Dos perfiles y una crónica de Leila Guerriero que deberías leer
11 de Marzo de 2015

Dos perfiles y una crónica de Leila Guerriero que deberías leer

Leila Guerriero condujo el Taller Periodismo narrativo: Reporteo, mirada y estilo, en San Salvador, El Salvador, del 19 al 23 de mayo de 2017 en el marco del Foro Centroamericano de Periodismo, organizado por El Faro. Desde la FNPI te recomendamos dos perfiles y una crónica de Leila Guerriero que deberías leer. 

Buscando a Nicanor

Perfil de Nicanor Parra
Publicado en Gatopardo  "Es un hombre, pero podría ser otra cosa: una catástrofe, un rugido, el viento. Sentado en una butaca cubierta por una manta, viste camisa de jean, un suéter beige que tiene varios agujeros, un pantalón de cordero. A sus espaldas, una puerta corrediza separa la sala de un balcón en el que se ven dos sillas y, más allá, un terreno cubierto por plantas, por arbustos. Después, el Océano Pacífico, las olas que muerden rocas como corazones negros". Clic aquí para leer el perfil completo. 

No será, ya no

Perfil de Idea Vilariño
Publicado por El Malpensante "De quien dicen que plantaba jardines y los hacía florecer allí donde viviera. De quien dicen que era dura, implacable y hermosa, hermosa, hermosa. ¿Quién era usted, huérfana de madre, huérfana de padre, huérfana de hermano? Violinista. ¿Quién? Asmática, enferma de la piel, enferma de los huesos, enferma de los ojos. Profesora. Quién era usted, usted que hablaba poco y que habló tanto -tanto- de un solo amor de todos los que tuvo: de uno solo. Quién era usted. Usted, el haz de espadas. Usted, que dejó trescientas páginas de poemas, nada más, y sin embargo. Usted, que se murió en abril y en 2009 y que a su entierro fueron doce. Usted, que dejó una nota: "Nada de cruces. No morí en la paz de ningún señor. Cremar". Clic aquí para leer el perfil completo. 

El rastro en los huesos

Publicado en Gatopardo
Trabajo ganador del Premio "Son las cuatro de la tarde de un jueves de noviembre. Patricia Bernardi está parada en el vano de la puerta. Tiene los ojos grandes, el pelo corto. Toma un  fémur lacio y lo apoya sobre su muslo. Los huesos de mujer son gráciles.  Y es verdad: los huesos de mujer son gráciles". Clic aquí para leer la crónica completa. 

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.