Prensa española vuelve a debatir sobre prohibir anuncios de prostitución
2 de Enero de 2013

Prensa española vuelve a debatir sobre prohibir anuncios de prostitución

Para diarios como El País, este tipo de avisos le reportaron ingresos por 112.000 euros al mes durante el año pasado.
Red Ética

“Si bien hasta ahora el diario había mantenido este tipo de anuncios, finalmente se ha optado por dejar de publicarlos a partir de hoy, aprovechando la reordenación que se ha hecho también por otros motivos de la sección de Anuncios Clasificados“, asegura el diario en el comunicado traducido al español por el blog de periodismo 223 grados.

De acuerdo a lo explicado por los editores de El Punt Avui en su página web, fueron las protestas de los mismos lectores las que motivaron que se eliminaran estos anuncios del periódico.

Aunque desde hace seis años se viene debatiendo con frecuencia en España sobre la posibilidad de prohibir los anuncios que ofrezcan servicios sexuales en las páginas de la prensa, la idea no ha tenido mayor acogida. Para diarios como El País, este tipo de avisos le reportaron ingresos por 112.000 euros al mes durante el año pasado. A propósito, hace dos años, El País le dedicó este completo reportaje al tema.

Los principales opositores a la iniciativa son los miembros de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), quienes argumentan que una prohibición así complicaría aún más la situación económica del gremio, que tuvo que despedir a casi 4.000 periodistas durante el 2012.

Por el contrario, la FAPE, Federación de Asociaciones de Asociaciones de Periodistas de España, se ha mostrado a favor de la prohibición de estos clasificados, también conocidos como “anuncios de contactos”.

De acuerdo a quienes defienden la idea, los avisos son una forma de promover la trata de blancas, colaborando con las mafias y apoyando el estereotipo de imagen femenina que muestran las fotografías que suelen acompañar estos anuncios.

A su turno, el Consejo de Estado español se pronunció en el 2011 con este fallo en el que no prohibía la publicidad de prostitución en la prensa, pero sí recomendaba a los diarios encontrar un mecanismo de autorregulación donde pudieran debatir formas de irla disminuyendo hasta eliminarla por completo de sus páginas.

A nivel latinoamericano, Argentina fue el país pionero hace dos años en prohibir este tipo de publicidad, de acuerdo a un decreto promovido por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En el Consultorio Ético de la FNPI no hemos recibido preguntas específicamente sobre los anuncios de prostitución en medios de comunicación, aunque sí han sido numerosas las relacionadas con la responsabilidad de los medios respecto al contenido de la publicidad que emiten.

Al respecto, Javier Darío Restrepo afirma que “es común en los Manuales de Redacción la consideración de la publicidad como un material que debe manejarse, en materia de veracidad, con el mismo cuidado que las noticias. Por consiguiente las afirmaciones contenidas en la publicidad deben ser examinadas en cuanto a exactitud y objetividad informativa, como las noticias”.

©Fundación Gabo 2020 - Todos los derechos reservados.