XV Foro Eurolatinoamericano de Comunicación

XV Foro Eurolatinoamericano de Comunicación

El XV Foro Eurolatinoamericano de Comunicación, que se reúne en Lisboa del 24 al 26 de noviembre de 2009 continúa las ediciones que la Asociación de Periodistas Europeos ha venido celebrando desde 1995. En ellas se han reunido periodistas, representantes de medios de comunicación, expertos y personalidades políticas, siempre en vísperas de la correspondiente Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, cuando cobran mayor actualidad los asuntos iberoamericanos.

200 años de independencias

XV Foro Eurolatinoamericano de Comunicación

24-26 de noviembre de 2009, Lisboa (Portugal)

Organizado por:

Fundación Nuevo Periodismo IberoamericanoCorporación Andina de FomentoAsociación de Periodistas Europeos

Relatoría

Tras la sesión de inauguración se presentó la primera mesa, titulada“Caudillismo o democracia representativa I: reflexiones para un bicentenario”,dedicada a analizar el estado actual y la evolución futura de las democraciasen América Latina, moderada por Miguel Ángel Aguilar. En primer lugar intervino el ex presidente español Felipe González con una reflexión sobre elestado de ánimo como forma de aproximación a la calidad democrática en elcontinente, amenazada por el caudillismo. Tras advertir de la conveniencia deno olvidar la propia historia para no repetir los errores del pasado, el expresidente criticó la pérdida de tiempo y esfuerzos que suponen losgobernantes que llegan al poder con ansias de reinventar sus paísesprescindiendo de todo lo anterior, en contraposición con gestiones exitosas decontinuidad como las de Henrique Cardoso y Lula da Silva en Brasil. Sinembargo, en su opinión, el resto de países del continente miran más al pasadoque al futuro, que se afronta más con discursos que con hechos, y afirmó quese debe mirar el retrovisor pero sin ser prisionero de la historia ni olvidar elporvenir. En cuanto a las relaciones de España con América Latina, Gonzálezmantuvo que la situación anterior estaba marcada por una retórica sin interesesy la de ahora, por unos intereses sin retórica, y abogó por la búsqueda delequilibrio entre actitudes tan antagónicas. Además, se mostró preocupado por el armamentismo creciente en la región, y añadió que “los caudillistas de ahorase diferencian de los del siglo XIX en que los actuales van con una manguerade gasolina bajo el brazo”.

A continuación el secretario general iberoamericano,Enrique Iglesias,anticipólas tendencias globales que tendrán más influencia en el continente. A su juicio,es fundamental ahondar en la idea de que América Latina tiene un capitalhumano de primer orden que tiene que aprovechar. En un mundo cada día máscompetitivo, la formación debe ser una prioridad; sin ella, es imposible situar aAmérica Latina en el lugar que le corresponde en el mundo. En segundo lugar,Iglesias habló de la importancia de las políticas públicas y del valioso papel delEstado como regulador, y señaló la necesidad de reformar sus institucionespara adaptarlas al dinamismo de un mercado cambiante, cuya existencia esplenamente necesaria. Como tercer tema situó el medio ambiente, que en su opinión debe estar ya en cualquier agenda política, especialmente en AméricaLatina, la región del mundo con la mejor dotación natural. Enrique Iglesiasadvirtió también que la contaminación es un elemento que ha entrado en el juego comercial, con las importantes repercusiones que ello tendrá en el futuro.Además, puso sobre la mesa el elemento social, destacando que AméricaLatina es un continente de clase media que exigirá crecimiento de calidad yque no será conformista. Por último, habló de los efectos de la globalización enla región.

Finalmente, el escritor mexicano Jorge Volpi analizó en su intervención lascausas del caudillismo en la región, siendo la primera de ellas la ausencia decontroles institucionales; la crítica a las instituciones lleva a los nuevoscaudillos a prescindir de ellas. La poca voluntad por acabar con la influencia deoligarquías, partidocracia, falta de justicia, la corrupción y la inseguridad hacenque las democracias latinoamericanas sean imaginarias. En toda AméricaLatina existen formalmente democracias, recordó, salvo Cuba y el recientecaso de Honduras. Aunque la democracia acabó llegando al continente, al finaldecepcionó, y se quedó en puro formalismo sin contenido de fondo. Para Volpi,las consecuencias son que existe hoy una enorme falta de apego de losciudadanos por la política y un desencanto generalizado. Los caudillismospretenden reconstruir los países sobre anacrónicas bases del pasado y decidenreinventarlo a su conveniencia. En su opinión, los caudillos hacen uso delreferéndum para falsear la democracia e ignorar las instituciones, que es laforma democrática de sabotear la democracia. El escritor mexicano acabó suintervención señalando que Venezuela es el laboratorio de todo lo que se hahecho mal, puesto que antes de Chávez, también había una democracia queno funcionó.

