Guatemala: periodistas crean frente para protegerse de las agresiones
5 de Junio de 2015

Guatemala: periodistas crean frente para protegerse de las agresiones

Un conjunto de medios de comunicación guatemaltecos ha creado la organización “Periodista por Guate” para disuadir a quienes pretendan agredirlos y proteger el derecho que los ciudadanos tienen para acceder a la información.
Fotografía del evento de lanzamiento del frente en la Universidad Rafael Landívar / PlazaPublica.com.gt
Red Ética

“La historia reciente del país nos muestra que a medida que se avanza en el proceso electoral y nos aproximamos al día de las elecciones, se caldean los ánimos políticos, las agresiones en contra de la prensa y los periodistas, y eso nos preocupa. En esta oportunidad, el clima de animadversión en contra de la prensa está particularmente está exaltado”, afirmaron los líderes del movimiento en el evento de presentación.

Martín Rodríguez Pellecer, director de Nómada.gt, uno de los medios integrantes del frente, en entrevista concedida a la Red Ética Segura de la FNPI explicó en detalle los orígenes, objetivos y forma de funcionamiento que tendrá “Periodista por Guate”.

¿Cómo lograron poner de acuerdo a medios de comunicación que son competidores entre sí, para la creación de este frente unido para proteger a periodistas?

Todo empezó de un grupo de cuatro medios relativamente pequeños, tres digitales y una revista, que aunque somos competencia y tenemos visiones del mundo distintas (unos más conservadores, otros más progresistas), compartimos dos características. Fuimos fundados para hacer periodismo y los directores somos periodistas. Esto no es una regla en los medios de comunicación de Guatemala, de América Latina y del planeta.

Los medios somos ContraPoder, Nómada.gt, Soy502.com y PlazaPública.com.gt

Nos empezamos a reunir para planificar investigaciones conjuntas para que no quedaran en la impunidad los asesinatos de tres periodistas en una región de la costa. Y que no quedaran inacabadas sus propias investigaciones.

Al mismo tiempo empezamos a hablar con colegas de centros de periodistas (ONGs), medios tradicionales y la universidad jesuita, que es la propietaria de Plaza Pública, para hacer una alianza más grande para protegernos como periodistas ante la amenaza de actores políticos.

Fue maravillosamente sencillo. Convocamos y colegas periodistas de grandes medios aceptaron. Entonces participan directores o subdirectores de medios impresos, radiales y televisivos que son competencia entre sí. Además, convocamos a radios comunitarias y medios digitales comunitarios. Y también aceptaron.

¿Podríamos decir que este frente unido nace por la falta de garantías del Estado guatemalteco para proteger a los periodistas?

Claro. Nuestros Estados latinoamericanos son muy débiles. Pero el frente hace presión para que la Fiscalía guatemalteca mejore la fiscalía específica de delitos contra periodistas. Y sí tiene capacidad para hacerlo, como ha mejorado en otras fiscalías en los últimos cuatro años.

¿Cómo funcionará este frente unido? ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Defenderá a los periodistas solo de agresiones físicas o también de presiones jurídicas para censurarlos?

No tenemos una hoja de ruta escrita en piedra. Tenemos un comunicado inicial (que es posible leer aquí).

De momento, tenemos una instancia con la intención de protegernos, de enviar un mensaje de unidad y un mensaje de que reaccionaremos para protegernos entre nosotros. No queremos ser un fuero de impunidad. Y queremos que esta instancia sirva para mejorar el periodismo. Mejorarlo en su calidad, en sus condiciones laborales. Y en sus condiciones de seguridad.

Por el momento, el grupo está integrado por más de una quincena de medios que van desde empresas de larga tradición periodistica, como La Hora, Prensa Libre o el Grupo Emisoras Unidas, hasta organizaciones como el Movimiento de Radios Comunitarias, el Centro de Medios Independientes o la Asociación DOSES, pasando por nuevas iniciativas como ContraPoder, Plaza Pública, Nómada o Soy502.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.