Cubrir una catástrofe: ¿qué tanto mostrar en las imágenes? | Tuitdebate
7 de Abril de 2017

Cubrir una catástrofe: ¿qué tanto mostrar en las imágenes? | Tuitdebate

Dos fotografías que ocuparon las portadas de los diarios colombianos se han convertido en motivo de debate. Fuertemente criticada ha sido la imagen usada por el diario popular Olé, que mostró los cadáveres desnudos de tres mujeres muertas en la tragedia.
La fotografía tomada por los bomberos que fue portada en El Espectador del domingo 2 de abril

La avalancha provocada por el desbordamiento de tres ríos en la ciudad de Mocoa, al sur de Colombia, deja ya un saldo superior a 290 personas muertas. Miles son también los damnificos por la pérdida de sus hogares, que fueron arrasados por la corriente de lodo y rocas que se llevó todo a su paso.

Dos fotografías que ocuparon las portadas de los diarios colombianos se han convertido en motivo de debate. Fuertemente criticada ha sido la imagen usada por el diario popular Olé, que mostró los cadáveres desnudos de tres mujeres muertas en la tragedia.

Igualmente trágica, aunque menos amarilla, es la fotografía que muestra a un rescatista cargando el cuerpo de un niño aparentemente muerto y cubierto de barro, la cual fue suministrada por los Bomberos al diario El Espectador, y ocupó su portada de edición dominical.

“¿Vale la pena ser grotescos con una tragedia de cualquier índole solo para vender más? En una era donde el público es (aunque no parezca) más crítico con lo que consume, se exige a los medios ser más respetuosos que nunca con el dolor colectivo”, se preguntó al respecto Juanita Riveros, columnista de Publimetro.

A su turno el director del diario El Espectador, Fidel Cano, defendió la decisión de publicar la fotografía argumentando que aunque “era una imagen muy fuerte, como fuerte es lo que está viviendo la gente en Mocoa”, aunque añadió que se debió haber tenido en cuenta el dolor de la familia al identificar al niño.

Es difícil justificar la publicación de la escandalosa imagen del diario Olé. Pero la de El Espectador ha despertado un debate en Colombia similar al que se vivió en Europa con la publicación de la fotografía de Aylan Kurdi, el niño inmigrante de tres años cuyo cuerpo sin vida en una playa turca se convirtió en símbolo de la tragedia que viven miles de personas que tratan de huir de la guerra hacia Europa.

“¿Era necesaria esa foto? La realidad no necesita maquillaje y esa es la cruel realidad, la frontera del horror”, reflexionaba Esther Vargas en una entrada sobre el tema publicada en su blog. “Lo preocupante no es que esté en la tapa de los diarios, y en todas las webs. Lo grave es que Aylan se haya transformado en un viral y nada cambie”, añadió.

Por su parte, el maestro Javier Darío Restrepo también respondió una pregunta sobre el tema en el Consultorio Ético de la FNPI, defendiendo también la idea de no darle la espalda a la realidad, por fuerte que sea; respetando eso sí, ciertos límites: “la consideración debida a las personas afectadas. El respeto debido al derecho a la intimidad. El carácter de servicio de la información. El peligro siempre latente de que la información sobre el dolor ajeno se maneje como una mercancía”, aconseja Restrepo.

Debatamos

¿Está bien que la imagen de un niño muerto en una tragedia ocupe la primera página de un diario? ¿Debería la fotografía editarse de alguna forma para reducir su crudeza? ¿Es adecuado publicar un video donde se muestre el debate que hubo en la redacción sobre la publicación de la foto? ¿No publicar imágenes de los muertos en una catástrofe es darle la espalda a la realidad? ¿Qué tanto mostrar en las imágenes de un desastre, sin caer en el amarillismo?

Para responder a estas y otras preguntas, los invitamos a participar en el tuitdebate de este jueves 6 de abril entre las 3:00 pm y las 4:00 pm (hora colombiana), siguiendo a la cuenta @EticaSegura y usando la etiqueta #ÉticaEnRed. (Consulte aquí su horario local)

Los mejores trinos producidos durante la hora que dure el debate, serán recopilados en un Momento que publicaremos posteriormente en nuestra página web.

La Red Ética Segura es posible gracias a la alianza entre la FNPI, Grupo Bancolombia y Grupo SURA, la cual propone un espacio de reflexión y debate acerca de los cambiantes desafíos éticos del oficio periodístico.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.