Tuitdebate: ¿Cuál es el límite entre informar y estigmatizar?
29 de Abril de 2015

Tuitdebate: ¿Cuál es el límite entre informar y estigmatizar?

¿El reportaje de Manuela Henao en The Guardian estigmatiza a las mujeres de Medellín? ¿O es el reportaje un retrato fidedigno de una realidad que Medellín no debería negar? ¿Faltó equilibrar el reportaje de Henao mostrando las historias de otras jóvenes que no han optado por operar sus cuerpos?
Fotografía www.manuelahenao.com
Red Ética FNPI

Catorce fotos bastaron para que un ensayo fotográfico de la colombiana Manuela Henao publicado por el diario británico The Guardian, se convirtiera en uno de los principales temas de debate en el país durante la última semana.

El reportaje gráfico titulado Teen liposuction and busty pinatas: narcoaesthetics in Colombia (Liposucción de adolescentes y piñatas tetonas: narcoestética en Colombia) retrata las historias de varias jóvenes habitantes de la ciudad de Medellín para exponer cómo el afán por verse atractivas las lleva a realizarse procedimientos quirúrgicos  a edades cada vez más tempranas.

“El artículo era del auge de las cirugías plásticas en Colombia. La sorpresa fue el título y que relacionaran el tema con el narcotráfico, cuando ninguna de mis pacientes ha tenido nada que ver con el asunto”, afirmó en el diario El Colombiano Carlos Valdivieso, cirujano plástico que fue entrevistado por Henao para su reportaje.

Por su parte Ángela María Jaramillo, sicóloga de la Corporación Vamos Mujer, dijo en el diario El Tiempo que “resulta muy desfavorable que a las mujeres antioqueñas se les asocie con narcotráfico y con formas voluptuosas… propongo que se equilibre con información de que hay otro tipo de mujeres en la ciudad y el departamento”.

Sin embargo, hay otros puntos de vista sobre el tema. Entre ellos se destaca el del docente universitario Joaquín Robles Zabala, quien expuso en una columna suya publicada por la revista Semana que el reportaje de Henao es un retrato fiel de una realidad innegable que se vive en la capital del departamento de Antioquia.

“No entiendo el escándalo que ha suscitado sobre una realidad que ha sido, en las dos últimas décadas en Colombia, motivo de novelas, telenovelas, reportajes y películas. Asegurar que en Medellín las niñas al cumplir los 15 años les piden a sus padres como regalo un cirugía de implantes mamarios o un alzamiento de cola no debería escandalizar a nadie. Decir que estas prácticas tienen sus antecedentes en la cultura mafiosa del narcotráfico cuyos capos pagaban miles de dólares para que sus chicas se vieran voluptuosas por delante, por detrás y los costados es una verdad de a puño como la vieja teoría de que la Tierra gira alrededor del Sol”, argumenta Robles.

No es la primera vez que la sociedad antioqueña se indigna por reportajes publicados en medios internacionales que siguen enfatizando en los vestigios de la era de Pablo Escobar. Hace unos meses, el Canal 4 de Reino Unido publicó un reportaje del español Guillermo Galdos en el que etiqueta a Medellín como “el burdel más grande del mundo“.

¿El reportaje de Manuela Henao en The Guardian estigmatiza a las mujeres de Medellín? ¿O es el reportaje un retrato fidedigno de una realidad que Medellín no debería negar? ¿Faltó equilibrar el reportaje de Henao mostrando las historias de otras jóvenes que no han optado por operar sus cuerpos? ¿Es válido atribuirle al pasado de narcotráfico en Medellín esta estética que Henao retrata en su reportaje? ¿En qué momento un reportaje deja de informar para comenzar a estigmatizar? ¿Hasta qué punto el género del reportaje gráfico permite que el periodista manifieste sus opiniones?

Para responder a estas y otras preguntas, los seguidores de la cuenta @EticaSegura participaron en uno más de nuestros tuitdebates usando la etiqueta #ÉticaEnRed. Los mejores trinos producidos durante la hora del debate fueron recopilados en el siguiente Storify.

La Red Ética Segura hace parte de la alianza Ética Segura, de la FNPI y el Grupo SURA, que propone un espacio de reflexión y debate acerca de los cambiantes desafíos éticos del oficio.

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.