La responsabilidad de la prensa deportiva ante la derrota
14 de Septiembre de 2016

La responsabilidad de la prensa deportiva ante la derrota

¿Es posible hablar sobre el mal desempeño de un deportista sin hacerlo de forma destructiva? ¿Cómo hacer periodismo deportivo sin caer en los triunfalismos o crear falsas expectativas? ¿Cuál es la forma correcta de comunicar cuando acontece una derrota?
Fotografía: Nairo Quintana en el Tour de San Luis 2015 | Nuestrociclismo.com en Flickr | Usada bajo licencia Creative Commons
Red Ética FNPI

Apenas dos meses después de haber quedado tercero en el Tour de Francia, el ciclista colombiano Nairo Quintana logró la hazaña de vestirse de rojo como vencedor de la Vuelta a España. De esta forma silenció a los periodistas deportivos que lo criticaron por “no haberlo dado todo” en la competencia realizada en territorio galo.

Fuertes críticas llovieron sobre los comentaristas que calificaron como un fracaso que Quintana no hubiera ganado la camiseta amarilla en París. Una de las columnas más destacadas sobre el tema fue la de Julián De Zubiría, director del colegio Alberto Merani en la Revista Semana, que tituló La irresponsabilidad del periodismo deportivo.

“Este periodismo y este tipo de periodistas insisten hasta la saciedad en el absurdo dogma de que lo único que vale es ganar y que hay que crucificar a quien pierde, se equivoca, o quien se enfrenta a uno de los más grandes deportistas o equipos de todos los tiempos”, afirma De Zubiría.

Queremos aprovechar la coyuntura que se presenta con el triunfo del ciclista boyacense en España, sumado a que justo en este mes vuelven a comenzar las temporadas de todas las ligas del fútbol europeo, para debatir respecto a la responsabilidad de la prensa deportiva ante la derrota.

Es cierto que con anterioridad hemos debatido sobre distintos aspectos éticos de la prensa deportiva, tales como el lenguaje, la difusión de rumores, o los errores cometidos durante los Juegos Olímpicos. Pero en esta ocasión queremos enfocarnos en la forma de comunicarse con la audiencia cuando la victoria del equipo o atleta al que se apoya es esquiva.

¿Es posible hablar sobre el mal desempeño de un deportista sin hacerlo de forma destructiva? ¿Cómo hacer periodismo deportivo sin caer en los triunfalismos o crear falsas expectativas? ¿Cuál es la forma correcta de comunicar cuando acontece una derrota? ¿Es inevitable que la prensa deportiva convierta en héroes a los atletas ganadores y en bufones a los derrotados? ¿Qué decirle a los periodistas y medios que le apuestan a la polémica y las críticas para ganar más audiencia? ¿Le hace daño a un país que la prensa deportiva magnifique las hazañas de sus deportistas, acostumbrándolos a que solo ganar está bien visto? ¿Qué hacer ante la creencia de que la prensa deportiva que genera polémica es la que más vende?

Para responder a estas y otras preguntas, los seguidores de la cuenta @EticaSegura participaron en uno más de nuestros tuitdebates usando la etiqueta #ÉticaEnRed. Los mejores trinos producidos durante la hora de debate fueron recopilados en el siguiente Storify.

La Red Ética Segura es posible gracias a la alianza entre la FNPI, Grupo Bancolombia y Grupo SURA, la cual propone un espacio de reflexión y debate acerca de los cambiantes desafíos éticos del oficio periodístico.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.