Relatoría del ciclo de talleres ‘Principios básicos del Periodismo de Soluciones’, con Fabrice le Lous
21 de Octubre de 2020

Relatoría del ciclo de talleres ‘Principios básicos del Periodismo de Soluciones’, con Fabrice le Lous

El periodista de La Nación (Costa Rica) dirigió una serie de 13 talleres para periodistas colombianos y peruanos entre agosto y noviembre de 2020.
Fabrice Le Lous, periodista de La Nación (Costa Rica). Foto: Archivo Fundación Gabo.
Abigail Carrasquel

Introducción

En un ciclo de trece talleres, el periodista francés radicado en Costa Rica, Fabrice Le Lous, expuso los beneficios que genera tanto para las redacciones como para las audiencias el aplicar el enfoque de periodismo de soluciones, las diferencias que guarda con la manera tradicional de informar, las preguntas que todo periodista debe hacerse para llevarlo a cabo y las herramientas que debe tener en cuenta.

Señaló que este enfoque desafía, quita excusas, presenta evidencias y resalta los detalles de aquello que limita la acción como también de lo que la hace efectiva porque son las especificaciones las que harán posible su replicación en otras ciudades o comunidades con condiciones similares.

Los talleres ‘Principios básicos del Periodismo de Soluciones’, dictados por Le Lous, fueron realizados de manera virtual entre agosto y noviembre a periodistas radicados en Barranquilla, Cartagena, Cali, Sincelejo, Montería, Riohacha, Pereira, Popayán, Manizales, Armenia, Medellín, Santa Marta y Bucaramanga; y también en distintas zonas de Perú en una iniciativa que no tuvo límites de fronteras y se adaptó a una nueva normalidad. Para el director general y cofundador de la Fundación Gabo, Jaime Abello Banfi, “en estos momentos hay modelos que le aportan al periodismo el nuevo valor agregado que necesita, esa es la invitación que hacemos de tocar el tema de periodismo de soluciones”. 

El maestro y líder de la línea de periodismo de soluciones del medio La Nación también ayudó durante estos meses a que los periodistas abordaran inquietudes comprendidas desde cómo hacer que un trabajo de periodismo de soluciones no caiga en una parcialidad que exalte al creador u organización que la realiza, el tiempo que requiere dedicarse a una entrega con esta modalidad, hasta la extensión que debe tener.

Bajo la premisa “todo periodista puede hacer periodismo de soluciones; simplemente debe estudiar la situación”, Le Lous condujo las capacitaciones.

¿Cómo llegamos aquí?

Cada taller inició con la realidad que enfrenta el consumo de noticias en la actualidad. Le Lous expuso datos del reporte de Reuters 2019 que revelan que “41% de los estadounidenses y 37% de los mexicanos evitan deliberadamente nuestro trabajo, el periodismo, porque afecta su humor, sienten que no pueden hacer nada al respecto o porque desconfían de los medios”. Además, 85% de los brasileros, 68% de los mexicanos y 67% de los estadounidenses dudan de su habilidad para diferenciar noticias reales. Mientras los porcentajes entraban en contexto, uno de los participantes del taller expresó que cada cierto tiempo tiene el sentimiento de estar frente a la redacción de una noticia que ya hizo. 

“El periodismo de soluciones es una respuesta a estos problemas”, dijo el maestro al explicar que este enfoque es útil, no genera rechazo y entabla una relación de confianza con los lectores.  

Delimitado en 2010, por Tina Rosenberg y David Bornstein, a través de la columna Fixes de The New York Times, este enfoque se instauró mediante rigurosos reportajes sobre soluciones a problemas sociales y tuvo un gran impacto en el mundo, superior a trabajos europeos que en los años noventa comenzaron a utilizar el término ‘soluciones’.

Le Lous lo define como “cubrir soluciones o respuestas a problemas de interés público de forma periodística” y enfatiza que es más completo al mostrar y denunciar lo que va mal, pero también al explicar cómo el mismo problema tiene respuesta en otros lugares y al hacer esto se desafía a las localidades donde el problema persiste.  Además, quita las excusas a quienes no quieren o no dan las respuestas a los problemas de una comunidad al evidenciar a otro, con aspectos similares, dar soluciones, pero no la celebra sino muestra cómo funciona.

