Google rinde homenaje a Nellie Bly, pionera del nuevo periodismo
5 de Mayo de 2015

Google rinde homenaje a Nellie Bly, pionera del nuevo periodismo

Nellie Bly estableció los pilares del Periodismo Gonzo con su crónica titlada '10 días en un manicomio'.
Ilustración: Google Doodle
Red Ética

En las facultades de periodismo se suele señalar a Hunter S. Thompson o a Truman Capote con su obra ‘A sangre fría’ como los padres de lo que conocemos como periodismo investigativo, gonzo o de inmersión. Pero fue casi un siglo antes que Elizabeth Jane Cochran estableció los pilares de esta nueva forma de contar historias con su crónica titulada ’10 días en un manicomio’.

Mejor conocida con el seudónimo de Nellie Bly, la mujer homenajeada hoy por Google fue una reportera nacida el 5 de mayo de 1864 en Pensilvania. Sus inicios en el periodismo se remontan a 1885, cuando a sus 21 años leyó un editorial de The Pittsburgh Dispatch titulado ‘En lo que las chicas son buenas’ donde se afirmaba que las mujeres solamente podían dedicarse a los quehaceres de la casa y que no era necesario que tuviesen educación. Fue tal la furia de Elizabeth que decidió responder con un artículo titulado ‘La pequeña niña huérfana’. El editor quedó impresionado por la respuesta y le ofreció trabajo como redactora.

Sin embargo, al poco tiempo Nellie se sintió desilusionada, pues los artículos que asignaban a las mujeres trataban únicamente de temas como jardinería, moda o sociedad. Fue entonces cuando, entre los compañeros de redacción, se decidió buscar otro nombre para Elizabeth para firmar los artículos. Era muy popular en esos años una canción titulada ‘Nelly Bly‘ que curiosamente destaca las aptitudes de la mujer para llevar una casa y como un ‘dulce idílio doméstico’.

Su obra

En 1887 Nellie decidió viajar a Nueva York para probar suerte en el diario New York Word de Joseph Pulitzer que le encargó la investigación del asilo psiquiátrico para mujeres de Blackwell’s Island. ‘Diez días en un manicomio’ se tituló la compilación de los 17 reportajes de Bly, donde relata cómo ingresó en un manicomio haciéndose pasar por demente, cómo engañó a los médicos y cómo experimentó las duras condiciones del psiquiátrico: comida en mal estado, agua sucia para beber, abusos y trato vejatorio por parte de los enfermeros, ratas e insalubridad.

Diez días después de su ingreso, comenzó la redacción de esta polémica historia, con la que consiguió que las autoridades sanitarias emprendieran reformas importantes en los hospitales de salud mental.

Bly siguió usando las mismas técnicas de investigación periodística, en primera persona, para atacar los abusos contra la clase trabajadora o la situación de las prisiones. Esta forma de hacer periodismo, fue imitada rápidamente por otros periodistas.

Un año después se le sugirió al World que mandara un reportero en un viaje alrededor del mundo, en referencia al libro ‘La vuelta al mundo en ochenta días’ de Julio Verne. Nellie Bly fue elegida como la reportera a realizar dicha hazaña y el 14 de noviembre de 1889 partió en su viaje de 24.889 millas desde Nueva York.

La segunda de las obras, ‘La vuelta al mundo en 72 días’, fue la que la convirtió definitivamente en una celebridad. En sus páginas, Bly cuenta su viaje por Europa, Oriente Medio, Ceilán, Singapur, Hong Kong y Japón, narrando sus aventuras mediante cables dirigidos al periódico. Durante su paso por Francia, realiza una entrevista al propio Verne. Viajando por barco, tren e incluso a lomo de un burro, hizo el mismo recorrido que Phileas Fogg pero superando el tiempo empleado por el personaje de Verne. “Setenta y dos días, seis horas, once minutos y catorce segundos”, fue el nuevo récord conseguido por Nellie.

Además de Diez días en un manicomio y La vuelta al mundo en 72 días, Nellie Bly publicó también con Ediciones Buck ‘Seis meses en México’, fruto de su viaje como enviada especial del Pittsburgh Dispatch, así como innumerables reportajes en el New York World entre 1887 y 1894.

Nellie se dedicó a escribir hasta que se casó en 1895 con el millonario empresario Robert Seaman, 40 años mayor. Él murió en 1904 y ella se hizo cargo de sus empresas, pero su gestión económica no resultó tan eficaz y, arruinada, tuvo que regresar al periodismo en el New York Evening Journal.

Llegó a cubrir la convención de 1913 a favor del sufragio femenino y fue la primera corresponsal en la Primera Guerra Mundial informando desde el frente del Este. Su breve vida culminó en 1922, cundo murió de neumonía a los 57 años.

Nellie Bly, periodista y reportera by Red Ética Segura - FNPI on Scribd

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.