“The Times” será investigado por interceptar correos electrónicos
12 de Abril de 2012

“The Times” será investigado por interceptar correos electrónicos

¿Cuáles son los riesgos de utilizar mensajes de correo electrónico que han sido interceptados como fuente de información para un reportaje periodístico?
Red Ética

El escándalo por las interceptaciones telefónicas que obligó a cerrar al diario británico sensacionalista “News Of The World” adquirió hoy una nueva dimensión cuando Scotland Yard anunció una nueva investigación contra el tradicional rotativo londinense “The Times”.

De acuerdo a las primeras indagaciones, el ahora ex reportero del Times, Patrick Foster, accedió de forma ilegal en el año 2009 a la cuenta de correo electrónico del detective y bloguero Richard Horton, conocido entonces en Reino Unido por su ya eliminado blog Night Jack.

La historia tomó un nuevo aire hoy cuando el diputado Tom Watson, miembro del Comité parlamentario de Cultura, Medios y Deportes del Parlamento, publicó en su página de internet una carta de respuesta en la que la Policía Metropolitana de Londres confirma que está haciéndole un seguimiento a sus denuncias.

Según admitió el diario en un artículo publicado el año pasado, Foster estaba haciéndole seguimiento a la carrera de Horton porque publicaba en su blog información sobre la forma en que se trabajaba al interior de las autoridades de seguridad inglesas.

La noticia es importante porque “The Times”, propiedad del grupo News International de Rupert Murdoch, es uno de los periódicos más respetados en Inglaterra y porque esto cambia el curso de las investigaciones. Hasta el momento, el escándalo se había enfocado en reporteros de los tabloides de Murdoch que habían interceptado las líneas telefónicas de celebridades y políticos. Ahora la investigación incluirá la violación de cuentas de correo electrónico.

Para debatir:

¿Cuáles son los riesgos de utilizar mensajes de correo electrónico que han sido interceptados como fuente de información para un reportaje periodístico?

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.