Diario británico contrató detective para espiar a famosos
18 de Abril de 2012

Diario británico contrató detective para espiar a famosos

¿Es válido argumentar que la información es de “interés público” para justificar el haber contratado a un detective privado?
Red Ética

El escándalo por la utilización de interceptaciones telefónicas y otras técnicas poco éticas para obtener información noticiosa sigue salpicando a otros diarios británicos distintos a los que son propiedad del magnate Rupert Murdoch.

Ahora el turno es para el Daily Mail, tradicional tabloide que es el segundo más leído en el país, acusado por haberle pagado 143.000 libras esterlinas (equivalente a unos 230.000 dólares) a detectives privados con el fin de obtener 1.728 números telefónicos, direcciones y antecedentes criminales de celebridades por un periodo de tres años comprendido entre el 2000 y el 2003.

De acuerdo al noticiero ITV News, el periódico pedía, con una frecuencia a veces superior de dos veces al día, información privada de personajes de la vida pública británica a los detectives contratados.

Pero el Daily Mail no es el único rotativo involucrado en este nuevo escándalo en el que se dieron a conocer los contratos y facturas de la compañía de investigación privada JJ Services, propiedad de Steve Whittamore.

El mismo diario The Guardian ha admitido que un diario de su propiedad, The Observer, le pagó a Whittamore 13,270 libras por 203 solicitudes de información confidencial entre los años 2000 y 2003.

Entre otros, los principales periódicos que habrían pagado a detectives por información privada, según la investigación son:

• The Mail on Sunday (de la misma casa del Daily Mail) que habría pagado £62,025
• The Evening Standard pagó £29,598
• The Sunday Mirror pagó £27,807
• The News of the World pagó £23,306
• The Daily Express y The Observer pagaron entre ambos alrededor de £13,000

Hasta el momento son pocos los pronunciamientos de los involucrados, sin embargo, el principal argumento utilizado para defenderse por parte de los periodistas, radica en que la información conseguida era de “interés público”.

“Los servicios de Whittamore fueron utilizados para obtener historias que creemos eran de interés público”, dijo un vocero de The Observer.

Entre los personajes espiados se destacan la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton, y su hermana Pippa. También la familia de una mujer asesinada llamada Holly Wells, los miembros del equipo de fútbol de Inglaterra y la cantante Charlotte Church.

Para debatir:

¿Es válido argumentar que la información es de “interés público” para justificar el haber contratado a un detective privado?

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.