Bailar o ver bailar, esa es la cuestión: los dilemas del periodismo cultural

Bailar o ver bailar, esa es la cuestión: los dilemas del periodismo cultural

La rueda de cumbia celebrada durante la noche del viernes en Barranquilla -caracterizada por reunir a cientos de personas bailando en círculo al ritmo de pitos y tamboras- permitió a los maestros iniciar la reflexión de la quinta jornada del Módulo de Cultura Popular de la Beca Gabriel García Márquez. ¿Hasta qué punto debe aparecer el periodista cultural dentro de la historia que narra? En el caso de la rueda de cumbia, ¿Conviene estar fuera observándolo todo? ¿Conviene entrar y bailar con los demás, ser uno más dentro del fenómeno? ¿O conviene estar en el centro, con los músicos, desde una altura que le permite ser ojo y al mismo tiempo parte? El maestro Jonathan Levi lanzó estas y otras preguntas relacionadas, para afirmar luego que "no hay respuestas correctas, pues todos los puntos de vista acarrean sus ventajas y desventajas". Se trata de encontrar el que más le conviene a la historia que el periodista pretende contar, después hacer una evaluación concienzuda. Por su parte, el también maestro de la beca Héctor Feliciano sostuvo que el periodista, al investigar sobre fenómenos culturales, siempre estará dentro de sus textos: "No creo en la objetividad, pero sí creo es en la apertura. El yo siempre estará ahí, pero tendremos que darle forma y decidir qué tanto queremos que se escuche". Levi alertó a los becarios sobe esto último, dado que cuando el periodista se incluye dentro de la narración empleando la primera persona se convierte automáticamente en un personaje más y con ello acorta la distancia periodística en términos narrativos. "Lo positivo y lo negativo" La jornada final del módulo de cultura popular termina este domingo con un viaje a la macondiana Aracataca, pueblo natal de Gabriel García Márquez.De otra parte, la quinta jornada de la Beca contó con la presencia de la Ministra de Cultura de Colombia, Mariana Garcés, quien ha sido pieza fundamental en el diseño y la realización del evento. "Los países se conocen viviéndolos", expresó la ministra en su encuentro con los periodistas internacionales. "Por eso hemos querido invitarlos, con la idea de que como periodistas puedan vivir lo positivo y lo negativo que puedan encontrar". Para la ministra "es fundamental construir un periodismo crítico y responsable en torno a la cultura", y resaltó la gran acogida que tuvo esta primera versión de la Beca, para la que se recibieron 470 candidaturas provenientes de 70 países. Vea aquí la nota completa publicada en la Red Iberoamericana de Periodismo Cultural

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.