Critican a diario por “suavizar” sangrientas fotos de atentados en Boston
18 de Abril de 2013

Critican a diario por “suavizar” sangrientas fotos de atentados en Boston

Al informar sobre una masacre durante la maratón de Boston el New York Daily News decidió sacar en su primera página una foto donde se mostraban personas heridas y el pavimento totalmente cubierto de sangre, pero editaron la imagen de tal forma que fuera menos impactante.
Foto: John Tlumacki / The Boston Globe
Red Ética FNPI

La mayoría de fotografías que se publicaron tras los violentos ataques en la maratón de Boston el lunes de esta semana fueron bastante crudas, mostrando no solamente una parte de la ciudad destrozada, sino también a las víctimas indefensas en el suelo.

Muchas mostraban cuerpos bañados en sangre, huesos expuestos y extremidades cortadas de tajo. La situación planteó serias preguntas éticas respecto a cuáles imágenes deberían ser publicadas por los  medios y cuáles no.

El New York Daily News decidió sacar en su primera página una foto donde se mostraban personas heridas y el pavimento totalmente cubierto de sangre. Lo malo es que decidieron editar la imagen para que fuera menos impactante.

La fotografía original tomada por John Tlumacki del Boston Globe retrata a una mujer sobre un charco de sangre, su mano izquierda protege su cabeza mientras un hombre la socorre. Si se mira atentamente, es posible darse cuenta de que uno de sus pies se ha desprendido del resto de la pierna. El rescatista parece estar apretando la pierna con una banda para detener el sangrado.

Aquí está la foto original:

(Foto: John Tlumacki/ Boston Big Picture Blog)

(Foto: John Tlumacki/ Boston Big Picture Blog)

Charles Apple, editor del Orange County Register, fue el primero en llamar la atención respecto a la alteración de la foto, que fue evidentemente manipulada digitalmente para no mostrar la pierna cercenada.

Aquí está la foto publicada por el Daily News:

Portada del New York Daily News (Charles Apple/Copydesk.org)

Portada del New York Daily News (Charles Apple/Copydesk.org)

“Si no puedes soportar la crudeza, no publiques la foto. Punto”, declaró Apple en su blog.

Ken Frydman, portavoz del diario neoyorkino, declaró que habían decidido editar la foto “en consideración con la sensibilidad de las víctimas y familias de los sobrevivientes”, añadiendo que “encontramos fotos todavía más sangrientas, y que estamos seguros de que otros medios habrían actuado con el mismo cuidado”.

De acuerdo al Código Ético de la Asociación de Fotógrafos de Prensa de Estados Unidos, cualquier edición  “deberá mantener la integridad de las imágenes fotográficas en contenido y contexto. No se deberán manipular las imágenes para añadir o alterar la realidad que se le presenta a quienes las vean”.

Varios medios norteamericanos publicaron fotografías similares, pero en lugar de distorsionar la realidad volviendo a poner en su lugar extremidades desprendidas, difuminaron las partes más sangrientas para ocultar las imágenes que pudieran afectar la susceptibilidad del público.

Otro diario criticado esta semana por su cubrimiento de los atentados en Boston fue el New York Post, debido a que acusó a dos jóvenes que se encontraban entre los espectadores de la carrera, de ser presuntos autores de los atentados, cosa que resultó ser falsa.

A propósito, lea el artículo publicado esta semana en nuestra web titulado CNN señala 5 noticias falsas tras los atentados en Boston.

 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.