10 principios que creadores y consumidores de noticias deberían respetar
7 de Abril de 2017

10 principios que creadores y consumidores de noticias deberían respetar

Mediactive es un sitio web y al mismo tiempo un libro que busca ayudar a sus visitantes a navegar por los retos que nos plantea esta nueva era de la información.
Ilustración: Geralt en Pixabay / Usada bajo licencia Creative Commons

Mediactive es un sitio web y al mismo tiempo un libro que busca ayudar a sus visitantes a navegar por los retos que nos plantea esta nueva era de la información.

Fue escrito por Dan Gillmor, profesor de la Escuela de Periodismo y Medios Masivos Walter Cronkite en la Universidad Estatal de Arizona.

“Mi propósito con esta publicación es que las personas se conviertan en miembros activos e informados de los medios, tanto consumidores como creadores”, afirma Gillmor, añadiendo que “en esta era saturada de información, necesitamos encontrar formas de usar los medios para nuestro beneficio y el de nuestra sociedad”.

Aunque el libro, que está disponible en español, tiene 175 páginas y abarca temas tan amplios como legislación, ecosistemas de medios y pedagogía, es posible resumirlo en dos grupos de principios: 5 dirigidos a consumidores y 5 dirigidos a creadores de noticias.

Estos principios son el corazón del proyecto, pues pretenden ser una base que fundamente el comportamiento de los usuarios, a pesar de la constante evolución de las nuevas tecnologías para compartir información.

Principios para consumidores de noticias

1. Sean escépticos respecto a absolutamente todo

Nunca podemos dar por sentado que lo que leemos, vemos o escuchamos de cualquier fuente de información es fidedigna. Esta precaución se aplica a cualquier noticia que se cruce en nuestro camino, ya sea de empresas de medios tradicionales, blogs, vídeos de Internet, actualizaciones de Facebook o cualquier otra fuente.

2. No sean equitativamente escépticos ante todo

Está claro que necesitamos preguntarnos qué tipo de sociedad heredarán nuestros hijos si no creen a nadie más que a sus amigos, sin tener en cuenta si sus amigos están bien informados.

3. Salgan de su zona de confort

El efecto “eco de cámara” (nuestra tendencia, como seres humanos, a buscar información con la que probablemente vamos a estar de acuerdo) es muy conocido. Para estar bien informados, necesitamos acudir y prestar atención a las fuentes de información que ofrecen nuevas perspectivas y desafían nuestras propias presunciones más que reforzar nuestras creencias actuales. Gracias a la enorme cantidad de noticias y análisis disponibles en Internet, esto es más fácil que nunca.

4. Hagan más preguntas

El nacimiento de Internet nos ha dado, por primera vez en la historia, una forma relativamente fácil de explorar los temas que nos preocupan sobremanera. Podemos hacernos preguntas y podemos obtener respuestas inteligentes a esas preguntas.

5. Entiendan y aprendan de las técnicas de los medios

En una sociedad saturada de medios de comunicación, es importante saber cómo funcionan los medios digitales. En cierto modo, todos somos creadores mediáticos cuando escribimos en Facebook o en blogs, cuando comentamos, subimos fotos y vídeos, y mucho más. Además, una sólida habilidad comunicativa es muy importante para la participación social y económica.

Principios para creadores de noticias

1. Hagan su tarea, y luego vayan un paso más allá

No puedes saberlo todo, pero los buenos profesionales del periodismo representan un buen ejemplo: intentan aprender todo lo que pueden sobre cualquier tema en el que están trabajando. Es mejor saber mucho más de lo que publicas que dejar grandes vacíos en tus publicaciones. Los mejores reporteros siempre quieren hacer una llamada telefónica más, revisar una fuente más.

2. Háganlo bien siempre

La precisión descansa en el fundamento de la minuciosidad, algo que lleva tiempo. Esto significa simplemente: revisa tus datos, luego revísalos de nuevo. Tienes que saber donde buscar para verificar afirmaciones o para separar los hechos de la ficción. Y nunca, nunca jamás, escribas mal el nombre de alguien.

3. Sean ecuánimes

¿Cómo puedes ser equitativo (justo) con los demás? Más allá de la Regla de Oro de tratar a la gente como a ti te gustaría ser tratado, puedes asegurarte de que ofreces a un sitio donde responder a lo que tu (o tus comentaristas) has publicado. Puedes insistir en el civismo, tanto en tu trabajo, como en los comentarios.

4. Piensen con independencia, especialmente respecto a sus propias opiniones

El pensamiento independiente tiene muchas facetas. Escuchar, por supuesto, es el mejor modo de empezar. Pero puedes y deberías cuestionarte incansablemente tus propias conclusiones después de escuchar. Aunque tampoco es suficiente con incorporar los puntos de vista opuestos en lo que escribes; si lo que te cuentan es persuasivo, puedes/debes considerar también remarcar tus propias conclusiones.

5. Practiquen y demanden transparencia

Si haces un trabajo tan honesto como puedas, una mayor transparencia llevará
a tu audiencia a confiar más en ti, incluso cuando te crean menos. Es decir, la gente entenderá mejor que es imposible hacerlo todo bien todo el tiempo.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.