“El periodismo de soluciones en Latinoamérica debe contar los claroscuros”: Daniel Lizárraga
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram

“El periodismo de soluciones en Latinoamérica debe contar los claroscuros”: Daniel Lizárraga

Reflexiones de Daniel Lizárraga en el taller 'Investigando problemas y soluciones', que se realiza en Antigua Guatemala del 25 de febrero al 1 de marzo.
Daniel Lizárrga, coordinador de la Unidad de Investigaciones Periodísticas en Mexicanos Contra la Corrupción. Foto: Emmanuel Upegui / FNPI.
Carolina Gamazo

La historia de gobiernos fracasados y sociedades polarizadas en Latinoamérica hacen que el periodismo de soluciones deba ir de forma paulatina, contar siempre los claroscuros y fiscalizar rigurosamente las propuestas para solucionar problemas. Así lo expresó el periodista mexicano Daniel Lizárraga en una entrevista realizada durante el taller 'Investigando problemas y soluciones', organizado por la FNPI - Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano. para 17 periodistas centroamericanos en Antigua Guatemala.

¿Crees que se puede aplicar el periodismo de soluciones a los reportajes que estamos acostumbrados a realizar en Latinoamérica?

Yo creo que sí es posible, pero necesitamos tiempo para poderlo adaptar a nuestras realidades. Me parece que este tipo de periodismo en Estados Unidos parte de una realidad distinta a la nuestra. Los tipos de problemas son muy distintos. En consecuencia, el tipo de periodismo de soluciones que se puede hacer en Estados Unidos y el que se podría hacer en Latinoamérica tendían que, si bien perseguir lo mismo, quizás hacerlo con modelos diferentes, o de manera distintas.

¿Qué realidades cree que llevan a plantear un periodismo de soluciones diferente?  

En la gran mayoría de países de esta región tenemos dos características que complican este tipo de periodismo. Una es que en estos países, en general, tenemos una historia de Gobiernos fracasados. No importa su tendencia política. Sean de izquierdas, derechas, centro izquierda, ecologistas o socialdemócratas, tenemos una grave historia de corrupción, una larga lista de agravios. Y eso ha derivado a que, como segunda característica, en casi toda la Región tengamos sociedades polarizadas. Los que están a favor de, o en contra de, los que apoyan a alguien y los detractores. Entonces, al pensar en periodismo de soluciones, lo que podría pasar con el modelo que, entiendo, se aplica en Estados Unidos, es que quizá no tengamos tanta incidencia, porque el público te va a calificar como que apoyas a alguien o eres detractor. O, si lo haces de manera correcta, como lo hemos visto aquí estos días, el reportaje puede pasar por algo intrascendente, porque lo haces con claroscuros.

¿Qué métodos podríamos aplicar para realizar periodismo de soluciones con las características que mencionó de la Región?

Yo creo que el periodismo de soluciones es muy buena alternativa, me parece una excelente forma de replantear el periodismo en nuestra región. Mi postura es que lo debemos hacer de forma paulatina. Lo que se podría hacer cuando un gobierno determinado esté desarrollando un buen proyecto social, es ser claros en decir: es un buen proyecto social, pero es insuficiente. Y es insuficiente porque no puede abarcar a toda la población, porque no la va a abarcar nunca y porque, para cumplir con la meta que se propusieron, se necesitan 25 años y eso rebasa la administración que lo está proponiendo. Es decir, incluyendo los claroscuros.

¿Y puede confiar en que los Gobiernos de esta región pueden solucionar algo?

Creo que sí se puede confiar. Pero ponerlo de forma equilibrada. Si voy a decir que se va a dar un programa para los ancianos a través de financiamiento público, voy a tener que decir qué características o alcance tiene. Ver si el programa tiene el dinero para cubrir la cantidad de ancianos del país, medir el ritmo de avance, que tan rápido o lento van. O, si continúan a ese ritmo, cuánto tiempo se van a tardar en cubrir a toda la población. Porque, a lo mejor, ese programa rebasa las expectativas de quien lo propone, porque se va a ir y va a tener que llegar otro a continuarlo. Y contar qué va a pasar si gana otro partido y no lo sigue, o qué controles hay para que no se roben los recursos. Yo creo que sí se puede hacer periodismo de soluciones, pero necesitamos adaptarlo a nuestras circunstancias.