Los debates se reanudaron en la segunda mesa, titulada “La sombra de lacrisis en el año electoral” y moderada por el periodista español CarlosHumanes. En primer lugar intervino Clovis Rossi,columnista de “Folha deSao Paulo”, con un análisis de la trayectoria de del presidente brasileño Lula,convertido en fenómeno político, cuyo éxito se concentra en haber ganado doselecciones consecutivas, previamente a las cuales había perdido otras cuatro.En relación con la cita electoral del próximo año en su país, Rossi recordó queningún brasileño con menos de 70 años ha conocido unas eleccionesdemocráticas a las que no concurriera Lula. En este sentido, considera que elcarisma personal tiene una importancia decisiva a la hora de acudir a las urnas,y el elemento más valorado por los electores es la honestidad. En su opinión,Lula se ha convertido en cierta manera en otro caudillo más, y aunque Brasil hapasado de la anomalía a la normalidad, opinó que el futuro está aún por llegar.

A continuación tomó la palabra Juan Pablo Corlazzoli coordinador deGobernabilidad Democrática en la Dirección del PNUD para América Latina y elCaribe, quien abogó por una democracia de ciudadanía, en la que la sociedadtenga oportunidades verdaderas de intervenir. Destacó un dato: entre 1990 y2007, cada día algún presidente asumía funciones legislativas, y como ejemplodel sentir generalizado en buena parte de América Latina, señaló que el 60%de la población de El Salvador aceptaría un gobierno autoritario si con ello se redujese la corrupción. Pocos países escapan a esta sensación, exceptuando aChile y Uruguay fundamentalmente. Para Corlazzoli, lo más importante de unEstado es que sea eficaz, para lo cual es básico que las relaciones Estado-mercado sean fluidas.

Seguidamente Juan Gabriel Tokatlián,profesor de Relaciones Internacionalesde la Universidad Di Tella de Argentina, abordó los riesgos del crimenorganizado y el narcotráfico en la región, y alertó del surgimiento de una nuevaclase social criminal en el continente, de carácter reaccionario. Destacótambién su preocupación por el aumento del gasto militar en América Latina ypor la ocupación de espacio policial por parte de las fuerzas armadas. Tokatliánse mostró convencido de que Brasil emergerá como potencia regional, lo queresultará beneficioso para América Latina, y dijo que la mejor políticaantiterrorista es la igualdad.

La segunda jornada del Foro inició con la mesa de debate titulada “Las dosiberoaméricas”, en la que intervino en primer lugar el ex presidente y primer ministro de Portugal Mario Soares. En su opinión, la existencia de dos idiomas,castellano y portugués, no es suficiente por sí misma para hablar de dosIberoaméricas. Pese a ello, las independencias de una y otra, si es que existen,han sido diferentes, puesto que en la de Brasil apenas hubo sangre. DecíaCardoso: “nuestro error fue lograr esa independncia, sino tendríamos un piemetido en Europa”. Señaló Soares que desde la Revolución de los Claveles, larelación entre Portugal y España es de gran amistad, lo que debería propiciar laconvergencia de políticas tanto en Europa como en Latinoamérica. Agregó queuna de las soluciones para la situación de extrema dificultad por la queatraviesa Europa sería crear una gran relación de entendimiento conLatinoamérica como continente de futuro, y no sólo con Brasil, como pasaactualmente. El punto de partida, dijo, es bueno, ya que Lula sabe atribuir aEuropa la importancia que merece.

A continuación tomó la palabra Lourival Sant’Anna, reportero especial de la agencia O Estado de São Paulo,para quien el valor cultural va copandoespacio en la región. Si a mediados de los años 80 en América Latina no habíamás que rivalidad militar, hoy son los procesos de democratización los que vanocupando terreno, con los dos grandes flecos pendientes en Honduras y Haití.Asimismo, el acercamiento comercial y particularmente MERCOSUR sonimportantes herramientas para la integración regional. En cuanto a la situaciónde Brasil, Sant’Anna afirmó que aunque Lula tiene posiciones de izquierda, haseguido la política económica de su predecesor en el cargo, Henrique Cardoso.Brasil debe acercarse a la UE, pero no solo sino de la mano de MERCOSUR.

