Relatoría del taller para periodistas electrónicos: "Periodismo para Internet".
4 de Octubre de 2016

Relatoría del taller para periodistas electrónicos: "Periodismo para Internet".

El contenido en Internet debe estar guiado por una pregunta fundamental: ¿qué podemos hacer en Internet para informar o servir, que no podamos hacer en los medios tradicionales?.

Con Rosental Calmon Alves. 
 Ciudad de México, México, 21 - 25 de agosto de 2000
Por Julio César Guzmán C.

Temas:

 1. Los impactos de la Web en el periodismo

2. Orígenes y evolución del periodismo en línea

3. Amenazas y Oportunidades en la transición a Internet

4. Búsqueda de un nuevo lenguaje

5. Modelo de negocio

6. Consejos para mejorar las páginas de Internet

7. La transformación de los medios tradicionales e Internet: mediamorfosis o mediacidio Anexo: Situación de Internet en América Latina

 1. Los impactos de la Web en el periodismo

Hacia 1450 el conocimiento estaba concentrado en manos de la Iglesia y de los muy pocos privilegiados que sabían leer. La invención de la imprenta por parte de Gutenberg significó la democratización del conocimiento y causó una revolución cultural de una magnitud difícil de igualar por algún acontecimiento histórico.

Pero la aparición de Internet ha revolucionado de manera tan significativa y tan rápida la manera de vivir que el profesor Rosental Calmon Alves, Director de la Catedra Knight de Periodimo de la Universidad de Texas en Austin (E.U.) no duda en equipararla con el milagro gestado por Gutenberg. De hecho, la red mundial es apenas la parte más visible y popular de una revolución digital que ha modificado todas las instancias de la actividad humana y, por supuesto, también al periodismo.

La rapidez de su penetración le permitió alcanzar 50 millones de usuarios en 6 años (tras la aparición de la World Wide Web), algo que le costó 13 años a la televisión y 38 años a la radio. Internet representa tanto amenazas como oportunidades para todos los negocios y su impacto social aún es difícil de estimar.

En particular, el periodismo ha sentido su impacto de dos formas: en la posibilidad casi ilimitada de acceder a información por parte de los periodistas y como una nueva forma de empacar y distribuir productos periodísticos.

Sin embargo, hoy todavía sigue siendo un formato más. El primer medio en adoptar masivamente el uso de Internet fue la prensa, aunque motivada en principio por el miedo. De hecho, si bien los diarios no han perdido circulación por la avalancha de Internet, sí ven en peligro uno de sus dominios: los anuncios clasificados. En cambio de perder circulación, existen diarios como el New York Times que consigue 3.000 suscriptores al mes gracias a su sitio en Internet.

 El medio que más ha perdido audiencia frente a la red mundial es la televisión y, en general, todos tendrán que compartir la 'torta' publicitaria, que no va a crecer y en cambio su inversión se ha ido desplazando hacia Internet de manera lenta pero continua.

Según Calmon Alves, los medios tradicionales que no se adapten van a morir y por ello es momento de pasar de la defensa al ataque. Cabe recordar que en Internet cualquiera puede publicar, las barreras de entrada ya no están en la producción y sus costos, sino en la credibilidad. En este sentido, la ventaja de los periódicos para enfrentar el reto digital consiste en su nombre (marca) y su énfasis en el contenido local que cubren.

En este juego, el perfil del periodista cambia sustancialmente. Es más importante su conocimiento de diferentes medios que la especialización en uno de ellos. Sin embargo, no se debe abusar de los recursos multimedia ni del bombardeo de información, pues el ancho de banda no sólo es una limitación técnica sino también de la capacidad de entendimiento del ser humano.

El producto de Internet no puede limitarse a una copia del medio tradicional y es preferible equivocarse que no hacer nada. En ese contexto, el fruto del trabajo del periodista cambia, pero la manera de hacerlo no tanto: la reportería sigue siendo importante y no hay forma más perezosa de contactar a las fuentes que el correo electrónico. En cualquier caso, el lenguaje periodístico en Internet sigue incierto y en construcción, al igual que el modelo de negocio.

Los esquemas tradicionales de percibir ingresos en medios de comunicación no funcionan en Internet. Las empresas periodísticas deben reinventarse, bajo la premisa de que los costos de tener presencia en Internet no pueden ser considerados pérdidas. Más bien podría considerarse inversión en Investigación y desarrollo: este nuevo medio es un laboratorio.

