Mirar sin parpadear
13 de Agosto de 2013

Mirar sin parpadear

A pesar de lo perturbadoras que son, estas fotografías no caen ni en el morbo, ni en la mojigatería sino que nos muestran una realidad cruel con honestidad y valentía.
Todas las fotografías con derecho reservado © Nina Berman
Stephen Ferry

Les quiero hablar del trabajo de la gran reportera gráfica estadounidense Nina Berman y en particular de su famoso ensayo “Marine Wedding” (Boda de un soldado de la marina).  Esta serie no solo se ha publicado en muchas revistas sino que también se exhibió en la edición 2010 de la Bienal Whitney de arte en Nueva York. Es toda una referencia en la documentación de la guerra en Irak y su impacto en los soldados norteamericanos.  Ya que la cuestión de cómo fotografiar la violencia y sus secuelas en el cuerpo humano es un tema importante de índole ético, este ensayo da para mucha reflexión.

El límite entre la representación explícita de la violencia y el morbo es algo subjetivo. Para unos, una fotografía explícita es aceptable y hasta necesaria, mientras que para otros puede que se pase y que llegue a ser de mal gusto e incluso sensacionalista.  Así que solo puedo responder por  mi reacción personal a esta serie,  pero creo que se puede argumentar que, a pesar de lo perturbadoras que son, estas fotografías no caen ni en el morbo, ni en la mojigatería sino que nos muestran una realidad cruel con honestidad y valentía.  De hecho, para mí es la naturalidad con que el sargento Ty Ziegel conduce su vida a pesar de la grotesca desfiguración de su cara, lo que hace que la serie transcienda el morbo y se convierta en un retrato de un hombre que rehúsa ser vencido por algo horrible que podría destruirle la vida a cualquier persona.  Pero lo que pasa es que para la novia,  si podemos juzgar por su cara de susto, por su mirada hacia lo lejos y no hacia lo que queda de la cara de su novio,  no es una situación nada natural.

Las fotografías de Nina nos hacen mirar este drama sin parpadear, y de ahí nos hacen reflexionar sobre una guerra, que es en mi opinión absurda.  La fotógrafa nos presenta esta serie de imágenes sin pronunciarse explícitamente en contra de la guerra en Irak y eso es lo que precisamente le da la fuerza, como una evidencia en contra de la guerra.  De hecho, el único texto que podría entenderse como un juicio de valor forma parte de la primera foto, la cual fue tomada en un bar,  en donde hay un aviso luminoso detrás de la cabeza del sargento  Ziegel que nos pregunta Why Ask Why? ( ¿Por qué preguntar por qué? )


En la revista Art in America Berman explica su postura así: “Digo que soy una persona política,  aunque no estoy diciendo qué posición política estoy tomando.  Solo digo que [el trabajo] vive en un mundo político.”  Marine Wedding fue publicado en los Estados Unidos justo cuando la guerra en Irak era un tema muy polémico que enfrentaba a la derecha contra la izquierda.  La postura de Berman permite que su mensaje pase las barreras ideológicas y llegue a todo el público con la capacidad humana de entender el drama del sargento Ty Ziegel.  En su sitio web Berman indica cómo apoyar con donaciones a los soldados gravemente heridos por esa guerra.

Todas las fotografías con derecho reservado © Nina Berman
Más entradas de Stephen Ferry
– Mujeres en la reportería gráfica
– Weegee: el morbo y su contexto
– Apuntes hacia el desarrollo del estilo personal
– El flash abierto, ejemplo de un uso consciente
– Un nuevo premio marca un hito
– En memoria de (otra) película
– El color “real” de la luz

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.