¿Se deben cobrar los contenidos online? Esto opinaron los participantes del foro de Nodo Digital
30 de Junio de 2010

¿Se deben cobrar los contenidos online? Esto opinaron los participantes del foro de Nodo Digital

La participación de los usuarios de Nodo Digital en el foro "¿Se deben cobrar los contenidos online?", estuvo enfocada a defender el espíritu libre de internet. Estos son algunos de los aportes más relevantes de los participantes.
 
María Arce, ganadora este año (2009) del Premio Nuevo Periodismo CEMEX + FNPI en la categoría internet por el trabajo Ruta 66, el largo camino hacía la casa blanca, defiende la idea de que la libertad de internet es inviolable: "¿Cuántas radios cobran por sus contenidos? Podríamos decir que ninguna, salvo contadísimos casos de radio satelital y alguna que otra excepción. Internet nació como un medio de comunicación gratuito y su explosión y crecimiento radican en ese pilar. Los intentos por monetizar sus contenidos parecen destinados al fracaso. A modo de ejemplo, alcanza con citar el caso de El País de España que vio caer abruptamente sus visitas luego de imponer un sistema de pago, si mal no recuerdo, en 2002".
 
En respuesta al aporte de Arce, José Francisco Callo Romero publicó: 
"la regulación de contenidos y económica en internet se viene consolidando. Si bien nadie paga por escuchar radio, son muchas la empresas que pagan a las radios muy escuchadas, ya sea por su programas o por sus atractivos contenidos".
 
Antonia Rangel también ve a los patrocinios como la mejor manera de evitarle los cobros a las audiencias: "la preocupación de quienes manejan contenidos debe ser la permanente revisión de la calidad de estos y cómo conectarse con el público, eso termina resolviendo la sostenibilidad porque encontrarán patrocinadores interesados en el público que los visita, cobrar es auto eliminarse de las listas de consulta".
 
En la misma línea de defender la libertad en internet, el usuario pachaskanchay, se pregunta: "¿para qué cobrar por los contenidos online? Acaso queremos que el conocimiento del siglo XXI caiga en manos de un pequeño grupo del poder económico que dictamine, tan igual como se ha venido haciendo a lo largo de los años, lo que sale o no publicado, lo que es o no, noticia?".
 
Las palabras de la comentarista Graciela Gliemmo, profesora en letras, escritora y editora, resumen la posición de estos participantes: "Considero que no hay que pagar por el servicio de lectura online si se quiere sostener la filosofía con la que nace este circuito". 
 
Juan Mascardi -productor periodístico y Director de las Licenciaturas en Periodismo y en Producción y Realización Audiovisual de la Universidad Abierta Interamericana en Argentina - prefiere llevar el debate hacia la esencia del oficio: " ¿cambia la lógica publicitaria? Sí. Definitivamente. La noticia como mercancía es un escollo que debemos combatir. El periodismo debe ser como el agua y que no llegue contaminado."
 
Manolo Paez, otro de los comentaristas prefiere centrar la discusión en el aspecto de la estrategia, "El tema de que si es gratuito o no es importante, pero no es una necesidad nueva de los agentes económicos. Todo cliente querrá lo mismo a un precio inferior o gratis. El problema para los empresarios es innovar y desarrollar estrategias que se apeguen a las nuevas necesidades de los clientes, toca sólo esperar a que los procesos de está nueva evolución se desarrollen, y lleguemos de nuevo a un equilibrio"
 
Estas posiciones se acercan mucho a las conclusiones de esta encuesta realizada por Paid Content, la cual revela que sólo el 5 % de los lectores de medios online pagaría por los contenidos, otro 8% leería solamente las noticias gratis de ese medio y un 12% no está seguro. El 74% restante no estaría dispuesto a pagar.
 
Indudablemente, el hostil panorama que enfrentan quienes pretenden cobrar por sus contenidos es una muestra más de los convulsionados días que vive el periodismo en internet, donde las cifras de inversión publicitaria aún no se comparan con las de los diarios impresos pero en la que al mismo tiempo surgen nuevas formas de negocios. El debate seguirá abierto, más aún cuando las audiencias parecen ser quienes dicten las reglas de un mercado que antes estaba en manos  de los propietario de los medios.
 
Etiquetas: 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.