Cubrir catástrofes aéreas: consejos para periodistas
29 de Noviembre de 2016

Cubrir catástrofes aéreas: consejos para periodistas

Tras el accidente del avión en el que viajaba el equipo de fútbol brasileño Chapecoense hacia la ciudad de Medellín, donde hasta el momento han fallecido 75 personas, compartimos consejos útiles para periodistas cubriendo la tragedia.
Red Ética FNPI

Tras el accidente del avión en el que viajaba el equipo de fútbol brasileño Chapecoense hacia la ciudad de Medellín, donde hasta el momento han fallecido 75 personas, compartimos consejos útiles para periodistas cubriendo la tragedia.

Los consejos han sido extraídos de la guía Tragedias y Periodistas, publicada en 2003 por el Centro Dart para Periodismo y Trauma, una institución adscrita a la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia, dedicada a ayudar a los periodistas que deben enfrentar eventos de gran tensión psicológica.

También recomendamos la lectura del documento titulado Informar sobre accidentes aéreos. Guía para periodistas, elaborado por el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC), el cual contiene un completo capítulo dedicado exclusivamente a la ética y responsabilidad social en estas delicadas situaciones.

Los reporteros, editores, periodistas y equipos de noticias están involucrados en la cobertura de muchas tragedias en el transcurso de sus vidas; desde guerras, ataques terroristas y accidentes de aviación, hasta desastres naturales, incendios y asesinatos. Todas éstas teniendo víctimas, y afectando a varias comunidades, y creando memorias que perdurarán toda la vida”, afirman Joe Hight y Frank Smyth, autores de la guía, añadiendo que “para realizar una cobertura eficaz de tragedias de gran magnitud, los periodistas deben considerar tres áreas importantes: las víctimas, la comunidad y los propios periodistas”.

Consejos para entrevistar a las víctimas:

1. En todo momento trate a las víctimas con dignidad y respeto — de la misma manera en que le gustaría ser tratado si usted se encontrara en la misma situación. Los periodistas siempre buscan la oportunidad de acercase a los sobrevivientes de la tragedia, sin embargo, deben hacerlo con sensibilidad y reconociendo el momento y la manera más apropiada.

2. Identifíquese claramente en el momento de la entrevista: “Yo soy Joe Hight del The Oklahoman y estoy realizando un reportaje sobre la vida de Jessica”. No se sorprenda si la primera reacción que reciba es dura, especialmente por parte de los padres de los niños que fueron víctimas de la tragedia. Si esta situación ocurre nunca responda reaccionando con dureza.

3. Nunca abrume a la persona que está entrevistando; haga preguntas con tacto al principio de la entrevista. Comience con preguntas como, “¿Puede decirme algo acerca de la vida de Juan?” o, “¿Cuáles eran las actividades preferidas de Juan? ¿Cuáles eran sus pasatiempos favoritos?” Después escuche con detenimiento. El peor error que un reportero puede cometer es hablar en demasía.

Consejos para escribir sobre las víctimas:

1. Siempre reporte con veracidad. Consulte con la víctima o su representante para verificar que los nombres estén correctamente escritos, y los hechos y las citas debidamente detalladas. La razón: Cuando hable con la víctima por primera vez, él o ella tal vez se encuentre distraído o aturdido por los acontecimientos. Al revisar por segunda vez su información asegure la veracidad de la historia. También puede proveerle con información adicional y citas que pueda usar.

2. Evite usar detalles sangrientos o escabrosos a cerca de la muerte de la víctima que sean innecesarios. Pregúntese usted mismo si las imágenes son pertinentes para la historia o provocaran un daño innecesario a algunos lectores o miembros de la audiencia televisiva.

3. También, elimine palabras y términos como “descanse en paz” o “una comunidad sacudida por la tragedia llora la muerte de”. Use palabras simples y claras como los buenos escritores lo hacen en cualquier historia.

Consejos para la cobertura de eventos traumáticos en su comunidad:

1. Tenga presente el hecho de que la cobertura de un evento traumático tendrá un impacto en sus lectores, audiencia u oyentes de radio. Recuerde que el tono que decida usar en la cobertura puede influir el tono de la reacción al acontecimiento en la comunidad. Por lo tanto, intente establecer ciertos lineamientos que afecten su cobertura: Por ejemplo, considere cubrir los servicios conmemorativos de la muerte de las víctimas que sean públicos, en vez de cubrir funerales privados. Y, si usted decide cubrir funerales privados, llame a la casa funeraria para asegurarse de que su presencia no causará ninguna molestia.