Teniendo en cuenta que el negocio de un periódico no es cubrir con tinta el papel, sino producir y diseminar información, Internet aparece como un medio óptimo para tal fin aún en países con baja penetración de computadores. Esos mercados pequeños no pueden ser despreciados: ¿quién hubiera apostado por la industria editorial cinco años después de la aparición de la imprenta, cuando casi nadie sabía leer?

De otra parte, no es conveniente la separación radical entre la redacción y el departamento comercial porque propicia la indefensión del periodista. Es preferible que se integren para que al menos se discutan los criterios editoriales con los publicitarios.

2. Orígenes y evolución del periodismo en línea

Pese a lo que se cree comúnmente, el periodismo en línea no es una novedad. Ya en 1939 se había gestado el primer 'radio-periódico' que funcionaba similar a un fax, utilizando la infraestructura de los telex.

En general, cada 20 años ha surgido un nuevo medio de comunicación de masas y lo que aún está en discusión es si Internet es uno de ellos. En un comienzo, no tuvo tal pretención: simplemente, fue el proyecto de grado de un estudiante de doctorado, a comienzos de los 60. Por caminos diferentes, el estamento militar de E.U. comenzó a hacer realidad este sueño con la creación de Arpanet, una red destinada a distribuir estratégicamente la información confidencial en caso de un ataque nuclear. Desde entonces se definió un modelo de comunicación más parecido al del correo (descentralizado) que al del teléfono (centralizado).

Pero fue la evolución de los computadores personales la que propició el actual auge de Internet. Con la aparición del primer PC (Personal Computer) se produjo una primera revolución que llevó los computadores a los hogares convirtiéndolos en electrodomésticos; luego, en la década de los ochenta, estos equipos comenzaron a interconectarse por un módem y una línea telefónica, lo cual los convirtió en medios de comunicación.

Es entonces (mediados de los ochenta) cuando sobreviene la primera explosión de Internet, aunque limitada al sector académico. Surgen las primeras redes de computadores y sistemas por suscripción (Bulletin Board Systems o BBS).

En 1989, el británico Tim Berners-Lee inventa un lenguaje que aprovecha las ventajas del hipertexto para enlazar documentos y crea un código de comunicación (protocolo) para computadores. Habían nacido el HTML, el HTTP y con ellos el World Wide Web, la porción gráfica y más popular de Internet. El sistema creado estaba basado en el sistema de asociación de ideas y conceptos que utiliza el cerebro humano.

Su software era de editor, pues permitía hacer modificaciones a las páginas de la red, a diferencia del software que creó en E.U. Marc Andreesen, tres años después. Este fue un software lector (Mosaic), se constituyó en el primer navegador de Internet y generó un auge inusitado por consultar sitios de la red, lo cual de paso hizo multimillonario a Andreesen cuando fundó la empresa Netscape.

El crecimiento exponencial de la web puede apreciarse en el número de usuarios: pasó de 26 millones de usuarios en 1995 a 55 millones en el 96, 101 millones en el 97, 150 millones en el 98, 201 millones en el 99 y 248 millones en enero del presente año. La firma NUA calcula que hace un par de meses, la cifra de usuarios en todo el mundo había alcanzado 332 millones. Similar comportamiento ha experimentado el número de periódicos en Internet. Según la empresa Newslink Census, hay más de 10.000 de ellos.

Este fenómeno es producto de la vieja búsqueda de un sustituto para la prensa, que antes de Internet pasó por etapas como el videotexto y el teletexto, productos informativos enviados por línea telefónica, hasta los servicios por suscripción como America Online, Compuserve y Prodigy.

Estos proyectos fueron abandonados con el surgimiento de la World Wide Web, que demostró ser mucho más eficiente y capaz de llegar a millones de personas. Los presupuestos que estaban destinados a divisiones de nuevos medios (lideradas por los periódicos) se trasladaron a productos de Internet, pero más como extensiones de los medios tradicionales que como parte de un medio nuevo.

De esta manera, la tendencia inicial consistió en reproducir literalmente el contenido de los periódicos y medios que se lanzaron a Internet (tendencia conocida como shovelware), con el natural escepticismo de los periodistas tradicionales por temor a perjudicar al medio antiguo.

Además, se trasladaron intactas otras costumbres que no tienen sentido en Internet: la periodicidad diaria (o al menos, la no actualización constante a lo largo del día), la identidad de formatos, la generación de páginas pesadas que tardan en cargar, la utilización de recursos técnicos innecesarios, etc.

