¿Son solo 3, o se podría hacer una lista de los 7 pecados capitales del periodismo?
6 de Febrero de 2015

¿Son solo 3, o se podría hacer una lista de los 7 pecados capitales del periodismo?

Es evidente que no son las únicas fallas y que el Papa no pretende ser exhaustivo en su enumeración, en la que se limita a los pecados que el hombre de hoy encuentra y padece con más frecuencia.
El papa Francisco / Fotografía: Korea.net en Flickr / Usada bajo licencia Creative Common
Red Ética FNPI

El papa Francisco acaba de decir que son 3 los pecados del periodismo: la desinformación, la calumnia y la difamación.

¿Son solo 3, o se podría hacer una lista de los siete pecados capitales del periodismo?

Pregunta de Francisco Castillo
Periodista freelance
Palmira, Colombia

 

R.- Es evidente que no son las únicas fallas y que el Papa no pretende ser exhaustivo en su enumeración, en la que se limita a los pecados que el hombre de hoy encuentra y padece con más frecuencia.

Sin embargo, el Papa ha creado en esta ocasión una coyuntura propicia para que el periodismo se mire en el espejo y descubra sus fallas más frecuentes. Es un ejercicio  que siempre será necesario como ayuda para la autocrítica indispensable para cualquier profesional.

Ese autoexamen suele tener tres grandes temas de donde resultan numerosos subtemas. El primero de ellos tiene que ver con el compromiso del periodista con la verdad que, como deber fundamental, conforma el núcleo esencial de la actividad profesional. Es obvio que de ese compromiso resultan todos los deberes relacionados con la búsqueda, procesamiento, difusión y efectos de la verdad que el periodista ofrece a la sociedad.

Se relaciona con este compromiso la condición indispensable para llegar a la verdad, que es la independencia. Mal puede llegar a la verdad quien no cultiva la independencia. Puesto que esta es el paso previo a la libertad, de ahí resultan deberes y la posibilidad de errores del periodista. Mantener esa independencia en una profesión asediada por presiones y ofrecimientos, es un desafío que el periodista debe responder so pena de perder su dignidad personal y profesional, y de hacer un grave daño a la sociedad.

También es fuente de deberes, con su consiguiente posibilidad de errores, la responsabilidad social. El periodista trabaja para la sociedad, no para su medio ni para sí. La suya es una profesión de servicio social y su trabajo tiene, como materia prima, la información que es un bien social.

Son tres grandes capítulos de donde resulta el complejo entramado de deberes y de posibles fallas. Reducirlas a 3 o a 7 es simplificar el tema.

Documentación

Los siguientes diez principios profesionales de Noelle-Neumann y Schultz pueden ser considerados como válidos internacionalmente:

1.     Conciencia del publicista para cumplir su tarea de servicio al público.

2.     Preservación de la independencia interna y externa.

3.     Adopción de los derechos humanos, especialmente del derecho básico de la libertad de palabra, de prensa y radiodifusión.

4.     Tolerancia a otras nacionalidades, razas y religiones; adopción de la paz y la comprensión entre los pueblos.

5.     Respeto por la verdad, información confiable al público, verificación de las fuentes de noticias, corrección de las noticias equivocadas.

6.     Preservación de la confidencialidad profesional sobre la cual descansa la confianza en el periodista.

7.     Respeto por la vida e intimidad personal.

8.     Ninguna crítica difamatoria a menos que el interés público la justifique.

9.     Ninguna exaltación de la violencia, la brutalidad e inmoralidad; consideración de la situación especial de los jóvenes.

10.  Un nivel de educación en proporción con la alta responsabilidad del periodista.

Michael Kunczik en Concepto del periodismo. F.Friederich Ebert, Bonn 1991. P. 70.

Si usted tiene preguntas para nuestro Consultorio Ético, puede formularlas aquí para que sean respondidas a la mayor brevedad por el maestro Javier Darío Restrepo.

 

©Fundación Gabo 2020 - Todos los derechos reservados.