se puede contextualizar y explicar a través de historias cercanas que logren crear una sensibilidad en el lector, cualquiera que sea el entorno de éste.

“Nuestra apuesta es justamente ese periodismo de cercanía pero que sigue siendo de interés global [...], que también importa a otras escalas”, dijo Palma.  

4. Recoger miradas diversas y únicas

Los periodistas regionales tienen mayor facilidad de entrar en contacto directo con comunidades y poblaciones que rara vez están en el radar de los medios generalistas. Esto les da la posibilidad de recoger perspectivas únicas.

“Es como ir literalmente a los lugares que no son tan protagónicos, que no son de fácil acceso y poder narrar desde ahí, desde esos territorios y desde esas miradas diversas que ofrecen pues las comunidades y las territorialidades”, dijo Palma, cuyo medio se enfoca en historias del Eje Cafetero de Colombia.

Para la periodista, hacer un periodismo descentralizado significa no solo desapegarse de las agendas nacionales, sino también de los enfoques municipales y regionales, para así enfocarse en territorios más acotados.

5. Convertir la necesidad en innovación

Los medios locales son frecuentemente los que más batallan para alcanzar la sostenibilidad financiera. Algunos, incluso, nunca lo logran. Los medios de Palma, Levin y Rey han probado diferentes modelos de negocio, algunos más exitosos que otros.

“El modelo de negocio [de Zona Mixta] de 2016 al día de hoy ha variado mucho porque por momentos hay ingresos, otros momentos no. Ha sido frustrante; nunca conseguimos un modelo de negocio estable y permanente”, dijo Levin.

Los tres medios han encontrado que la diversificación de fuentes de ingreso es el camino más viable de financiamiento para el periodismo local. 

¿Cómo puede un medio local lograr la sostenibilidad?

Santiago Rey dijo que antes de alcanzar la sostenibilidad financiera, los medios locales deben primero consolidar una propuesta de periodismo que les garantice crear una audiencia.

​​”Para quienes recién están comenzando, tienen que saber que lleva tiempo, que hay que consolidar un producto y hay que ser sostenibles en términos de convicción, de trabajar sobre esas agendas distintas”, dijo. “Hay años de vacío en términos de ingresos para luego sí, una vez consolidada la propuesta, poder buscar vías de financiamiento que son también no tradicionales”.

Los tres periodistas mencionaron algunas de las fuentes de ingresos que mejor funcionan para sus medios.

  1. Gestión de proyectos

Por más de siete años, La Cola de Rata ha sobrevivido principalmente con recursos propios de sus directores o con ingresos de proyectos paralelos. Pero en los últimos años, el medio ha encontrado en las metodologías de gestión de proyectos una forma eficiente de financiar sus investigaciones individualmente.

“Hemos apostado a pensar las investigaciones como proyectos de más largo aliento, de profundidad, y una vez tenemos definido cómo las queremos realizar y con qué enfoques, con qué comunidades y en qué tiempos, buscamos un financiador, preferiblemente que sea de nivel internacional”, explicó Palma.

La ventaja de obtener financiamiento de organismos internacionales es que son más imparciales que los nacionales y rara vez imponen limitaciones a nivel editorial, de acuerdo con la periodista.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Zona Mixta (@zonamixta_uy)

  1. Publicidad local

Aunque Zona Mixta se ha financiado principalmente a través de fondos concursables, para la cobertura de algunos eventos deportivos han conseguido acuerdos publicitarios con marcas locales. En su experiencia, los medios locales tienen oportunidad de establecer una relación más personal con anunciantes de la misma localidad. 

“Se genera un vínculo de cercanía, de confianza [con las marcas locales] porque claramente somos un medio chico y a las tres o cuatro personas que lo llevamos adelante nos conocen, entonces se genera un vínculo casi personal, que es importante”, dijo Levin.

  1. Cursos, talleres y eventos

En Estos Días es un proyecto de la Fundación de Periodismo Patagónico, cuya misión es promover y gestionar un mejor periodismo en la región de la Patagonia a través de espacios de formación. A través de la fundación, el medio ha encontrado su principal fuente de ingresos en proyectos de participaciones, convocatorias y subsidios. En 2021 ofreció un programa de capacitación de ocho talleres y tres clases magistrales 

“Ese programa de capacitación tiene financiamiento de organismos públicos y organismos internacionales y nos ha permitido también generar una base para el funcionamiento de la plataforma de periodismo narrativo En Estos Días”, contó Rey.

Actividades paralelas como el Festival de Periodismo Narrativo y Disidente, organizado por la Fundación de Periodismo Patagónico, permiten pagar las colaboraciones de quienes escriben en el portal, así como el salario de sus dos editores, explicó.