Luego de cinco años de presencia en la Web, se han aprendido muchas lecciones:

  • El contenido sigue siendo el rey, en particular cuanto es más original y más local. · El esquema de actualización debe asemejarse al de CNN y no al de la prensa escrita.
  • El rol del periodista es diferente en cuanto a que el usuario de Internet es quien maneja el contenido, elige lo que quiere y participa en él, gracias al empoderamiento que le brinda la interacción.
  • Algunos sitios han aprendido con dolor que es la forma (el diseño y el desarrollo) quien debe someterse al contenido y no al contrario. 
  •  Es necesaria la convergencia entre los antiguos medios e Internet. Además, se deben buscar nichos tematicos no cubiertos por medios tradicionales.

3. Amenazas y Oportunidades en la transición a Internet

Los medios tradicionales encaran una espada de doble filo con la llegada de Internet, ya que pueden verse beneficiados o perjudicados. Las amenazas que enfrentan son:

  • Posible pérdida de audiencia, que se traslade a Internet (hasta ahora, la más afectada ha sido la televisión, por coincidencia de horarios y funciones)
  • Posible pérdida de ingresos por publicidad (el número de anunciantes no crece y sí la oferta de medios)
  • Obsolescencia de formas tradicionales de comunicación (por ejemplo, los avisos clasificados se prestan más para ser buscados por Internet que en la prensa escrita)
  • Pérdida de personal capacitado (muchos periodistas, diseñadores, publicistas y otros profesionales son contratados por sitios de Internet)
  • Rapidez de los cambios generados por la popularización de Internet (la pesada infraestructura de los medios tradicionales les genera resistencia al cambio)Sin embargo, Internet también ofrece nuevas oportunidades a medios convencionales:
  • Estar entre los primeros actores del nuevo escenario (el acceso a información privilegiada trajo primero a los medios periodísticos las bondades de Internet)
  • Transferir marcas, clientes y audiencia de un medio tradicional a Internet (si la nueva barrera de entrada para publicar información es la credibilidad, la marca juega un factor preponderante)
  • Usar el medio tradicional para promover la entrada al medio nuevo (la promoción debe enfatizar aspectos complementarios, no los que se encuentren en el medio antiguo)
  • Empezar nuevas formas de venta directa al público (cabe recordar el ejemplo del New York Times que consigue 3.000 nuevos suscriptores al mes por Internet)
  • Recobrar la oportunidad de ofrecer noticias de última hora, que los periódicos habían perdido con la radio y la televisión ante la imposibilidad de publicar con la misma rapidez que estos medios

4. Búsqueda de un nuevo lenguaje

En general, el contenido en Internet debe estar guiado por una pregunta fundamental: ¿qué podemos hacer en Internet para informar o servir, que no podamos hacer en los medios tradicionales?

Es evidente que no pueden trasladarse literalmente los contenidos de un medio tradicional a Internet, porque se trata de medios con códigos diferentes. Lo más difícil y, a la vez, lo más valioso consiste en integrar medios diferentes (texto, sonido, imagen, imagen en movimiento, búsqueda en bases de datos) en uno solo. Pero, incluso si los resultados no son satisfactorios, el periodista de Internet debe intentarlo pues al menos será una oportunidad de aprendizaje.

Otra de las características propias del lenguaje de Internet es la ruptura con el orden lineal: el uso del hipertexto y la posibilidad de que sea el usuario quien dirija la lectura permiten acercarse al mensaje desde diferentes entradas y con diferente orden cada vez. En Venezuela dicen que hay usuarios ‘delfines’, que saltan de un enlace a otro de modo casi aleatorio y otros que son pirañas, devoradores de información.

Para estos últimos, interesados en profundizar cada vez más sobre temas determinados, es necesario construir un periodismo en capas navegables: ofrecer la información más relevante, un resumen bien hecho de un historia, en el nivel más superficial y brindar mayores datos en niveles más profundos, a discreción del usuario, que es quien demanda la información.

El camino para hacerlo comienza en la fragmentación de la historia tradicional para volver a construirla, volver a crearla en Internet. En este ejercicio, se debe identificar un núcleo y generar diferentes puntos de entrada para crear con ellos las diversas capas navegables, con niveles disímiles de profundidad.

