Cinco claves para hacer periodismo sin caer en la polarización, según Jacobo García
27 de Abril de 2021

Cinco claves para hacer periodismo sin caer en la polarización, según Jacobo García

Reflexiones del corresponsal de El País para México y Centroamérica Jacobo García durante el seminario web ‘Democracias bajo la lupa: ¿cómo informar en contextos polarizados?’.
Bryan Avelar

“Tranquilos, no estamos en guerra: estamos trabajando”. Esa frase del director del Washington Post, Martin Baron, fue la que usó el corresponsal de El País para México y Centroamérica Jacobo García para arrancar el seminario web ‘Democracias bajo la lupa: ¿cómo informar en contextos polarizados?’. García, un periodista experimentado en cobertura política y de violencia en la región, usó la frase de Baron para englobar uno de los principales postulados de la sesión: ante una sociedad polarizada, los periodistas no debemos caer en un bando ni en otro y solo debemos responder con más y mejor periodismo.

“En países donde el sistema de partidos políticos tradicionales está acabado y donde los medios tradicionales no han cumplido su papel, sino que han olvidado su fin y su sentido último, participando en prácticas corruptas, abonando al poco prestigio que pueden tener los medios de comunicación… ahí surgen los líderes polarizadores. Estos líderes necesitan un enemigo, y es muy fácil buscar a un enemigo común en los medios de comunicación. Somos un elemento fácilmente ‘vapuleable’ y debemos estar preparados para eso”, dijo García. 

Durante su seminario, el primero del primer ciclo de los ‘Ciclos de seminarios para un periodismo oportuno y cercano en Centroamérica’, desarrollados por la Fundación Gabo, con el apoyo de Open Society Foundations, García compartió con periodistas de Centroamérica y México cinco claves para no caer “en el juego del poder” que, según el periodista, busca encasillarnos en bandos con la intención de deslegitimar nuestra labor.

Te puede interesar: Fundación Gabo ofrece espacios de formación para un periodismo oportuno y cercano en Centroamérica

1. El periodismo no debe convertirse en el enemigo que el poder quiere

Según García, los periodistas debemos garantizar una cobertura equilibrada y justa, y no convertirnos en el enemigo que los líderes políticos polarizadores quieren. Esto implica realizar una cobertura “abierta a escuchar” a los diversos sectores de la sociedad y evitar “empujar la balanza” hacia un lado u otro. La búsqueda honesta de las respuestas y miradas distintas permitirá brindar información de mejor calidad a las audiencias.

“Necesitamos evaluar nuestra propia mirada y revisar nuestros propios prejuicios. Los periodistas somos humanos, y por lo tanto tenemos ideas preconcebidas, pero debemos hacer un proceso mucho más intenso sobre lo que está sucediendo. No hay que perder contacto con quien piensa distinto. En el periodismo hay asuntos que son claramente innegociables, pero no debemos ver al otro como enemigo sino trazar puentes. Lo peor que podemos hacer es crear una prensa de nicho y aislarnos”, dijo García.

2. Realizar una cobertura permanente en el tiempo 

“Lo peor que podemos hacer es dar la sensación de que aparecemos y desaparecemos”, dijo García durante su clase magistral. Según el corresponsal, el periodismo, además de informar la agenda de actualidad debe buscar entregar información de calidad, historias que permanezcan en el tiempo, que no pierdan vigencia de un día para otro y que no “desaparezcan” durante largos periodos.

3. Más y mejor periodismo

“Más polarización nos exige mayor rigor en el proceso de investigación, una búsqueda exhaustiva de los hechos y las fuentes. Si desde siempre nuestra misión ha sido acudir a las fuentes más directas de los hechos, ahora estamos doblemente obligados. Necesitamos hacer un periodismo que genere cada vez más confianza”, dijo García. “Ahora el lector nos pide más pruebas. Necesitamos ser más claros, directos, mostrar documentos, pruebas. Tenemos que respaldar nuestro trabajo mucho más intensamente que en el pasado”, subrayó. 

“Para esto debemos evitar gastarnos en las redes sociales. Si bien hay que ser combativos, yo no soy muy fan de grandes polémicas que solo desgastan. Hay que hacer nuestro trabajo: periodismo, que es donde hablamos con mayor contundencia”, recomendó García. 

“Otro elemento importante es evitar usar lenguaje grandilocuente polarizador cuando es innecesario, palabras como libertad, pueblo, democracia. No hay que manchar y ensuciar la forma de contar las cosas con ideas que nos ponen demasiado vagos porque es entrar en la trampa del poder”, agregó.

4. Abrir la mirada

“Debemos evitar hacer una prensa de nicho, de agenda. Una forma de mejorar el diálogo y la mirada y de no ser arrastrado por el tsunami es abrirnos a distintos temas, siempre de forma crítica. Esto hace que se desengrase la cobertura del día a día y que abramos la mirada y la audiencia. No darle siempre lo mismo”, recomendó García.

5. No olvidar lo que somos 

“Que nada nos quite la mirada de nuestro trabajo: investigar qué está haciendo el gobierno, qué políticas está implementando, cómo se hicieron y qué impacto tienen. Un periodismo ético tiene que estar en manos de empresas éticas e investigar de dónde viene”, señaló García.

Sobre los ‘Ciclos de seminarios para un periodismo oportuno y cercano en Centroamérica’

El seminario web ‘Democracias bajo la lupa: ¿cómo informar en contextos polarizados?’, conducido por Jacobo García, fue la primera sesión del primer ciclo de los ‘Ciclos de seminarios para un periodismo oportuno y cercano en Centroamérica’, un programa de formación e interacción convocado por la Fundación Gabo, con el apoyo de Open Society Foundations, para  periodistas y editores, que se realiza de forma virtual desde el 21 de abril y hasta el 10 de junio de 2021. 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.