Terremoto en Ecuador: Cómo cubrir desastres naturales

Terremoto en Ecuador: Cómo cubrir desastres naturales

A propósito de lo sucedido en Ecuador, queremos recomendar la lectura del manual Cobertura de Desastres y Crisis, escrito por Deborah Potter y Sherry Ricchiardi, y publicado por el Centro Internacional Para Periodistas (ICFJ, por sus siglas en inglés).
Fotografía: John WLJ en YouTube / Usada bajo licencia Creative Commons
Red Ética FNPI

Cubrir tragedias como el devastador sismo de magnitud 7,8 en la escala de Richter que se presentó el sábado en Ecuador, representa un reto para cualquier periodista. Cómo lidiar con el dolor de las víctimas, de qué manera protegerse en una zona en la que una catástrofe acaba de ocurrir, y mantener la serenidad suficiente para informar con equilibrio son algunos de los puntos más álgidos.

A propósito de lo sucedido en Ecuador, queremos recomendar la lectura del manual Cobertura de Desastres y Crisis, escrito por Deborah Potter y Sherry Ricchiardi, y publicado por el Centro Internacional Para Periodistas (ICFJ, por sus siglas en inglés).

La guía se divide en dos secciones. La primera proporciona directrices para que los medios de comunicación estén preparados para cubrir desastres de una manera profesional, manteniendo la seguridad de sus enviados especiales, pues las catástrofes nunca avisan y por lo tanto es necesario contar siempre con protocolos de respuesta claros.

La segunda sección ofrece sugerencias para ayudar a que los periodistas trabajen con las víctimas del desastre de una manera ética, sensible y eficaz. Esta sección ofrece consejos a los profesionales de los medios para su propio auto-cuidado, pues en la zona del desastre ellos mismos deberán mantenerse a salvo para informar adecuadamente.

“Un medio noticioso juega cuatro papeles importantes durante una crisis. Es una fuente de información vital el decir qué está ocurriendo, dónde, quién está afectado, cómo van cambiando las cosas, y por qué. Es una línea de comunicación, se pueden salvar vidas al transmitir información crítica de y hacia las partes afectadas. Es una señal de advertencia temprana, transmitiendo la información a tiempo e información segura que prevenga algún daño. Finalmente, es un foro comunitario, ofreciendo a los ciudadanos la oportunidad de reunirse, compartir sus preocupaciones y apoyarse unos a otros durante los tiempos difíciles”, afirma el manual en su introducción, citando palabras del veterano periodista y consultor, Michale Marcotte.

 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.