  1. Publicidad de aliados

Algunos medios independientes como La Cola de Rata optan por prescindir al 100 por ciento de la publicidad como fuente de ingreso, ya sea por garantizar su independencia editorial o por evitar que la experiencia de usuario en sus portales se vea afectada. 

Otros han logrado establecer acuerdos de publicidad no invasiva con empresas que empatizan con la filosofía o el enfoque del medio. Tal es el caso de En Estos Días, que cuenta con anunciantes a los que denomina “aliados”, que aceptan que sus anuncios no ocupen un lugar preponderante en el sitio.

“[Estos anunciantes] saben que van a aparecer dentro de nuestro sitio web como aliados y abajo de todo. No hay una irrupción estética dentro de los primeros scrolls de la página porque lo que estamos proponiéndoles es que acompañen a una propuesta periodística de periodismo literario con una narrativa distinta”, explicó Rey.

  1. El capital humano

No solo de ingresos monetarios vive una organización periodística. También los recursos humanos pueden ser de gran valía en la sostenibilidad de un medio local, ya sean voluntarios o no.

La Cola de Rata cuenta con una red de colaboradores que no forman parte de la nómina fija del medio pero que contribuyen a mantener la constancia de al menos tres publicaciones a la semana.

“Son personas que no hacen parte del equipo pero que le apuestan a la producción de contenidos tanto periodísticos como culturales y que creen en nuestro sitio”, dijo Palma. “Hemos llegado a tener hasta 100 personas que colaboran. También eso es ir generando una red en donde otros reconocen que el medio en efecto es para ellos y también es para evidenciar y visibilizar sus investigaciones y sus proyectos”.

Tres aprendizajes de medios de periodismo local

Maritza Palma, Álvaro Levin y Santiago Rey compartieron durante la charla algunas de las lecciones que han aprendido al practicar el periodismo local en sus respectivos medios.

  1. Las membresías no son para todos

Si bien muchos medios independientes han encontrado en las membresías y en los sistemas de suscripciones un músculo fuerte para lograr la sostenibilidad financiera, la realidad de los medios locales no siempre es tierra fértil para ese modelo de negocio.

Tanto Zona Mixta como La Cola de Rata y En Estos Días no descartan la posibilidad de incursionar en las membresías. Sin embargo, sus directores son conscientes de que este modelo demanda mucho tiempo y un equipo dedicado 100 por ciento a ello, además de que existe todavía la resistencia cultural de las audiencias a pagar por  contenido digital.

“Las membresías sí son posibles pero hay que fecundar muchísimo el terreno antes de lanzarse; si no, va a ser mucho tiempo, mucha energía y mucho trabajo tirados a la basura, porque justamente implica empezar un trabajo exclusivo con esas audiencias”, dijo Palma.

“La falta de tiempo, la dinámica de trabajo, la necesidad de otras innovaciones previas hace que sea muy difícil que podamos sentarnos a reunir el equipo y planificar qué es lo que vamos a proponer en el contexto de un sistema de membresías, o de sociedad, o de comunidad que queremos crear”, agregó Rey.

  1. La persistencia termina por dar frutos

El escenario para los medios con enfoque local no es sencillo ni muy alentador, particularmente en América Latina. Pero persistir y resistir al intentar echar andar un proyecto periodístico de este tipo termina generando cierta adhesión que le da fortaleza al trabajo, según compartió Levin.

“El mensaje es que a veces la insistencia termina siendo muy interesante porque se abren puertas que uno no se imagina”, dijo. “Es lo que parece más atractivo porque al presente le da como una incógnita que hace ver interesante al futuro”.

  1. Pasión no implica precarización

La pasión es lo que saca adelante a muchos proyectos periodísticos independientes ante situaciones adversas. Sin embargo, el periodismo local requiere unas condiciones mínimas para hacerse bien y para cumplir con su objetivo de aportar a las regiones en las que trabaja, dijo Palma.

“La pasión para hacer este ejercicio es fundamental. De hecho, a muchos medios nos sostiene justamente eso. Pero sí debemos cuestionarnos y problematizar seriamente todo el asunto de la auto precarización a la que llegamos en algunos momentos por sostener la pasión y por sostener este periodismo que creemos que es un bien social pero que sí necesita unas garantías”.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Zona Mixta (@zonamixta_uy)

Sobre este proyecto

La Fundación Gabo en alianza con Google News Initiative buscan descubrir, analizar y presentar las más valiosas iniciativas de innovación periodística que se están produciendo en Iberoamérica.

Puedes conocer más sobre esta iniciativa y compartir tus casos de innovación a través de este formulario

La selección de casos que se publican en este espacio está a cargo de Ismael Nafría (España), director de la revista National Geographic España, y Olga Lucía Lozano (Colombia), directora de En Modo P. La coordinación del proyecto desde la Fundación Gabo está a cargo de Karen De la Hoz, directora de comunicaciones.

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.