Fundación Gabo lamenta el fallecimiento del investigador cultural Rafael Bassi
28 de Abril de 2020

Fundación Gabo lamenta el fallecimiento del investigador cultural Rafael Bassi

El investigador cultural y periodista barranquillero falleció el 27 de abril en Medellín a sus 72 años.
Cortesía: Universidad del Norte.

Desde la Fundación Gabo lamentamos la muerte del investigador cultural, melómano y periodista barranquillero Rafael Bassi Labarrera, quien falleció a los 72 años producto de un infarto.

‘Rafa’ fue una figura cercana la Fundación Gabo. Motivó y asesoró nuestros primeros talleres para periodistas culturales del Caribe colombiano, realizados en 1999 bajo la dirección de Guillermo González Uribe y Carlos Figueroa Crespo. Nos acompañó en el taller de periodismo radial que condujo David Welna en Cartagena en 2002 y en los talleres de periodismo cultural que dirigió Héctor Feliciano, en 2004 y 2006, en el marco del Carnaval de Barranquilla. Fue además un participante asiduo del Festival Gabo en Medellín, ciudad donde falleció.

Rafael estuvo como experto invitado en el taller de crónica sobre el Carnaval de Barranquilla, dirigido por Cristian Alarcón en 2009, en el que hizo gala de su sabiduría sobre la fenomenología de la cultura barranquillera: Bassi, nacido en el corazón del Barrio Abajo, epicentro del Carnaval, fue capitán vitalicio del colectivo carnavalero ‘Disfrázate como quieras’.

Pese a ser ingeniero químico y docente, con estudios de posgrado en ciencias químicas, Bassi estuvo consagrado durante la última mitad de su vida a la gestión cultural y al periodismo musical. Es recordado por sus crónicas en el canal regional TeleCaribe y sus ilustrados comentarios sobre la música del Caribe en los programas que dirigió y produjo en la emisora cultural de la Universidad del Norte: Concierto Caribe, desde 1990, y Jazz en Clave Caribe, desde 1999. Allí compartió su extenso conocimiento y su pasión por la música del Caribe, de la que además fue un gran coleccionista.

“Creo que la música popular es la manifestación artística que mejor identifica los pueblos. En el Caribe toda la vida está marcada por la música. Todas las actividades diarias tienen su música de fondo”, dijo en una entrevista en 2009.

Fue colaborador de las revistas Melómanos y La Lira, y diversos medios de comunicación. También trabajó en documentales y se distinguió como curador y entrevistador en festivales como Barranquijazz y el Carnaval de las Artes.

Su proyecto editorial

Rafael Bassi editó junto con el sanandresano Sergio Santana Archbold el libro Lucho Bermúdez, cumbias, porros y viajes, publicado en 2012, centenario del natalicio del que Rafael consideró “el artista más importante de Colombia en el siglo XX en el campo de la música popular”. 

Bassi y Santana escribieron sobre las etapas de Bermúdez en Cuba y Argentina, y recogieron textos de diversos investigadores, coleccionistas y periodistas sobre las huellas del Maestro Lucho en distintas ciudades de Colombia. La editorial Santo Bassilón, que crearon en Medellín con el fin de publicar el libro, lanzó el año siguiente una obra similar, Benny Moré sin fronteras, con motivo de los 50 años del fallecimiento del cantautor cubano.

Bassi dejó inconcluso un libro que compila sus mejores entrevistas con músicos de jazz colombianos, realizadas en sus franjas radiales en Uninorte F.M. Titulado ‘Conversaciones en clave Caribe’, contiene entrevistas con diez artistas, entre ellos los pianistas Al Escobar y Edy Martínez, el saxofonista Justo Almario y el arpista Edmar Castañeda. El libro será completado en los próximos meses por Sergio Santana.

“La muerte de Rafael Bassi Labarrera en Medellín nos tiene desolados”, expresó expresó Jaime Abello, director de la Fundación Gabo, quien describió al barranquillero como “un distinguido investigador y periodista cultural, promotor y propagador incansable de los valores del Caribe” y un “guía iniciático en músicas, amigo entrañable y eterno capitán de la comparsa que recibió muchos periodistas del mundo en el carnaval de Barranquilla, aunque en los últimos años se hubiera resistido a seguir carnavaleando”. 

“Se llevó consigo trabajos sin terminar. Nos va a hacer mucha falta”, concluyó Abello.

©Fundación Gabo 2020 - Todos los derechos reservados.