Dos nuevos tipos de engaños en los que están cayendo los periodistas
27 de Septiembre de 2016

Dos nuevos tipos de engaños en los que están cayendo los periodistas

Las redes sociales pueden ser una valiosa fuente de información para periodistas que cubren noticias de última hora, pero cuidado, los engaños también hacen parte de sus contenidos.
Fotografía: Pixabay / Edición Red Ética Segura / Usada bajo licencia Creative Commons
Red Ética FNPI

Las redes sociales se han convertido en una valiosa fuente de información para periodistas que cubren noticias de última hora. Pero cuidado, los engaños también abundan en Facebook, Twitter e Instagram.

Alstair Reid, redactor del portal First Draft News, dedicado a entrenar a periodistas que deben acudir a las redes sociales para encontrar historias, ha publicado un artículo donde resalta dos nuevos tipos de engaños que están burlando a los periodistas actualmente con gran facilidad.

“Cualquiera que haya pasado tiempo conectado sabe que internet está llena de rumores, falsificaciones y engaños. Es saludable contar con un poco cultura digital y escepticismo para detectar  historias falsas provenientes de los numerosos sitios de ‘noticias’ virales o satíricas que existen en la actualidad”, afirma Reid, advirtiendo que “los trolls de la red mundial continúan encontrando nuevas maneras de engañar al usuario ocasional de redes sociales”.

Si usted no quiere pasar por tonto, tenga en cuenta estos dos nuevos engaños de las redes, y cómo detectarlos.

1. Las multitudes falsas

En eventos políticos realizados este año en Inglaterra, Estados Unidos, Colombia y Venezuela se ha presentado el mismo fenómeno: personas pertenecientes a uno de los bandos participantes publican imágenes de multitudes desbordando las calles, acudiendo ya sea a fotografías viejas o manipuladas digitalmente.

En Venezuela el 1° de septiembre, el Gobierno de Nicolás Maduro convocó a una marcha paralela a la de la oposición que salió a las calles para pedir la realización de un referendo revocatorio. El canal oficialista Telesur usó una imagen de 2004 para ilustrar la noticia que informaba sobre el masivo apoyo al Presidente venezolano.

Telesur usó una imagen de 2004 para acompañar una noticia publicada en 2016.

Telesur usó una imagen de 2004 para acompañar una noticia publicada en 2016.

Sucedió tambiénen Liverpool, cuando imágenes de fanáticos del equipo de fútbol más popular de la ciudad celebrando una victoria en la Champions League acontecida en el 2005, fueron usadas como si se tratara de fanáticos del líder del Partido Laborista Jeremy Corbyn en uno de sus discursos pronunciados en 2016.

Lo mismo ha pasado para mostrar un apoyo popular más grande de lo que realmente fue en apariciones públicas de Donald Trump en Jacksonville y Portland, y de Hillary Clinton en Florida.

Para evitar caer en estos engaños,  First Draft News recomienda acudir a un proceso simple llamado búsqueda inversa de imágenes, el cual permite comprobar si una fotografía ha sido publicada previamente en internet.

Para hacerlo, simplemente se carga el archivo de la imagen o se pega una URL en el buscador de imágenes Google o en TinEye. Es algo que toma solo unos segundos, y con frecuencia revela si hay versiones previas existentes. Si utiliza Chrome como su navegador web, el plugin de RevEye permite buscar una imagen a través de cinco bases de datos distintas, incluyendo Google y TinEye, para comprobar si ha aparecido en alguna página web antes.

Esto no es muy útil si está trabajando en el teléfono móvil, pero llevar a cabo una búsqueda de imágenes inversa mientras se está en la calle es relativamente fácil si ha instalado la aplicación de Chrome.

Si ha encontrado una foto que parece demasiado buena para ser cierta, tóquela durante un par de segundos y seleccione “Abrir en Chrome” en el menú emergente. Haga lo mismo una vez que esté abierta en Chrome y seleccione “Buscar esta imagen en Google”.

2. Las víctimas falsas

Los ataques terroristas realizados el pasado mes de julio en Francia sorprendieron al mundo entero por su brutalidad, pero también por un nuevo fenómeno de falsificación de identidades que se desbordó después del ataque con un camión en Niza.

Muchas personas acudieron a Twitter buscando ayuda de otros usuarios para encontrar a sus seres queridos, temiendo que se encontraran entre los desaparecidos, heridos o muertos. Varias cuentas de Twitter se crearon para ayudar con el proceso, ganando rápidamente miles de seguidores, pero entre ellos había también trolls que se aprovechan de la buena voluntad de la gente.

Si bien es posible que tres usuarios estuvieran buscando a su hermana llamada Andrea, una rápida búsqueda inversa de la imagen demuestra que se trata de una cuenta de alguien que no estaba en Francia en ese momento, y que más tarde expresó su frustración, pidiendo a otros usuarios reportar un falsificador por “robo de identidad”.

Luego se popularizó la búsqueda por una mujer llamada Juana o Luna. Pero una vez más, una búsqueda inversa de imágenes revela que la imagen pertenece a una estrella de cine para adultos que hace poco fue noticia por haber renunciado a su vida anterior y convertirse al cristianismo.

En mayo, reporteros de France 24 investigaron el caso de un hombre cuya foto aparece recurrentemente como víctima en cada ataque o  accidente importante presentado en los últimos meses. Al parecer alguien empezó a compartir su foto “como una broma”  a raíz de una “disputa legal”.

Tenga en cuenta que las redes sociales han hecho que sea más fácil que nunca publicar información que puede ser vista por miles, e incluso millones de personas. Pero con ese poder viene la capacidad de engañar.

Una búsqueda de imágenes inversa es la forma más rápida de comprobar si una imagen ha aparecido en línea antes. Es algo tan simple que debería ser enseñado en las escuelas. Añada esta técnica a su comportamiento en internet y evite ser engañado por los falsificadores.

 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.