Si las diferentes entradas satisfacen la necesidad de información, ofrecen enfoques variados, novedosos y distintos a los que se pueden ofrecer en medios tradicionales, puede superarse la ‘arrogancia’ periodística de suponer que su rol social consiste en interpretarle la realidad al lector, radioescucha o televidente y enseñarle qué es lo importante de ella.

5. Modelo de negocio

Paulatinamente, la nueva economía de Internet se está encontrando con la realidad de los negocios tradicionales. Hace unos años, los analistas decían “Si estás ganando dinero en Internet, algo debes estar haciendo mal”, y ahora, en cambio, la necesidad de convertir en dinero el tráfico de los sitios es de vida o muerte.

El modelo tradicional basado en suscripciones y publicidad ya no es suficiente, por la gran competencia con otros medios. Y de otra parte, comienza a desaparecer la ‘fiebre del oro’ que se despertó cuando las primeras firmas de Internet recaudaron inversiones millonarias al ofrecer sus acciones en la bolsa.

Ahora, la tendencia consiste en combinar ingresos por publicidad, con alianzas estratégicas y comercio electrónico (cobrando un porcentaje por transacción realizada) y otras fuentes de dinero.

Estas nuevas oportunidades de negocio generan también la necesidad de mayor transparencia con el usuario. Siempre debe decírsele cuando se está recibiendo un ingreso por una transacción o por un contenido determinado (publirreportajes, por ejemplo). No hacerlo implica pérdida de credibilidad y, a largo plazo, pérdida del mismo negocio.

El negocio de la publicidad en Internet está ganando fuerza gracias a sus características únicas: en primer lugar, en Internet la distancia entre el momento en que se genera la necesidad de compra y la posibilidad de comprar es apenas un clic del ratón. Un anuncio en Internet es la puerta de entrada al negocio.

Además, los usuarios de Internet reciben anuncios más personalizados con base en sus gustos y preferencias. De esta manera, los anunciantes contactan directamente a consumidores potenciales de su producto o servicio.

La incertidumbre sobre el nuevo modelo de negocio aún prevalece. Lo único cierto es que deberá ser mixto, innovador y audaz.

6. Consejos para mejorar las páginas de Internet

Los primeros consejos provienen de Jakob Nielsen, gurú de la facilidad de uso en Internet (usability, en inglés), quien ha realizado diferentes estudios de gran aceptación en el mercado. Sus estudios analizan la relación de los usuarios con las páginas web, los hábitos de navegación la comprensión de la arquitectura del sitio y la decodificación de mensajes:

  • Los usuarios de Internet no leen, “escanean”las páginas.
  • El mejor texto para la Web es el periodístico clásico: lead y cuerpo. Debe ser corto y directo.
  • El texto tiene que ser conciso, objetivo y “escaneable”. Para crear texto ‘escaneable’:
  • Destaque palabras clave
  • Incluya subtítulos informativos
  • Use listas con puntos (bullets)
  • Desarrolle una idea por párrafo
  • Use la pirámide invertida
  • Reduzca a la mitad o menos el numero de palabras usadas en texto convencional
  • La Web es “user-driven”: la gente quiere moverse, usar el ratón
  • Cada página web compite con millones de otras y el usuario quiere ver lo que más pueda
  • Evite los códigos HTML que no sean estándar (nuevos plug-ins, por ejemplo)
  • No use de inmediato funciones de nuevos navegadores ( la actualización se da a razón del 2% de los usuarios por semana)
  • Use códigos de HTML 1.0
  • Evite tecnologías Beta (espere 1 o 2 años)
  • El tiempo de respuesta es más importante que un diseño atractivo}
  • Evite usar vínculos (links) hacia afuera de su sitio
  • No use viñetas (frames)
  • Ofrezca una versión para imprimir
  • Tome en serio el título de las paginas por su importancia en los archivos de historias (paginas vistas)
  • Cuide la legibilidad de los textos: alto contraste, fuentes Sans serif, no use todo en mayúsculas, ni texto intermitente o en movimiento.
  • Trozos de audio y video no deben superar los 60 segundos
  • Los usuarios de Internet no leen, “escanean”las páginas.
  • El mejor texto para la Web es el periodístico clásico: lead y cuerpo. Debe ser corto y directo.
  • El texto tiene que ser conciso, objetivo y “escaneable”. Para crear texto ‘escaneable’:
  • Destaque palabras clave

  • Incluya subtítulos informativos

  • Use listas con puntos (bullets)

