Un nuevo premio marca un hito
9 de Mayo de 2013

Un nuevo premio marca un hito

El evento marcó un hito en la historia de la reportería gráfica latina.
Mención de honor – Nuestra Mirada – César Morejón – POY Latam 2013
Stephen Ferry

Hace un par de semanas el jurado de la segunda versión anual del concurso de fotografía POY Latam se reunió en Fortaleza, Brasil. Para mi concepto, el evento marcó un hito en la historia de la reportería gráfica latina: la participación fue masiva, el nivel de los trabajos fue alto, y las deliberaciones del jurado se transmitieron en vivo por internet a unos 14.417 videntes, procedentes de 89 países.

Runa Photos, Mención de honor - POY Latam 2013

 

Este premio POY Latam surgió como iniciativa de Pablo Corral Vega y Loup Langton, quienes crearon la versión criolla del concurso POYi (Picture of the Year International, por sus siglas en inglés). El POYi, con sede en la prestigiosa escuela de fotoperiodismo en la Universidad de Missouri, USA, es uno de los concursos de reportería gráfica internacional más influyentes del mundo desde 1944. Pablo (también maestro de la FNPI) y Loup, y luego todo un ejército de voluntarios y colaboradores, han hecho un enorme esfuerzo por armar la versión POY Latam 2013, precisamente para ayudar a levantar el nivel de la fotografía periodística en América Latina. El poder de convocatoria de este proyecto es tal que reunió un jurado internacional de muy alto nivel, que trabajó duramente toda una semana sin honorarios.

Tomás Munita, Fotógrafo Del Año - POY Latam 2013

 

Para mí, en general los concursos de fotografía no ficción han jugado un papel positivo en la profesión, empezando por el premio World Press Photo con base en los Países Bajos. Tras más de medio siglo la Fundación World Press ha trabajado para incorporar y poner en comunicación a los fotógrafos de todo el mundo, y así ha logrado democratizar en cierta medida la profesión. Los jurados del World Press están conformados por expertos de todos los continentes. Y en la versión 2013 participaron fotógrafos desde 124 países, muchos de ellos con tradiciones de la fotografía no ficción que históricamente han sido ignoradas por la prensa occidental.

Siempre hay críticas acerca del World Press, la más común es que tiende a premiar imágenes de violencia fuertes. Y cada año se discute entre colegas si la selección fue acertada o no. Pero para mí es indudable que el premio World Press ha ayudado a ampliar los discursos visuales y narrativos más allá de los que dominaban en la prensa tanto internacional como local.  En términos formales la fotografía no ficción hoy en día es vasta y experimental, un campo donde se toman riesgos visuales que anteriormente no habría sido aceptadas en una cultura visual de prensa más conservadora y eurocéntrica.

Bueno, volviendo al POY Latam 2013, lo más interesante para mí fue la forma en que los fotógrafos participantes editaron sus series. Hubo una preocupación por el flujo, el ritmo y la lógica de las historias narradas. Se notaba un cuidado a la hora de presentar las series, y ya que la votación fue en vivo, el público se dio cuenta de que ciertas historias se cayeron de una vez, precisamente por no arrancar con una buena foto de apertura. Se veía, tanto por los éxitos como por los fracasos, la importancia de la narración en secuencia.

Y es precisamente la narración que ha sido hasta ahora el “Talón de Aquiles” de la reportería gráfica latino americana.  Esta debilidad es entendible, ya que son pocas las revistas en América Latina que disponen de varias páginas para desarrollar un ensayo gráfico, y tampoco, por lo general, hay interés en los periódicos para que se desplieguen las fotos en forma de ensayo.

En cambio, los concursos hacen que los fotógrafos deban pensar en armar series de apenas 12 fotos – el número máximo permitido para concursar – lo cual impone una disciplina muy importante a la hora de seleccionar y ordenar los trabajos.

Algunos ejemplos de los ganadores que editaron súper bien sus trabajos son: Tomás Munita (Chile), César Morejón (Ecuador), Runa Photos (Ecuador).

Mención de honor – Nuestra Mirada – César Morejón – POY Latam 2013
 

Por supuesto, debo mencionar que estoy muy agradecido y halagado por recibir el premio de mejor libro del año en este POY Latam. Pero no es por eso que le echo tantas flores aquí a esta iniciativa, sino porque me parece que el POY Latam es un aporte al desarrollo del oficio.  Y como la fotografía no ficción – desde la prensa, los libros y el web – influye en la consciencia de todo el mundo,  es también un aporte al desarrollo democrático y participativo de la sociedad.

++

Otras entradas de Stephen Ferry

En memoria de (otra) película

El color “real” de la luz

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.