¿Se acabó lo privado?
15 de Febrero de 2017

¿Se acabó lo privado?

WhastApp nos ha simplificado la vida en muchos aspectos, pero también ha reducido los límites de nuestra privacidad.
Fotografía: Webster2703 en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons
Lyuba Yez

Entendemos por privado aquello que queremos resguardar, aquel momento, acción, conversación, mensaje o recuerdo que compartimos solo con unos pocos y que nos importa mantener lejos de ojos y oídos ajenos.

Se considera que es privado nuestro hogar, nuestra oficina, nuestra correspondencia -cada vez menos física y más bien digital-, y también nuestras conversaciones telefónicas, lo que también considera lo que hablamos por WhatsApp, aplicación que en estos días se ha transformado en la forma más rápida y expedita de decir lo que queremos a otro y cuanto antes.

Parte de lo anterior debe haber considerado el diputado chileno Guillermo Ceroni cuando en noviembre de 2015 conversaba por esta vía en su celular mientras se realizaba una sesión del Congreso. La suya era una conversación con al menos tres usuarios y los mensajes eran de índole sexual. No nos habríamos enterado si alguien no hubiera captado la imagen de su pantalla desde la distancia.

Las fotografías de la parte de las conversaciones del diputado fueron publicadas por Agencia Uno y después replicadas en varios medios. La discusión sobre la validez de la publicación desde lo público y lo privado no se hizo esperar y una de las preguntas que surgía era si la homosexualidad del diputado era materia de información.

Lo cierto es que más allá de eso -que de relevante no tiene nada, a mi juicio-, la verdadera pregunta debería apuntar a la importancia de publicar el detalle de una conversación de esta índole.

¿Es necesario para el conocimiento público la descripción del deseo del diputado, si no se relaciona con algún crimen? ¿O el detalle de los encuentros sexuales que va a tener? Claramente, no. Y quizás por eso -y también porque Guillermo Ceroni se quejó abiertamente y después se querelló contra quienes resultaran responsables- uno de los medios que publicó el detalle de las fotos se disculpó públicamente e incluso removió a su director.

Cuidado con Whatsapp

Aquí se cruzan dos temas atractivos para el público y en muchos casos para la prensa: el sexo y las nuevas tecnologías. WhastApp nos ha simplificado la vida en muchos aspectos, pero también ha reducido los límites de nuestra privacidad.

Nuestros pensamientos más privados y conversaciones mejor guardadas ya no están en una caja que difícilmente alguien podría encontrar, sino que están a la mano, todo en nuestros teléfonos, y es más, bastante expuestos a que un extraño lo pueda leer y hasta capturar en una fotografía con su propio teléfono.

¿Puede ser privado aquello que le digo a otro sin saber si está acompañado? Todo se basa finalmente en el principio de la buena fe, en pensar que el destinatario respetará ese acuerdo, cada vez más tácito, aunque lo cierto es que puede desistir sin avisarnos y eso es quizás más grave que la imagen que pueda captar un tercero y después enviarla a los medios de comunicación.

Lo privado está desapareciendo y es nuestra responsabilidad, por lo que es urgente que pongamos nuestros propios límites, ya sea restringiendo lo que hablamos, o protegiéndonos más.

Esto último también se le sugirió a Ceroni cuando su vida extra marital quedó expuesta, pues quizás debió tener esa conversación en otro lugar y no mientras trabajaba, pero la verdad es que nada justifica publicar algo irrelevante que responde más al morbo que a lo informativo.

En este punto considero que la discusión ética del caso tiene que ver más con las comunicaciones en general, pues como a él le ocurrió, nuestros secretos están cada vez más desprotegidos y eso, en todo aspecto de nuestros vidas, es francamente aterrador.

— —

* Lyuba Yez es periodista de la Universidad Católica de Chile y se ha especializado en el estudio de la ética aplicada a las comunicaciones y en la investigación de cobertura de tragedias. Actualmente es docente de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica y de la Escuelas de Periodismo de la Universidad Alberto Hurtado.

— —

Las opiniones expresadas en nuestra sección de blogs reflejan el punto de vista de los autores invitados, y no representan la posición de la FNPI y los patrocinadores de este proyecto respecto a los temas aquí abordados.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.