13 principios del nuevo, nuevo periodismo según Borja Echevarría
12 de Diciembre de 2016

13 principios del nuevo, nuevo periodismo según Borja Echevarría

Las reflexiones de Borja Echevarría en Bogotá.
Red Ética FNPI

Los medios frente a la postverdad fue el principal tema abordado en el marco del XIV Encuentro de Directores y Editores de Medios y Organizaciones de Periodismo, realizado por la FNPI el pasado 6 de diciembre en la sede de Andiarios, con el apoyo de los grupos Sura y Bancolombia, aliados de la FNPI en el Programa de Ética Periodística y Sostenibilidad de los Medios.

Allí, el Vicepresidente de Noticias y Director Editorial de Univisión Digital, Borja Echevarría, estuvo a cargo de la exposición inicial que dio paso a la mesa redonda dedicada a debatir el rol del periodismo colombiano ante los retos que se plantean con la polarización política y los problemas de construcción de paz en el postconflicto.

Titulada ‘2016, el antes y el después de Trump para el periodismo’, la presentación de Echevarría estuvo dividida en tres partes. En la primera, analizó qué fue lo que pasó el 8 de noviembre, día de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, desde el punto de vista de la prensa. En la segunda, reflexionó sobre qué fue lo que hicieron mal los medios de comunicación durante su cubrimiento de las elecciones. Y finalmente, realizó “13 propuestas de un nuevo, nuevo periodismo” para afrontar este escenario de verdad, mentiras y redes sociales (citando a Margaret Sullivan, periodista del Washington Post, como responsable de esta definición).

“El mayor engagement que tuvieron las noticias falsas a medida que se acercaba el día de las elecciones representa un reto para el periodismo. Facebook está construido para compartir contenidos, sin importar si son verdaderos o falsos. Ellos son una plataforma de publicidad, no una empresa periodística. No están interesados en respetar estándares periodísticos”, advirtió Echevarría.

Este gráfico publicado por BuzzFeed muestra el dramático poder de las noticias falsas en la actualidad, según expuso Echevarría.

Respecto a qué sucedió el 8 de noviembre, Echevarría sostuvo que la victoria de Trump confirmó la pérdida de influencia y poder de los medios del periodismo tradicional, pues cada vez tiene menos control de la distribución de la información, e incluso, sobre de la creación de contenidos. Adicionalmente, las elecciones dejaron en evidencia que las audiencias están metidas en burbujas y se informan a través de nuevos canales que estaban fuera del radar para los periodistas. En consecuencia, esto hizo palpables la debilidad de la prensa local, la poca preparación de los periodistas para este nuevo escenario, y el dominio de un nuevo medio de comunicación (así ellos no lo quieran admitir así): Facebook.

Sobre los errores cometidos por la prensa, Borja señaló que los medios terminaron dándole demasiado espacio gratuito a Donald Trump en la televisión, con cada declaración explosiva que lanzaba. También estuvo mal la fe ciega en las predicciones y las encuestas, que al final no acertaron. Para él duró demasiado la equidistancia, es decir, los medios tardaron mucho en llamar mentiroso a Trump cuando mentía. Tampoco entendimos el mundo y las dinámicas de Facebook como nuevo lugar de circulación de la información. No explicamos suficientemente aquella ‘otra’ América que tenía un interés genuino por las propuestas de Trump, y para el caso de Univisión, sobrevaloraron el poder del voto latino.

13 propuestas para un nuevo, nuevo periodismo

1. Hacer más periodismo, más fact-checking, ofrecer más verdad.

2. Escuchar más y romper las burbujas. Comprender a las’otras’ audiencias.

3. Dar lugar a redacciones diversas ideológicamente, abiertas y flexibles.

4. Trabajar en proyectos colaborativos (como sucedió con los Panama Papers).

5. Usar un lenguaje más cercano y real.

6. Ser transparentes frente al lector/espectador (explicarles por qué nos equivocamos).

7. Abordar las historias en tres partes (decidir el enfoque, ejecutar la historia, pensar en cómo distribuirla).

8. Decidir qué no vamos a cubrir (temas que no valen la pena, aunque parezcan importantes).

9. Y cubrir esa otra realidad: la vida digital (en especial el mundo de Facebook).

10. Poner a la audiencia en el centro. Recordar que el periodismo es un servicio público que debe generar confianza.

11. No olvidar que el periodismo es contexto, contexto, contexto.

12. No normalizar la situación (la cobertura crítica no acaba con la victoria de Trump).

13. Y aprender de otras experiencias (países como Venezuela ya vivieron el ascenso de líderes populistas)

Echevarría finalizó invitando a los presentes a comenzar los cambios rompiendo los guetos en las redacciones, haciéndolas más diversas ideológicamente. La apertura también debe suceder para poder traer innovación a las salas de redacción, involucrando a las universidades y a profesionales pertenecientes a otras disciplinas diferentes al periodismo. “Necesitamos hacer que nuestro mensaje sea más comprensible, sin abaratarlo”, concluyó.

 

©Fundación Gabo 2020 - Todos los derechos reservados.