La Torre Eiffel iluminada con los colores de Colombia, o cuando el orgullo patrio nos hace creer en ‘fake news’ 
30 de Julio de 2019

La Torre Eiffel iluminada con los colores de Colombia, o cuando el orgullo patrio nos hace creer en ‘fake news’ 

La imagen de la emblemática torre de París vestida con el tricolor colombiano le dio la vuelta al mundo, a propósito del triunfo de Egan Bernal en el Tour de Francia. 
La Torre Eiffel jamás ha estado iluminada con los colores de la bandera de Colombia.
Red Ética

Todavía Egan Bernal no se había coronado como el primer colombiano en ganar el Tour de Francia, cuando la imagen de la Torre Eiffel iluminada con los colores amarillo, azul y rojo de la bandera de Colombia ya le daba la vuelta al mundo. 

Pero la Torre Eiffel jamás se iluminó con el tricolor colombiano durante toda la edición número 100 de la más importante competencia ciclística del mundo. Esto no evitó que miles de personas, contagiadas del orgullo patrio que despertaron los pedalazos del deportista zipaquireño, compartieran la fotografía. 

Y no solo eso, cuando alguien advertía que se trataba de una imagen que no correspondía a la realidad, varias personas que la publicaron respondieron que no importaba, pues así fuera falsa sentían que era el momento indicado para compartirla. Así sucedió con el comentarista de Caracol Radio Omar Sánchez, cuya áspera respuesta fue destacada por uno de los integrantes de nuestro grupo de Facebook Esta Noticia Es Falsa

Entre quienes publicaron la foto figuran varios periodistas. Algunos de ellos, como el veterano comentarista deportivo Carlos Antonio Vélez incluso la pusieron como su imagen de perfil en Twitter. 

Tampoco importó que los principales medios de comunicación colombianos encabezados por el verificador Colombiacheck, y algunos internacionales, publicaran noticias explicando que la fotografía en realidad había sido manipulada digitalmente. 

Lo que la Torre Eiffel tricolor realmente significa

De lo sucedido puede extraerse una lección para entender por qué el auge de la desinformación en la actualidad. De acuerdo a un estudio científico realizado por investigadores del MIT, las noticias falsas tienen un 70% más de probabilidades de ser compartidas en redes sociales. ¿Por qué?

"Los dominios más atacados son aquellos en los que hay más incentivos y aquellos en los que las personas son más vulnerables por los sesgos sociales o cognitivos", explicó a el diario El Mundo el profesor Filippo Menczer, de la Universidad de Indiana y fundador del Observatorio de Medios Sociales.

En otras palabras, los creadores de noticias falsas se aprovechan de la coyuntura para publicar historias que seguramente millones de personas esperan ver convertidas en realidad. Ya lo vimos en las elecciones presidenciales de Estados Unidos: noticias que afirmaban que el papa Francisco apoyaba a Donald Trump fueron compartidas efervescentemente por católicos. En Colombia durante el plebiscito por la paz, noticias según las cuales los guerrilleros desmovilizados iban a obtener un millonario sueldo fueron compartidas apasionadamente por quienes apoyaban el No. Y ahora, la Torre Eiffel con la bandera tricolor fue publicada por millones de personas embriagadas de gratitud hacia Egan Bernal. 

En esto también tienen algo de culpabilidad los medios de comunicación tradicionales, según explica el maestro Javier Darío Restrepo en una de sus respuestas sobre el tema en nuestro Consultorio Ético, pues “han formado audiencias que aman la noticia rápida, que se percibe con la vista y el oído y que no necesitan mucha reflexión ni análisis. Cuando uno ve la lista de noticias que aparecen diariamente bajo el título: Lo que está sucediendo o Lo más leído encuentra la vida y sucesos de los actores o actrices, o de los deportistas, curiosidades tecnológicas, notas curiosas y demás temas de interés pero prescindibles. El criterio de selección de esas noticas lo da el número de ‘me gusta’ de la audiencia”.

Tal vez el orgullo patrio que invadió a los colombianos con el triunfo de Egan Bernal explique la amplia difusión que tuvo la falsa imagen de la Torre Eiffel. Pero es labor de los periodistas ayudar a combatir la circulación de información no confirmada. Tal vez aquellos que la publicaron deberían borrarla de sus perfiles en redes sociales, o al menos añadir una aclaración donde aclaren que, aunque reconocen que es una imagen manipulada, la compartieron como una manera de celebrar el triunfo de su compatriota sobre el caballito de acero. 

Lo triste aquí es que el haberle dado difusión a una imagen falsa, terminó opacando a otras fotografías auténticas y hermosas que Colombia y el mundo merecen ver en una ocasión tan especial, como por ejemplo esta lograda por Luisa González, fotorreportera de la agencia Reuters, quien se desplazó hasta la natal Zipaquirá de Egan Bernal para captar las lágrimas de alegría de sus jóvenes fanáticos. 

 

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.