¿Con respecto a las investigaciones que estás acostumbrado a hacer, sobre corrupción o negligencias, de qué manera crees que se podría aplicar el periodismo de soluciones?

Lo podríamos hacer pensando en la gente, en nuestro público. Decirles qué pueden hacer ellos cuando nosotros descubrimos algo. Es decir, acompañar al periodismo de investigación de posibles soluciones. Yo sé que ese no es exactamente el concepto que estamos viendo, pero creo que le daría un giro distinto, al menos a lo que yo hago. Es decir, no solamente abrumar a la gente con decirle: “te robaron”, sino “tú ahora puedes ir a denunciarlo”. “Tú puedes hacer esto”, “puedes actuar de esta manera”, “qué puedo hacer yo para impedir que esto suceda”.

Por ejemplo, con el tema de Mi Edificio, en el que Mexicanos Contra la Corrupción descubrió negligencia en la construcción de edificios que llevó a la tragedia con el terremoto, ¿cómo se podría aplicar la fórmula que propone de periodismo de soluciones?

Este ejemplo es muy claro. La solución sería que la gente se ponga por encima de su propio Estado. Por ejemplo, si voy a comprar un apartamento, sea nuevo o viejo, tengo que pedirle al casero que muestre o me enseñe los planos, nosotros podemos contribuir en enseñarles cómo buscar en los registros públicos los permisos de suelo, de manera que puedan estar seguros de que el constructor cumplió con lo que marcaban las leyes.

¿Qué es para ti periodismo de investigación?, ¿Es el periodismo de soluciones periodismo de investigación?

Hay una vox populi que dice que todo periodismo debe ser de investigación, porque si no hay investigación no hay periodismo, toda la información debe ser investigada y sustentada. Pero en este cajón, o en este tipo o clasificación al que llamamos periodismo de investigación, entra un periodismo que trata de no poner la mirada en la inmediatez, sino en poner al descubierto algo que nadie sabe. Y para eso necesitas mucho tiempo y para hacerlo requiere de ciertos métodos o técnicas especializadas

¿Por qué a un medio le saldría rentable dedicar tanto tiempo y recursos en un tema de investigación?

Porque, a final de cuentas, ese tema va a marcar la diferencia. El problema de abandonar el periodismo de investigación es que te vuelves igual que todos. El modelo actual de periodismo está naufragando en todo el mundo, porque la gente está perdiendo la costumbre de ir al quiosco a comprar un periódico. Tenemos que encontrar motivaciones distintas para que la gente pague por la información. ¿Por qué tiene que pagar la gente por algo que puede ver en Twitter a lo largo del día? Y una alternativa para motivar a la gente es el periodismo de investigación, porque ahí hay una forma de poner al servicio de las audiencias algo distinto.

 

Sobre Daniel Lizárraga

Coordinador de la Unidad de Investigaciones Periodísticas en Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI). Ex subdirector y fundador de Animal Político. Hasta marzo del 2016 fue coordinador de investigaciones especiales en Aristegui Noticias y de la Primera Emisión de Noticias MVS conducida por Carmen Aristegui. Este equipo recibió el premio de periodismo internacional 2017 del International Center for Journalist.  

En 2017, con el equipo de MCCI ganó el primer y segundo lugar en el Premio Alemán de Periodismo por las coberturas en torno al caso Odebrecht y sobre el sistema de espionaje Pegasus, en México.

Coautor del reportaje La Casa Blanca de Peña Nieto,  ganador de los premios Nacional de Periodismo en México, Gabriel García Márquez a mejor cobertura y Premio Latinoamericano de Periodismo de Investigación (COLPIN), además seleccionado como uno de los 12 mejores trabajos en la Conferencia Global de Periodismo de Investigación realizada en Noruega en 2015.

Sobre el taller Investigando problemas y soluciones

Es convocado por la FNPI - Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, con apoyo de Open Society Foundations. Se realiza en Antigua Guatemala del 25 de febrero al 1 de marzo de 2019, con la participación de 17 periodistas de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, y la dirección de Daniel Lizárraga y Tina Rosenberg.