Qué tienen que ver los nuevos drones de Amazon con el periodismo
3 de Diciembre de 2013

Qué tienen que ver los nuevos drones de Amazon con el periodismo

El anuncio de Amazon fue portada en la mayoría de medios de comunicación del mundo esta semana.
Foto: Amazon Prime Air
Red Ética

El anuncio hecho por Amazon sobre la posible utilización de drones para entregar pedidos dentro de cinco años fue portada en la mayoría de medios de comunicación del mundo esta semana.

El gigante del “retail” por internet, fundado por el ahora dueño del diario The Washington Post Jeff Bezzos, afirmó que ya está experimentando con pequeños robotos voladores para que en un cercano futuro las compras sean entregadas en la puerta de la casa de los clientes en tiempos inferiores a media hora luego de que se produzca el clic en el botón de “chek-out”.

Sin embargo, la noticia ha venido acompañada por un intenso debate respecto a las implicaciones que el uso de estos drones tendría en la privacidad y seguridad de los clientes de Amazon. Bill Gates, por ejemplo, se ha manifestado a favor de la idea.

¿Qué sucede si uno de estos drones choca contra una casa? ¿Quién debe responder si cae sobre una persona matándola o causándole serias lesiones? ¿Podrían estos drones ser derribados por personas que quieran robar los productos transportados por ellos?

Las inquietudes son muchas. Pero uno de los sectores más preocupados con el anuncio es el de los periodistas, pues es la empresa fundada por el nuevo dueño de uno de los diarios más tradicionales de Estados Unidos quien lidera la iniciativa.

Ya están entre nosotros

El uso de drones en el periodismo se ha incentivado en la última década, alentado principalmente por programas como el Missouri Drone Journalism Program y el Drone Journalism Lab, donde se forma a estudiantes de comunicación para que usen robots voladores en labores de reportería que serían de difícil acceso para un periodista de carne y hueso.

Pero los robots periodistas ya están ocupando puestos también en las salas de redacción, elaborando principalmente noticias de deportes y economía, como es el caso de Narrative Science, un software capaz de escribir noticias empleando información estadística que es ingresada a su sistema operativo.

El asunto de los robots haciendo labores periodísticas ya empieza a inquietar a los periodistas iberoamericanos, que expresaron sus preocupaciones en uno de los tuitdebates realizados recientemente por la Red Ética Segura de la FNPI.

“Una buena historia permite que el lector vea, escuche y huela. Un robot no podría escribir sobre sensaciones”, dijo en el tuitdebate @surdaneta.

Los robots también han sido motivo de reflexión en el Consultorio Ético de la FNPI, donde el maestro Javier Darío Restrepo ha respondido compartiendo su equilibrado punto de vista sobre un tema tan delicado.

“Los robots, lo mismo que el llamado periodismo ciudadano, tienen una aplicación provechosa para los periodistas profesionales: están poniendo en evidencia actividades que, aunque usualmente desempeñadas por los periodistas, no son esencialmente periodísticas. En otras palabras, los robots hacen y muestran lo que el periodista no debe considerar esencial para su profesión”, concluye Restrepo.

Reacciones

Al día siguiente de la publicación de este artículo, varios de nuestros lectores nos señalaron la importancia de mencionar una noticia publicada por el Huffington Post, según la cual la primera víctima de los drones de Amazon era la credibilidad de medios como CBS y el programa 60 Minutes.

¿Por qué?… de acuerdo a Dan Lyons, autor del artículo, el reportaje sobre los drones de Jeff Bezos era en realidad una estrategia de marketing para mejorar la imagen de Amazon justo en el día conocido como “CyberMonday”, una de las fechas del año en que las tiendas online reportan mayores cifras de ventas.

“Amazon logró, de alguna manera, crear un comercial de televisión de 14 minutos que le salió gratis justo en el día cuando todo el mundo hace sus compras navideñas”, afirma Lyons.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.