Ocho principios para un mejor periodismo en tiempos de polarización
23 de Octubre de 2018

Ocho principios para un mejor periodismo en tiempos de polarización

Fueron formulados por María Teresa Ronderos, directora del Programa de Periodismo Independiente en Open Society Foundations.
Fotografía: Thommas86 en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons
María Teresa Ronderos

El reverendo Harold Good, un ministro metodista irlandés que fue un protagonista vital en el proceso de paz de Irlanda del Norte, dijo en una conferencia en Belfast en agosto que la mejor manera de construir puentes entre los opositores es a través de los cuatro Ts: Tea, Talk, Truth and Trust (en español serían Té, Conversar, Verdad y Confianza).

Esta lección también es relevante para los periodistas en la era digital.

Los algoritmos de exclusión están fragmentando la opinión pública en grupos cada vez más aislados. Estos grupos son fácilmente enfrentados entre sí por una política de miedo bien planificada. En este contexto, las historias indispensables producidas por periodistas independientes tienen dificultades para captar audiencias a través de las divisiones ideológicas, sociales, religiosas, geográficas y étnicas.

Entonces, ¿cómo pueden los periodistas involucrar al “otro” en historias que nos importan profundamente a todos? Aquí hay ocho recomendaciones prácticas de psicólogos sociales y otros investigadores sobre cómo alcanzar a su audiencia diciendo la verdad y generando confianza en el periodismo:

1. Comprenda cómo la información en internet es manipulada por actores malintencionados. Se disfrazan, polarizan, acosan, desacreditan y apelan a las emociones y teorías de la conspiración. Conocer estos trucos evita que los periodistas difundan sin saberlo noticias falsas. También los hace más conscientes de los peligros de usar estos métodos. Para un curso intensivo sobre cómo funciona esto, pruebe este maravilloso juego desarrollado por DROG, un equipo multidisciplinario de académicos y periodistas.

2. Para aumentar la credibilidad, intente exponer a su audiencia a noticias similares en múltiples lugares. Si publica los resultados de una investigación reveladora, que a muchas personas les puede resultar difícil de creer, cree diferentes versiones de la historia desde varios ángulos y hágala circular por diversos canales. Adapte las historias a las audiencias específicas de esas plataformas. Escucha sus respuestas.

3. Proporcione detalles para desacreditar la desinformación. Cuente historias de una manera en que las personas puedan examinar y contradecir. Según Sally Chan y otros investigadores de EE. UU., si una historia intenta desmentir una noticia generalizada, inexacta o un mito popular, ofrecer evidencia detallada que desafíe la información errónea "aumenta el poder de los esfuerzos correctivos".

4. Supongamos que su investigación muestra que un funcionario público en su país es responsable de las infracciones graves, pero sabe que la mitad de la población simplemente no creerá ninguna evidencia perjudicial contra él. ¿Qué hacer? El psicólogo social de la Universidad de Oxford, Sander van der Linden, recomienda hacer "pre-bunking" (pre-desmentir). Anticipe las respuestas que dará la persona señalada y advierta a su audiencia cómo podría a ser engañada. "Desmentir la respuesta incluso antes de que se publique podría aumentar el uso crítico de los medios", dice. Otra forma de prevenir a las personas contra la propaganda es usar la sátira y mostrarles lo ridículo que es la respuesta del acusado.

5. Si está publicando en un medio de comunicación con una postura política definida y desea cruzar la brecha, proporcione una puerta de entrada para las audiencias que no comparten el punto de vista de su medio. Comience su historia repitiendo lo que ellos creen que es verdadero (o falso) y luego exponga su punto de vista. De esta manera, al menos tu historia tiene una oportunidad de diálogo con "el otro", dice Van der Linden.

6. Si espera una reacción violenta a una historia, una fuerzas con medios de comunicación de diferentes vertientes políticas y geografías. Durante la campaña electoral mexicana, por ejemplo, cuando las tensiones aumentaron, casi 90 medios de comunicación locales y nacionales realizaron una labor de verificación de datos que llamaron Verificado 2018. “Cuando llegaron las elecciones, la gente realmente confiaba en nosotros”, dice Daniel Moreno, editor de Animal Político, un medio de comunicación que lideró el esfuerzo.

7. Si no sabe todas las respuestas (¿quién las conoce?), sea humilde y dígalo. Incluso puede explicar a su público que, dado que su historia no es un cuento de hadas, no todas las piezas encajan en su lugar. La modestia también funciona cuando se cometen errores y se corrigen. Sin embargo, tenga cuidado de no cometer demasiados errores y correcciones. Los investigadores suecos Michael Karlsson y otros descubrieron que los lectores desconfiarán de usted si se equivoca demasiado, incluso si lo reconoces. También encontraron que "son solo aquellos que ya confían en los medios los que aprecian las correcciones".

8. La forma importa. Una interfaz móvil amigable y un diseño agradable harán mucho para ganar la credibilidad de lectores potenciales. Según los datos proporcionados por 574 participantes en un experimento, Andrew Flanagin y Miriam Metzger encontraron que "las evaluaciones de credibilidad parecen deberse principalmente a los atributos del sitio web ... como las características de diseño y la complejidad del sitio".

Combatir la polarización con historias que son importantes para todos es una cuestión de cuidado. Hacer la paz en el periodismo es ponerse en la piel de aquellos a los que les será difícil creer su historia. Esté dispuesto a servir infinitas tazas de té virtuales. Ofrezca la verdad consistentemente; resista a los titulares engañosos que le harán ganar clics baratos. La conversación y la verdad harán que gane la confianza del público, incluso de quienes piensan y viven en desacuerdo con usted y su medio de comunicación.

***

Este texto en inglés escrito por María Teresa Ronderos fue publicado originalmente en el boletín del Programa de Periodismo Independiente de Open Society Foundations, al cual lo invitamos a suscribirse aquí. Traducido al español con permiso de su autora por Hernán Restrepo para la FNPI.

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.