Cinco formas de reaccionar cuando las encuestas se contradicen
16 de Agosto de 2016

Cinco formas de reaccionar cuando las encuestas se contradicen

¿Qué hacer ante esta disparidad de resultados pre-electorales? ¿Cómo pueden los periodistas ayudarle a entender a sus lectores cuál es la verdad en medio de todas estas cifras?
Ilustración: Deedster en Pixabay / Usada bajo licencia Creative Commons
Red Ética

Un sorpresivo triunfo del “No” con un 50% de intención de voto, fue el resultado de la primera encuesta realizada para conocer las intenciones de los colombianos respecto al plebiscito que busca poner a consideración del pueblo lo acordado en el proceso de paz con la guerrilla de las FARC.

El asunto fue juiciosamente abordado por el periodista Daniel Coronell en su más reciente columna de la Revista Semana que tituló Los problemas de una encuesta. Allí manifiesta su preocupación porque “las encuestas no solo reflejan opiniones sino que las crean”, y expone las falencias que podría tener esta primera encuesta, o más bien sondeo, de la firma Ipsos sobre el plebiscito.

Lo sucedido no es un fenómeno exclusivo de Colombia. En Reino Unido durante el referendo por el Brexit de hace un par de meses, la mayoría de encuestas daban como ganador absoluto al “Remain” sobre el “Leave”, cosa que en las urnas terminó siendo todo lo contrario.

En Estados Unidos, por su parte, los resultados de las encuestas presidenciales son tan contradictorios, que el electorado no sabe a quién creerle. Aunque la mayoría de firmas encuestadoras señalan por ahora que Hillary Clinton ganará, unas le dan apenas un 47% de favorabilidad, mientras que otras ascienden hasta el 88%.

¿Qué hacer ante esta disparidad de resultados pre-electorales? ¿Cómo pueden los periodistas ayudarle a entender a sus lectores cuál es la verdad en medio de todas estas cifras?

A propósito de lo que sucede con las encuestas en Estados Unidos, David W. Moore publicó en iMedia Ethics un breve artículo donde ofrece cinco consejos que apuntan en la misma dirección: la labor de la prensa es agregar, para mostrarle así a la audiencia un panorama de posibles resultados, evitando casarse con lo que diga una única firma encuestadora.

1. Elija la encuesta que usted considere mejor

El consejo de hecho es tomado de Stuart Rothenberg, columnista del Washington Post, quien sarcásticamente invitó a sus lectores a no tomarse tan en serio las encuestas y simplemente “creer en aquella en la que quieran hacerlo”, pues cualquier encuesta es apenas una muestra de la realidad y no puede esperarse que sea totalmente fiable.

2. Examine los detalles demográficos de las encuestas

Esto fue justamente lo que hizo Daniel Coronell con la famosa primera encuesta sobre el plebiscito en Colombia. Incluso fue más allá y le planteó sus inquietudes a Javier Restrepo, director de asuntos públicos de Ipsos. El problema con irse a la minucia de  cómo fue realizada una encuesta, advierten tanto Moore como Rothenberg,  es que uno puede terminar con más confusiones que certezas.

3. Busque encuestas de las encuestas

En Latinoamérica son incipientes, pero en Estados Unidos ya hay sitios web dedicados a agregar encuestas. Esto es, permitirle al visitante tener un panorama más completo al ver en un solo gráfico el comportamiento histórico de los resultados de distintas casas encuestadoras. Algunos ejemplos son el Pollster del Huffington Post, y Real Clear Politics.

4. Consulte modelos de predicción

Si los agregadores de encuestas no son suficientes para tener un panorama electoral completo, existe una nueva tendencia llamada modelos de predicción. Al igual que los agregadores, estos son blogs que no solamente se dedican a analizar la data de centenares de encuestas, sino que van un paso más allá y se atreven a hacer predicciones matemáticas respecto a cuál será el resultado en el día de la elección. Son ejemplos destacables de este movimiento los portales FiveThirtyEight, Princeton Election Consortium, y Upshot del New York Times.

5. Simplemente espere a los resultados del día de las elecciones

Como bien se demuestra al revisar el comportamiento de las encuestas a medida que el día decisivo del Brexit se acercaba, el “Leave” tuvo un fuerte repunte faltando apenas horas para salir a las urnas. Esto demuestra que el electorado siempre será impredecible. “Las encuestas, agregadores y modelos de predicción pueden ser divertidos de seguir, pero como bien lo advierten en la letra pequeña -son apenas una muestra de la realidad-“, concluye Moore.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.