Tuitdebate: ¿tomar una fotografía o salvar una vida?
14 de Diciembre de 2012

Tuitdebate: ¿tomar una fotografía o salvar una vida?

¿Está el oficio del periodista por encima del oficio del ser humano? ¿Qué es más importante, informar a la sociedad o ayudar al individuo que lo necesita?
Portada del NY Post el martes
admin

Usted es un fotógrafo que trabaja para uno de los principales diarios de Nueva York. Está esperando a que pase el metro en la estación de Times Square cuando ve a dos hombres riñendo. Uno de los dos es empujado y cae a los rieles justo en el momento en que el tren se acerca a toda velocidad.

¿Qué haría usted? ¿Correría a ayudar al hombre a escapar de los rieles? ¿O tomaría la fotografía que seguramente será la portada del diario el día siguiente?… El hombre finalmente murió arroyado por el tren y el fotógrafo que publicó la imagen fue blanco de críticas durante varios días.

Tomando como punto de partida este caso de la vida real propusimos llevar a cabo un tuitdebate el pasado viernes 14 de diciembre de 2012.

Casos similares han sido examinados en libros de ética periodística como “El zumbido y el moscardón” (página 26), escrito por Javier Darío Restrepo, donde se plantea el caso de dos periodistas mexicanos que cubren la explosión de una tubería de gas. Uno decide transmitir, mientras que el otro, ayudar a los heridos.

¿Está el oficio del periodista por encima del oficio del ser humano? ¿Qué es más importante, informar a la sociedad o ayudar al individuo que lo necesita? ¿Es compatible el oficio del periodista con el de socorrista? ¿Qué está primero, ser buen periodista o buena persona?

Para responder a estas y otras preguntas, los seguidores de la cuenta @EticaSegura participaron usando la etiqueta #ÉticaEnRed.

Los mejores trinos producidos durante la hora de debate fueron recopilados en este Storify.

 
La Red Ética Segura hace parte de la alianza Ética Segura, de la FNPI y el Grupo SURA, que propone un espacio de reflexión y debate acerca de los cambiantes desafíos éticos del oficio.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.