Contra las deformaciones del periodista

Contra las deformaciones del periodista

La reportería de algunos de los becarios ha rendido sus frutos: a pesar de los obstáculos, uno de los talleristas consiguió una exclusiva con el periodista y escritor David Grossman (Israel, 1954). Los avances de su entrevista fueron leídos por Héctor Feliciano (Puerto Rico) y por el maestro invitado al módulo Mario Jursich(Colombia), quienes examinaron atentamente las preguntas preparadas por el becario y le hicieron ver posibles rutas para el desarrollo del texto final. Las recomendaciones de los maestros fueron claras. Por una parte, no conviene insistir con preguntas que todos hacen y por la otra, debe prestarse atención a los vicios del oficio. "La mejor manera de enfrentar a un escritor tan popular es revisando previamente la mayor cantidad de entrevistas que haya dado el personaje, con el objetivo de no caer en el lugar común y hacerle preguntas que, por ser tan repetidas, seguramente estará cansado de responder", propuso Jursich. Feliciano señaló que, dependiendo de cuál sea el tipo de periodismo que se practica (radial, escrito, televisivo), el periodista habrá adquirido, sin percibirlo, ciertas costumbres que pueden entorpecer el trabajo. "Cada tipo de periodismo tiene su deformación profesional. No es lo mismo entrevistar a alguien para la radio que para publicar en un periódico. En nuestro caso (periodismo narrativo escrito) conviene darle al entrevistado tiempo y aire entre pregunta y pregunta", apuntó Feliciano. Carpintería variada Durante la tarde los becarios, dispersos por las calles cartageneras, se dedicaron a contactar a sus fuentes. Se ha planeado que la jornada del sábado mantenga la misma línea de trabajo.La jornada del viernes transcurrió entre sesiones individuales. Uno a uno, los becarios fueron exponiendo sus avances y sometieron sus escritos al escrutinio de los maestros. Entre los principales temas sobre los que insistieron  los maestros, están la preocupación que el periodista debe mantener por el lector, quien necesita que el tema le sea presentado de la manera más completa y clara posible, y la importancia de la corrección y de la autocorrección del texto por parte del periodista. También se enfatizó en las posibles líneas de enfoque para abordar la investigación y la escritura en torno a un escritor y que, muchas veces, están por fuera de sus libros, pues son el tema más obvio y el que la mayoría de medios atacan. Vea aquí la nota completa publicada en la Red Iberomaericana de Periodismo Cultural

©Fundación Gabo 2020 - Todos los derechos reservados.