Cubrir huelgas de maestros: seis claves para periodistas
20 de Febrero de 2019

Cubrir huelgas de maestros: seis claves para periodistas

Fueron formulados por la editora de Journalist’s Resource.
Fotografía: asamblea de docentes en Santa Catarina, Brasil. Vitor Marinho en Flickr | Usada bajo licencia Creative Commons
Red Ética

Los paros convocados por los sindicatos de maestros no son eventos extraños en toda América. Y suelen aumentar en su frecuencia tras un cambio de gobierno.

En Colombia, tanto estudiantes como maestros han salido a las calles a protestar recientemente para exigir un mayor presupuesto para las universidades públicas. En Estados Unidos, los maestros de las escuelas primarias y secundarias en California han detenido sus actividades durante semanas para exigir mejores condiciones laborales.  

A propósito de esta coyuntura la Education Writers Association (Asociación de Escritores de Educación de los Estados Unidos) ha convocado a un seminario web en el que cuatro expertos responderán a preguntas como ¿qué nuevos ángulos pueden aportar los periodistas para profundizar la comprensión pública?

Simultáneamente, Denise-Marie Ordway, periodista especializada en temas educativos y editora en jefe del portal Journalist’s Resource, acaba de publicar un breve artículo con seis recomendaciones para periodistas que cubren paros o huelgas de maestros. Aunque están pensadas en el contexto norteamericano, pueden resultar útiles para reporteros de toda Iberoamérica, por lo cual las resumimos aquí:

1. Recuerde que no todos los maestros son miembros de un sindicato

Muchos maestros de escuelas públicas no se unen a sindicatos. De hecho, la proporción de maestros que son miembros de un sindicato u otra asociación de empleados está disminuyendo, al menos en Estados Unidos. Menos del 70 por ciento de los maestros de escuelas públicas fueron miembros en 2015-16, el año más reciente del cual el Departamento de Educación de los Estados Unidos (USDOE) tiene datos. Eso es un descenso del 76.4 por ciento en 2007-08 y del 79.1 por ciento en 1999-2000.

Dato interesante: los maestros con mayor probabilidad de afiliarse a sindicatos, de acuerdo con el USDOE, son maestros de escuela intermedia y quienes trabajan en escuelas de las comunidades más ricas.

2. Trate de conocer a personas en diferentes niveles del liderazgo sindical

Desarrolle relaciones con personas en posiciones de liderazgo dentro del sindicato local de maestros, así como con el sindicato estatal y nacional de docentes. Pueden ayudarlo a comprender diferentes perspectivas sobre el mismo tema. Por ejemplo, si está cubriendo las negociaciones salariales de los maestros en un distrito escolar local, los líderes sindicales locales pueden hablar sobre los problemas dentro del distrito, los cambios que les gustaría ver y la manera en que las negociaciones de contratos avanzan sin problemas. También pueden ayudarlo a concertar entrevistas con los maestros locales. Mientras tanto, alguien en el liderazgo a nivel estatal puede ofrecer una visión amplia de cómo van las negociaciones de contratos en todo el estado y cómo se comparan las experiencias del sindicato local con otros distritos.

Tenga en cuenta que los líderes sindicales a nivel estatal y nacional tienden a recibir más capacitación en el manejo de los medios. Es posible que tengan mayor disponibilidad para responder a las preguntas de los reporteros y cuenten con la información antes de que un reportero la solicite. Pero también pueden ser muy inteligentes al usar los medios de comunicación para promover un determinado mensaje o causa.

3. Familiarícese con los sistemas de pago de maestros

Los sindicatos de docentes dedican mucho tiempo y energía a negociar la compensación salarial. Es importante que los reporteros entiendan cómo los maestros ganan dinero para poder poner en perspectiva las demandas sindicales y los procesos de negociación. Los reporteros también deben entender los términos clave para que puedan diferenciar, por ejemplo, lo que es un aumento “de paso” y un aumento de salario "general".

En general, los maestros reciben un salario base anual, pero los distritos escolares también ofrecen a los educadores otras oportunidades para ganar dinero. Dependiendo del distrito, los maestros pueden recibir aumentos de múltiples maneras. Los distritos suelen permitir que los maestros, cuyos salarios se basan en años de experiencia, suban un escalón del programa de salarios para reconocer la finalización de un año adicional de servicio al distrito. Este aumento en el salario es un "aumento escalonado". Otra forma en que un maestro puede ganar un salario base más alto es completando un grado avanzado, como una maestría o un doctorado.

Además de los aumentos, algunos distritos ofrecen a los maestros dinero extra si aceptan asumir roles y responsabilidades adicionales. Otros, dan bonos basados ​​en el rendimiento. A menudo, también ofrecen lo que se denomina pago “suplementario” a los educadores que entrenan un deporte de equipo o patrocinan una organización estudiantil.

4. Averigüe si su gobierno prohíbe que los maestros vayan a la huelga

En la mayoría de los estados de los Estados Unidos, es ilegal que los maestros de escuelas públicas hagan huelga. Alaska, California, Colorado y Ohio se encuentran entre los pocos estados que lo permiten.

Algunos estados prohíben que los maestros de escuelas públicas negocien con sus empleadores, mientras que hay otros que han adoptado leyes que permiten negociaciones colectivas con sus maestros. Este contexto legal puede afectar significativamente el enfoque que los reporteros pueden darle a la huelga.

5. Preste atención a cómo los sindicatos de docentes ejercen influencia política

Los sindicatos de docentes contribuyen a campañas de candidatos políticos y gastan una gran cantidad de dinero en cabildeo. Los reporteros deben monitorear cuánto donan y gastan los sindicatos de maestros en este tipo de actividades.

En Estados Unidos, los sindicatos de docentes, especialmente la Asociación Nacional de Educación y la Federación Estadounidense de Maestros, han "incrementado constantemente su participación política", según el Centro para la Política Responsable. De hecho, los maestros "están entre las organizaciones que más dinero aportan a los candidatos y grupos políticos", con donaciones que totalizaron aproximadamente $32 millones de dólares en 2016.

6. Investigue las políticas que rigen la disciplina docente y los despidos

Asegúrese de entender qué tipo de comportamiento puede hacer que un maestro sea disciplinado o despedido en su institución, y cómo las reglas pueden diferir para los maestros sin experiencia, los maestros que son nuevos en el distrito escolar y los educadores veteranos. También es importante comprender cómo funciona el proceso disciplinario, qué papel desempeñan los sindicatos de docentes y qué registros y otros documentos están abiertos al público.

Verifique qué agencias gubernamentales publican informes de investigación y registros relacionados. Por ejemplo, el Departamento de Educación de Florida mantiene una base de datos pública y accesible de registros relacionados con las acciones que el estado ha tomado en contra de la licencia profesional de un maestro, incluidas las cartas de amonestación, multas y revocación permanente.

Comentarios