2. Escriba historias a cerca de la vida de las víctimas y el efecto que su vidas tuvieron en la comunidad. Estas suelen ser historias breves sobre las víctimas, sus pasatiempos favoritos, aquello que los hacia especial como persona y el efecto que su muerte genera en la comunidad. En muchas ocasiones, los familiares de las víctimas desean hablar con los reporteros cuando saben que éstos tienen la intención de escribir este tipo de reportaje.

3. De manera constante, pregúntese: ¿Qué es lo que el público necesita saber y qué cantidad de cobertura puede cumplir este objetivo? ¿Hasta qué punto un medio de comunicación se encapricha con una historia que no es de interés público?

Consejos para tener un mejor cuidado de sí mismo:

1. Conozca sus límites. Si le ha sido asignado un reportaje problemático con el cual no se sienta cómodo, educadamente comparta sus preocupaciones con su supervisor. Explíquele a éste que tal vez usted no sea la persona más apropiada para esta asignación.

2. Intente tomar descansos. Unos minutos o algunas horas lejos del lugar puede ayudarle a liberar su estrés.

3. Encuentre alguien con quien pueda compartir este tipo de experiencias, una persona que le preste atención y sea sensible. Puede ser un editor o un colega, pero lo más importante es encontrar a alguien en quien usted confíe y no emita juicios de valor sobre usted. Tal vez ese alguien pueda ser una persona que ha pasado por situaciones similares.

Consejos para reporteros gráficos que cubren tragedias:

1. Entienda que tal vez usted sea el primero en llegar al lugar de los hechos. Tal vez enfrente situaciones peligrosas y reacciones violentas por parte de la fuerza policial o del mismo público. Mantenga la calma y la concentración durante todo el proceso de cobertura. Tenga presente que una cámara no le va a prevenir de una lesión.

2. Trate a cada una de las víctimas de una tragedia con dignidad y respeto. No reaccione con dureza. Identifíquese cortesmente con la persona antes de pedirle información.

3. Usted puede registrar muchas imágenes sangrientas durante una tragedia. Pregúntese si éstas son lo suficientemente importantes históricamente o demasiado gráficas para sus lectores o audiencia.

4. Haga todo lo posible para no violar el sufrimiento de cada persona. Esto no significa que usted no tome fotografías de emociones en los lugares públicos. Sin embargo no se entrometa en la propiedad privada o perturbe a las víctimas durante el proceso de sufrimiento.

Consejos para aquellos que dirigen equipos que cubren eventos traumáticos:

1. Recuerde que cualquier miembro de su sala de redacción puede reaccionar de una manera distinta ante una situación traumática. A algunos les puede afectar inmediatamente, mientras que para otros la reacción puede tomar días, semanas, meses y aun años. Aquellos que aparentan no haber sido afectados puedan ser los que más resientan el efecto de la experiencia. Otros pueden haber desarrollado formas de protección que les permitan contender con la tragedia y sufrir efectos mínimos.

2. Designe a una persona para que esté pendiente del bienestar de los miembros del grupo y tenga la capacidad de hacer recomendaciones sobre los posibles problemas. Ofrezca orientación individual. También, planee reuniones generales para explicar a los miembros de su equipo los recursos, el tono de la cobertura, y lo que pueden hacer para ayudarse a sí mismos y a sus colegas. Nunca espere que los miembros de su equipo revelen detalles íntimos durante estas juntas.

3. Distribuya correos electrónicos y memoranda que ofrezcan palabras de apoyo; reconocimiento de que su trabajo está teniendo un impacto en la comunidad; consejos para aliviar el estrés; y cartas que los lectores escriben comentando a cerca de la cobertura. Algunos ejemplos después del 11 de septiembre incluyen memos como el de William E. Schmidt, editor asociado del New York Times, y los siguientes extractos del memo escrito por Henry Freeman, editor de The Journal News en White Plains, N.Y.:

“Nosotros cubriremos las noticias, y continuaremos desempeñando nuestras obligaciones con los estándares periodísticos más altos. Nuestros lectores nos necesitan hoy más que nunca. Lo que hagamos día a día es muy importante, especialmente ahora”.

“Pero también es muy importante que se cuiden a sí mismos y entre ustedes”.

“Gracias por darme el privilegio y honor de ser su editor”.

 

Conozca la guía completa aquí.

Card

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.