Por último el embajador de España en Lisboa,Alberto Navarro, analizó en suintervención las relaciones luso-españolas y planteó diferentes propuestas paraun mayor reforzamiento. Destacó además la influencia de estas relaciones enLatinoamérica, y señaló dos puntos de máximo interés en este campo: elnecesario acuerdo entre el MERCOSUR y la Unión Europea como medio deacercamiento entre América Latina y Europa, y el relevante papel que “los ibéricos” ocupan en la actualidad en las instituciones europeas. El debate fuemoderado por el periodista de RTVE Enrique Peris.

 

“Valor añadido de la identidad de lenguas y culturas” fue el título de la siguientesesión que contó con la participación de los escritores Francisco Suniaga(Venezuela), José María Ridao (España), Gonçalo Tavares (Portugal) ySantiago Roncagliolo (Perú), y la moderación de la periodista española CristinaGarcía Ramos.

Para Francisco Suniaga el castellano es un patrimonio de enorme valíacompartido por una gran cantidad de personas, y habló de las posibilidadesque se ofrecen para dicha lengua a través de nuestros actos. Según Suniaga,en nuestras manos está engrandecer el castellano. Como lengua, su futurodepende en exclusiva de sus hablantes, y ahí radica su futuro. Escribir encastellano, dijo, es escribir para 500 millones de personas, oportunidad que nimucho menos ofrecen otras lenguas. Sólo el castellano y otras pocas tienensemejante potencial. Es necesario potenciar todo ese caudal que apenas estáexplotado, y que pocas regiones del mundo, además de la Iberoamericana,pueden utilizar.

José María Ridao destacó la creciente presencia de las sesiones sobre culturaen los foros de análisis político, y alertó del riesgo de convertirse en “culturaorgánica” si se solapa con la política. Para Ridao la lengua debe generar identidad, en contra de la actual corriente según la cual los países parecenquerer apropiarse de la lengua. Se trata de una pieza más del puzzle de laintegración. Expresó su extrañeza por la fiebre de celebraciones yconmemoraciones que existe últimamente, y agregó que el papel de lospoderes públicos es el de garantizar la libertad de expresión y no el de dirigir laopinión.

Gonçalo Tavares destacó la fortaleza de las relaciones de Portugal con Brasily Angola, si bien apuntó un déficit en el mundo editorial portugués, que nopublica simultáneamente para el resto del ámbito luso-parlante. Consideró quela conexión con el territorio no es tan importante en la configuración de laidentidad como puedan serlo la lengua o la religión compartidas, y comoejemplo puso el de Israel y el judaísmo: religión milenaria frente a un Estadoque no tiene aún un siglo.

Santiago Roncagliolo recordó que todos los líderes americanos llevanapellidos españoles, y por eso tienden a fijarse en los valores franceses. En elmarco de las independencias subrayó la particularidad de Perú respecto alresto de países latinoamericanos: Perú era la capital del virreinato, y por tanto,no tenía ninguna pretensión de independencia porque disfrutaba ya de unasituación bastante cómoda. Añadió que en Perú los primeros autores sonfundamentalmente sacerdotes evangelizadores, y no sólo nativos, aunquetambién se debe incluir a alguno de ellos. Por tanto, el papel de los extranjerosevangelizadores es trascendental. Por otra parte, Roncagliolo indicó queautores como García Márquez tienen mucho interés en Portugal, pese a quepueda no parecerlo.

La tercera y última jornada arrancó con la mesa “La nueva comunicación y supapel como garante de la democracia”, moderada por Jaime Abello, director dela Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, en la que Diego Fonseca ,periodista y consultor argentino, habló de la necesidad de generar mayor valor agregado en menos tiempo en el mundo de la información, recordó la urgenciapara adaptarse a las nuevas tecnologías y abogó por establecer filtros en lasredes sociales. Para Fonseca la tendencia en el campo de la información es ir suprimiendo los intermediarios, y dado que hoy los consumidores son muyactivos, a los nuevos medios no les da tiempo a cristalizar. También señaló laimportancia de la Wikipedia como herramienta de expansión del conocimiento,no sólo proyectado hacia el pasado, sino también hacia el presente, por suinmediatez. Apuntó también un importante fenómeno que se está produciendoen este campo, y es que el periodista ha perdido el monopolio de la transmisiónde noticias en favor de cualquier persona equipada con un teléfono móvil o unacámara de fotos.