  • Desarrolle una idea por párrafo

  • Use la pirámide invertida

  • Reduzca a la mitad o menos el numero de palabras usadas en texto convencional

  • La Web es “user-driven”: la gente quiere moverse, usar el ratón

  • Cada página web compite con millones de otras y el usuario quiere ver lo que más pueda

  • Evite los códigos HTML que no sean estándar (nuevos plug-ins, por ejemplo)

  • No use de inmediato funciones de nuevos navegadores ( la actualización se da a razón del 2% de los usuarios por semana)

  • Use códigos de HTML 1.0
  • Evite tecnologías Beta (espere 1 o 2 años)

  • El tiempo de respuesta es más importante que un diseño atractivo

  • Evite usar vínculos (links) hacia afuera de su sitio

  • No use viñetas (frames)

  • Ofrezca una versión para imprimir

  • Tome en serio el título de las paginas por su importancia en los archivos de historias (paginas vistas)

  • Cuide la legibilidad de los textos: alto contraste, fuentes Sans serif, no use todo en mayúsculas, ni texto intermitente o en movimiento.

  • Trozos de audio y video no deben superar los 60 segundos

También se pueden sacar conclusiones del primer estudio Eyetrack de la web. Este utiliza un aparato que registra los movimientos del ojo de un usuario y fue realizado por el Poynter Instituto y la Universidad de Stanford. Por su costo, sólo incluyó a 67 usuarios de periódicos de Internet, en sesiones de 34 minutos, en promedio. Cada usuario visitó 6 periódicos, en promedio:

  • Sorpresa: el texto atrae más a los usuarios que los gráficos o fotos
  • Titulares directos y simples funcionan mejor (es importante cambiar los titulares que vienen de periódicos)
  • En una pagina promedio, los usuarios se fijaron más en fotos que en gráficos: 64% de las fotos y 22% de los gráficos
  • Las historias cortas (breves) fueron 3 veces más vistas que las largas.
  • En general, la lectura es superficial, pero cuando se encuentra algo de interés es más profunda (mas de 75% del texto elegido)
  • Otra sorpresa: los banners funcionan. 45% fueron vistos por un promedio de un segundo (banners animados no funcionan tan bien)
  • La calidad del texto es importante para los usuarios. Se prefiere el texto serio, sin ironías, sarcasmos o bromas
  • Se derrumbó el mito de que a la gente no le gusta desplazar verticalmente la pantalla (scrolling, en inglés). Las páginas más largas son vistas con naturalidad.
  • El orden aleatorio en la lectura de una página sigue primando. En cambio, no funciona tan bien la personalización.
  • Los usuarios abrieron varias páginas al mismo tiempo y las manejaron bien
  • No hay fidelidad: nadie se quedó con un solo periódico, siempre chequeaban otros

Estos consejos fueron criticados porque la muestra del estudio (67 personas) no permite sacar conclusiones y además no se tuvo una correcta representación demográfica. De otra parte, como se analizaron sólo periódicos (donde el texto era predominante), imágenes y gráficos quedaron atrás.

7. La transformación de los medios tradicionales e Internet: mediamorfosis o mediacidio

Según el teórico Roger Fiedler, la aparición de un nuevo medio siempre genera un ‘sacudón’, un movimiento similar al de un terremoto, que luego permite a los sobrevivientes adaptarse a las nuevas condiciones. Luego de estudiar el proceso de nacimiento de diferentes medios, Fiedler identificó 6 etapas que podrían reflejar la historia y el futuro de Internet:

1.Coevolución: La irrupción del nuevo medio se hace a la par con el desarrollo de los diferentes medios, sin afectarlos profundamente al comienzo.

2.Metamorfosis: El nuevo medio crece gradualmente adaptando los códigos y el desarrollo de un medio viejo. Por ejemplo, el cine inicialmente fue una metáfora del teatro y sólo después a alguien se le ocurrió mover la cámara.

3. Propagación: El medio va ganando receptores de sus mensajes, en particular si replica las características del medio anterior, hasta generar su propio lenguaje.

4. Supervivencia: La amenaza del nuevo medio y su competencia por el público comienza a obligar a los demás a adaptarse, a riesgo de morir.

5.Oportunidad y necesidad: Para alcanzar esta etapa, el medio debe volverse ‘imprescindible’. El éxito de un nuevo medio debe tener motivación social, económica y política.

6.Adopción retardada: La historia de los medios demuestra que es necesario el paso de una generación (aproximadamente 30 años) para consolidar un medio dentro de su público, con su lenguaje y sus funciones propias.