El periodista afirmó que tanto el periodismo tradicional como el de soluciones son necesarios. Simplemente este último es diferente a lo ya implementado y se debe tener en cuenta que cada noticia tiene dos posibles enfoques. Ejemplificó que un titular de enfoque tradicional sería: ‘9 de cada 10 hospitales nacionales no cumplen con las normas de sanidad en salas de parto’, mientras que el de soluciones pondría el foco en el centro de salud que sí cumplió con los requerimientos, bajo el título ‘El Hospital San Mateo es el único que cumple con las normas de salud en salas de parto. Así es cómo lo hace’.

El enfoque tradicional y el de soluciones se alzan en sus diferencias: el primero es combativo, de denuncia, oposicional, está orientado hacia aspectos negativos, a lo que es deficiente y debe mejorar, además de cerrar ciclos; el segundo es escéptico, explicativo, cuestionador, su orientación es hacia aspectos funcionales que muestran cómo mejorar y abre ciclos que  generan conversación y debate, que en muchos casos se ven representados en redes sociales.

Características del periodismo de soluciones

  • Hace de la solución el eje narrativo: el problema queda en el contexto mientras desde el inicio se centra en la respuesta.
  • Se adentra en los detalles de la implementación de la solución: cada periodista debe cuestionarse si funciona y cómo lo hace, y saber si la respuesta es parcial o total. Le Lous señala que esta última se halla en pocos casos.
  • Presenta evidencia de resultados y su efectividad: no se queda en las intenciones y es responsable en plasmar lo que se encuentra en la investigación. 
  • Incluye personajes e historias directas para presentar el proceso de resolución sin convertirlos en los héroes y protagonistas de la historia.
  • Aplicable a cualquier tema conocido: el enfoque puede usarse en coberturas de salud, medioambiente, educación, género, política, economía, violencia, deportes, entre otros.
  • Ejecutable en cualquier plataforma y medio: desde prensa gráfica, digital, televisiva, radial o podcasts, hasta otros tipo de medios.

Qué no es periodismo de soluciones

A lo largo de su implementación, algunas personas le han atribuido al periodismo de soluciones tres funciones que no guardan relación con él.

El culto al héroe

El periodismo de soluciones no es un culto al héroe “porque no busca hacer publicidad si no mostrar si en verdad una solución funciona”, dijo Le Lous. Esta afirmación produjo la interrogante en los participantes de cómo hacer que el trabajo no parezca lucrado por la iniciativa que se muestra. La respuesta del maestro fue “el enfoque debe estar en cómo funciona y en las limitaciones que tiene la solución, es lo más importante porque hará que no parezca propaganda”.

Este enfoque en lugar de idealizar a las personas muestra la resolución de problemas a través de los personajes; expone los detalles que la hacen posible y los que la limitan, además de contar con una narrativa que desde el inicio y hasta el final integra la solución.

La panacea

El periodismo de soluciones tampoco busca contar la solución a todos los problemas. La respuesta que se plasmará en el trabajo periodístico hay que saber explicarla, mostrar las dificultades y condiciones con las que tuvo éxito y en qué sentido lo logró. Esto es posible al adentrarse en cómo se realiza porque ninguna respuesta es la panacea que cura todos los males existentes.

También guarda diferencias con el activismo debido a que no plantea que la respuesta presentada es la única que existe. Mantiene el foco en la evidencia y no en una organización, y presenta resultados.

Un párrafo colado

El periodismo de soluciones no es el párrafo colado a último momento sino que por el contrario, integra la solución en la narrativa desde el inicio. "Desde el primer párrafo el lector debe saber que esto no es solo una denuncia", explicó Le Lous al recalcar que decir al final del texto que hay una respuesta que funciona a un problema desglosado en todo el escrito no lo convierte en periodismo de soluciones. 