Enric González,premio de periodismo “Francisco Cerecedo” y columnista de“El País” explicó que el low cost también ha llegado a la prensa. Los costes sonun elemento esencial, y el hecho de que desaparezca el diario tradicional, consu proverbial soberbia y mensaje unidireccional puede ser hasta beneficioso.Para González, los diarios “totémicos” hoy están al servicio de interesescomerciales, y opinó que la irrupción de las nuevas tecnologías en el campo dela información favorece la fragmentación aunque también tiene sus ventajas,porque quien no estaba reconocido antes, ahora sí puede entrar en el juego.

En su intervención, el director de la radio France Culture Bruno Patiño, sostuvo que internet no es un medio de comunicación sino un espacio social, yel reto está en saber manejarlo. Cabe preguntarse cuál será el rol delperiodista, que desarrolla un papel fundamental en democracia, y si su figuraseguirá siendo necesaria. A su juicio, el futuro del periodismo es incierto.

Miguel Silva,consultor colombiano experto en comunicaciones estratégicas yasesor de campañas electorales, afirmó que la inversión en los nuevos mediossigue siendo demasiado escasa, y señala tres elementos nucleares: el modeloeconómico, la dependencia del Estado y la caída de los suscriptores. Silvareclamó la subvención pública de los medios periodísticos en tiempos de crisis.

Por su parte, el ecuatoriano Mauro Cervino,investigador en FLACSO, dudó deque el periodismo en América Latina alguna vez “haya garantizado algo”. Unode los mayores problemas es que la prensa ha mediatizado la política,contribuyendo a empobrecerla. En su opinión, es preciso un control másriguroso por parte del Estado y establecer leyes antimonopolio que acaben conlas concentraciones de medios no deseadas.

La última mesa del XV Foro contó con la presencia de tres ex presidentes: elperuano Alejandro Toledo y los bolivianos Carlos Mesa y Jaime Paz Zamora. Alejandro Toledo dijo no estar dispuesto a estancarse en su pasado. Segúnsus datos, la crisis dejará 5 millones de pobres adicionales en América Latina,pero puede ser una excelente ocasión para dar el salto, dado el potencial que tiene el continente en materias primas, y así reinvertir pensando en la gente.De esta manera se conseguiría tener una sociedad más libre, y el terreno seríamenos fértil para el populismo autoritario en la región, que se nutre de regalar migajas a los pobres insultando su dignidad. Toledo afirmó que los populistasno son la causa del problema, sino más bien la consecuencia del mismo; yresponsables son el conjunto de líderes latinoamericanos, incluyéndole a él.Para el ex presidente peruano el populismo autoritario no es necesariamentede izquierdas, aunque éste deliberadamente busque tal imagen. Señaló el granpapel que juega la prensa en las democracias, y dijo que no sólo la llegada alpoder debe ser democrática, sino también la forma de gobernar.

A continuación Carlos Mesa resaltó que la historia de América Latina nocomenzó en 1809 con las primeras independencias sino que el continente tieneuna historia milenaria. Dividió la misma en tres períodos diferenciados: elprehispánico, el colonial y el republicano. Para Mesa existen dos vertientes depensamiento: la indígena-andino -prehispánica por una parte, y por otra, laoccidental. Ambas corrientes han dejado un sello fundamental en la sociedadamericana de hoy. El ex mandatario condenó algunas leyes de comunicaciónque han proliferado en algunos países de la región y expresó su gran interéspor los procesos electorales que aguardan hasta el año 2011.

Para finalizar la jornada, Jaime Paz Zamora puso nombres y apellidos a los“caudillos”, a saber: Hugo Chávez, Evo Morales y un poco de Álvaro Uribe, losKirschner y Rafael Correa. Destacó la importancia de los recursos naturales ypropuso un proceso serio de integración fundamentado en políticas comunesde infraestructuras y recursos, sugiriendo un papel central para Brasil comopivote de un nuevo proceso integrador mayúsculo. Paz Zamora recordó quetanto América Latina como la Unión Europea son hoy mejores que hace unosaños. Sin embargo, parafraseando a Fernando Pessoa opinó que ambas están“desasosegadas”

 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.