La metamorfosis de Internet como nuevo medio (mediamorfosis) no se ajusta al modelo de un solo medio. Inicialmente, pudo haber utilizado la metáfora de la prensa escrita, pero ahora su actualización semeja la de la radio y el contenido tiende a ser similar a la televisión. El carácter multisensorial de la red implica reunir todos los medios y eso podría conducir más bien a un mediacidio: la muerte de algunos medios competidores.

Nielsen es aún más radical: la mayoría de los actuales formatos de medios van a morir y serán reemplazados por un medio web integrado.

Ante esta perspectiva, los medios tradicionales han intentado no ‘canibalizar’ su contenido por medio de su versión web. Pero aunque esto pudiera suceder, si la canibalización es inminente, es mejor que sea a manos de sí mismo: que el vencedor sea la versión web de mi producto

La mejor forma de evitar esta canibalización es ofrecer en Internet un producto complementario al tradicional, con puentes permanentes que los comuniquen e intercambien público. En términos de recursos humanos, la tendencia predominante consiste en separar a los periodistas de Internet en una nueva división o empresa, con un alto nivel de integración (sinergia) con los periodistas del medio tradicional.

En la competencia por el mercado, los medios creados en Internet cuentan con algunas ventajas:

  • Están desvinculados de esquemas pesados y tradicionales de negocios
  • Tienen mayor capacidad para arriesgar
  • Han absorbido la cultura del negocio de computadores y tienen tendencia a la creatividad
  • Son rápidos en la toma de decisiones
  • Están más abiertos a alianzas estratégicas
  • Han adoptado formas más creativas de remuneración de personal No obstante, también cuentan con desventajas:
  • Necesitan crear una marca
  • Necesitan construir credibilidad
  • Requieren mayores gastos en promoción
  • Carecen de infraestructura de apoyo
  • Se les dificulta conseguir financiación luego del fin del auge de las acciones en bolsa

Anexo

Situación de Internet en América Latina Argentina

Se considera que hay 1'700.000 usuarios, con una edad promedio de 29 años.El periodismo cuenta con una alta credibilidad y existe alta penetración de la TV por cable. Sitios para destacar: Clarín, Ciudad Digital, El Sitio

Brasil

Las estadísticas revelan que hay entre 6 y 8 millones de usuarios.Es una industria robusta y madura, el mayor mercado de América Latina. Sitios para destacar: Universo Online, Jornal Do Brasil (primer periódico brasileño en Internet).

Chile

Hay 1'250.000 usuarios y la economía robusta ha generado un crecimiento sobresaliente, con variedad de productos y servicios. Sitios para destacar: El Mercurio, Primera página (El área).

Colombia

Según estadísticas de IDC hay algo más de 700.000 usuarios y el ritmo de crecimiento descendió en los últimos años. Se considera un mercado atractivo al que están llegando más y más sitios colombianos y extranjeros. Sitios para destacar: El Tiempo, La Ciudad, Semana y comunidades regionales como UOL, StarMedia y Yupi.

Costa Rica

Hay 350.000 usuarios y el crecimiento está estancado por los altos costos de conexión y las barreras impuestas por el Estado. Sitios para destacar: Teletica

Ecuador

Hay 20.000 abonados, pese a lo cual se registra una industria activa y dinámica, con un gran movimiento de productos y servicios de Internet, principalmente para empresas y ecuatorianos que viven fuera del país. Sitios para destacar: Hoy online, El Comercio (aliado con Yupi), Agencia Latinoamericana de Información, ALAI y Comunidad Web de Movimientos Sociales, movimientos.org..

México

El segundo mercado de Latinoamérica con 2 millones y medio de usuarios y el mayor número de diarios en Internet: 100. Amplia proyección y modelo de ejemplo para mercados hispanoparlantes. Sitios para destacar: Reforma, El Norte, El Universal y portales regionales como Esmas, Terra, America Online, T1-MSN, StarMedia, Yahoo, etc.

Perú

Se estima que hay 500.000 usuarios, aunque se registra un monopolio pues Terra compró todos los proveedores de acceso (ISP). Sitios para destacar: El Comercio, Peru.com y Terra.

Venezuela

Mercado estimado de 700.000 usuarios (300.000 abonados) que ofrece oportunidades a locales y comunidades regionales. Sitios para destacar: El Universal (caso de estudio por su foco en la edición on-line por encima de la impresa), El Nacional, Terra.

 

 

 

 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.