Preguntas necesarias para hacer periodismo de soluciones

  • ¿Quién lo hace mejor?
  • ¿A qué nivel funciona y a qué nivel deja de funcionar?
  • ¿Qué partes del problema no están cubiertas por la solución?
  • ¿Qué dicen los críticos?
  • ¿Dónde surgió la idea y dónde se aplicó?
  • ¿Se ha implementado en otras partes? ¿Cuáles son los resultados?
  • ¿Cuáles son los parámetros de éxito relevantes?
  • ¿Cuáles son los obstáculos para la replicación de la solución?

Sumadas a estas interrogantes está una de las más importantes: ¿cuál delimitación tendrá el trabajo? En periodismo de soluciones esto lleva por nombre la ‘tajada manejable’. Es aquella porción que desde el momento de selección de la respuesta se tiene en cuenta para no tener dificultades posteriores ante una dimensión muy amplia. “En oportunidades, un problema puede tener múltiples soluciones y debemos elegir una, porque si intentamos incluirlas todas será muy difícil”, enfatizó el periodista.

Recursos, duración, extensión y detalles para su implementación

En tres frases, Le Lous respondió las dudas que los periodistas tenían con respecto a la monetización requerida para hacer trabajos de este enfoque, el tiempo a invertir y las cuartillas a llenar:

  1. “El periodismo de soluciones se puede hacer aunque no haya muchos recursos; lo importante es hacerlo rigurosamente”.
  2. “La duración de un trabajo con este enfoque puede ser de pocos días si como periodistas estamos muy bien informados del tema y manejamos la fuente, aunque también hay proyectos más ambiciosos que pueden llevar tres meses o más”.
  3. “El periodismo de soluciones no tiene que ser una sábana de texto. Con un trabajo no tan extenso también se puede aplicar el enfoque”.

Es de relevancia saber que el periodismo de soluciones desde el inicio piensa en la audiencia a la que quiere llegar y a través de cuál plataforma; no lo deja para el final. Se trata del Impact Pack: público, canales y objetivos que se tienen pensados para el trabajo a realizar.

La recomendación de Le Lous a los talleristas es “hacerlo todo, desde el prediseño, no estar desligado, pensar en cómo llegará a las personas y cómo será compartido en redes sociales el trabajo del cual somos más expertos que nadie”.

El último detalle a tener en cuenta se concentra en que “el periodismo de soluciones casi nunca se podrá hacer con noticias de última hora, pero su cobertura va a beneficiar y robustecer la redacción”, indicó.

Sobre Fabrice Le Lous

Periodista franco-centroamericano con más de ocho años de experiencia. Ha ejercido en Nicaragua y Costa Rica; en este último actualmente lidera la línea de periodismo de soluciones del medio La Nación, donde también desarrolla El Explicador.

Es capacitador de periodismo de soluciones. Ha dictado clases al respecto en Costa Rica y México, además de haber recibido aprendizaje de primera mano de la creadora del enfoque, Tina Rosenberg. Fue participante del Solutions Journalism Summit 2019, año en el cual también asistió al Taller de Periodismo de Soluciones de Liza Gross, quien conforma la directiva de Solutions Journalism Network (SJN), organización en la cual Le Lous es mentor desde 2020.

En años previos, fue editor de la revista dominical del periódico La Prensa, de Nicaragua. Durante su profesión se ha especializado en periodismo narrativo, reportajes a profundidad y desarrollo de proyectos de periodismo nativo digital, y en 2017 fue becario del  International Center for Journalist  para el programa A Digital Path to Entrepreneurship and Innovation for Latin America.

La alianza Fundación Gabo - Promigas

Esta iniciativa surge de la sólida alianza que la Fundación Gabo ha mantenido con Promigas durante más de 15 años, al realizar un trabajo conjunto a favor del periodismo de la región Caribe a través de diferentes actividades desarrolladas en el marco de donaciones y programas anuales como talleres y becas

 

©Fundación Gabo 2020 - Todos los derechos reservados.