Lo que no se cuenta sobre la migración en Estados Unidos
12 de Abril de 2019

Lo que no se cuenta sobre la migración en Estados Unidos

Todos los días, en algún lugar de Estados Unidos, un patrón se roba parte del salario que le corresponde a sus trabajadores, y estos no lo denuncian por temor a ser deportados. La experiencia de Justice in Motion, organización que se dedica a defender los derechos laborales de los migrantes que trabajan fue compartida durante el taller ‘Investigar y contar la migración’.
Cathleen Caron, fundadora y directora ejecutiva de Justice in Motion. Foto: Carlos Quintero Juan / FNPI.
Jesús Castillo García

“A los medios de comunicación de Estados Unidos no les interesan las historias de patrones abusivos que se roban parte del salario de sus trabajadores. Es algo tan común que ya no es noticia. Sólo cuando hay situaciones de crisis como los niños que fueron separados de sus familias acuden los canales de televisión, pero en general es una fuente de información desaprovechada”.

La que habla es Cathleen Caron, la fundadora y directora ejecutiva de Justice in Motion, una organización no gubernamental (ONG) que tiene su sede en Nueva York y que desde 2005 se encarga de localizar a trabajadores que sufrieron abuso laboral en territorio norteamericano y se regresaron a sus países de origen, para convencerlos de que demanden a sus patrones.

Caron participa en el Encuentro de Articulación Internacional entre organizaciones de migrantes y pro-migrantes que organiza Fundación Avina en Cuernavaca, Morelos, en paralelo al taller ‘Investigar y contar la migración’, en el que 13 periodistas de 11 países analizan este tópico de la mano de la maestra María Teresa Ronderos.

Si los ilegales cruzan fronteras, que la justicia cruce con ellos

Antes de estudiar Derecho, Cathleen Caron pasó más de tres años en Guatemala, apoyando litigio en derechos humanos, investigando desplazamiento interno y dirigiendo un programa a favor de derechos indígenas por las Naciones Unidas.

“Yo fui a trabajar en Florida representando campesinos en casos laborales, principalmente el robo de sueldo mínimo, y muchos de los trabajadores no se quedaban, sino que regresaban a su país. Los que trabajaban en ese campo de tomate eran de Guatemala y era muy difícil representarlos si no estaban físicamente presentes”, recuerda la abogada.

Fue entonces cuando se le ocurrió crear un sistema para que los trabajadores tengan una representación legal aun cuando no estén presentes físicamente. “Pensé que si ellos cruzaban fronteras, podíamos encargarnos de que la justicia cruce también, y así nació Justice in Motion”.  

Entrevistada durante el descanso de los eventos que se desarrollan en Cuernavaca, Cathleen explica cuál es la función de la ONG que tiene su sede en Nueva York con ocho abogados pero que se apoya con toda una red integrada en todo el territorio norteamericano, México y los países de Centro América.

“Nosotros no hacemos representación directa. Por ejemplo, un abogado de Estados Unidos que trabaja para una ONG nos llama y dice tengo estos trabajadores, yo sé que había 100 trabajadores que no recibieron su sueldo correcto pero 50 ya se regresaron a Oaxaca, pero no sabemos cómo contactarlos.

“Nosotros hacemos un análisis y llamamos a la persona de la red de defensores que consideramos más adecuado para trabajarlo y si acepta el caso nosotros hacemos la presentación del abogado de Estados Unidos con el abogado del país de origen para que ellos trabajen directamente”.

Más de 20 años defendiendo los derechos de inmigrantes

Ella es una abogada que lleva más de veinte años trabajando en los derechos humanos en los EEUU y otros países. Antes de crear Justice in Motion (anteriormente Global Workers), Cathleen dirigió un proyecto de trata humana en East Timor por Alola Foundation. Ella trabajó en Florida como abogada en el Migrant Farmworker Justice Project, llevando demandas colectivas laborales. También aconsejó sobre asuntos de migración laboral con Realizing Rights.

Justice in Motion promueve la “justicia móvil” para asegurar que los migrantes puedan acceder a la justicia a través de las fronteras cuando denuncian a un empleador explotador, una acción gubernamental abusiva, o cuando buscan refugio contra el daño sufrido.

El eje central de este modelo transnacional es su Red de Defensores, una agrupación única de organizaciones de derechos humanos en México y Centroamérica.

Sobre Investigar y contar la migración. Taller de reportaje y noticia con María Teresa Ronderos

En Cuernavaca, estado de Morelos, México, los 13 periodistas seleccionados procedentes de 11 países de América Latina, de un total de 139 que se postularon, amplían sus conocimientos, de la mano de María Teresa Ronderos, sobre la magnitud y complejidad del fenómeno migratorio en el continente.

Otro de los objetivos es encontrar maneras innovadoras de contar historias de migrantes y los desafíos de las sociedades que dejan atrás y las que los reciben.

El taller se realiza del 8 al 12 de abril  y es convocado por la FNPI - Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano en alianza Fundación Avina.

 

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.