Secciones de comentarios en sitios de noticias, caldo de cultivo para la desinformación sobre temas de salud

Secciones de comentarios en sitios de noticias, caldo de cultivo para la desinformación sobre temas de salud

Lo demostró una investigación realizada por la Universidad de Waterloo, en Canadá.

Ilustración: rawpixel en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons

 

Los grupos cerrados de redes sociales y los sitios web de ciencia basura han demostrado ser escenarios donde se fomenta la difusión de información falsa sobre temas de salud. Pero una investigación académica acaba de señalar otro lugar al que se estaba prestando poca atención: las secciones de comentarios en los sitios serios de noticias.

La historia se remonta al año 2015, cuando un equipo de investigadores liderado por Richard Violette decidió entender las conversaciones que se generaban en las noticias sobre vacunas publicadas en el sitio web de la CBC, la radiotelevisión pública de Canadá. El resultado de su trabajo fue recientemente publicado en la revista Vaccine.

El equipo de científicos de la Escuela de Farmacia de la Universidad de Waterloo, en Ontario, decidió prestarle atención a los comentarios producidos alrededor de las noticias donde la vacuna contra la influenza fuera protagonista. ¿Por qué?... Sencillamente porque su variable efectividad, calculada entre el 38 y el 47%, la ha convertido en el blanco preferido de los escépticos y el movimiento antivacunas, según explica Violette a Journalist’s Resource.  

Entre septiembre de 2015 y octubre de 2016, el sitio web de la CBC publicó un total de 33 artículos que mencionaban la vacuna contra la influenza. Estos artículos recibieron un total de 2.042 comentarios que fueron analizados en detalle por el equipo de científicos que los clasificaron en ocho categorías: sarcásticos, anecdóticos, ridículos, basados en la evidencia, corregidores de desinformación, solicitudes de pruebas, analogías y deficientes de conocimiento.

Gracias a este método, los investigadores encontraron que aquellos comentaristas que se manifestaron en contra de la vacunación usaron en la mayoría de los casos sofisticados métodos de argumentación, acompañando sus palabras con enlaces a sitios web donde abundaban las teorías de conspiración sobre los riesgos de las vacunas o el millonario negocio que significan para las multinacionales farmacéuticas.

Pero lo más preocupante entre los hallazgos de los científicos fue la radical polarización que representaban los comentarios. Resultó realmente difícil encontrar comentarios ecuánimes en la muestra estudiada. La mayoría de ellos encasillaban a las personas en situaciones del estilo “si no estás a favor de las vacunas, estás en contra de ellas”. Esta polarización hace que sea realmente complicado desarrollar un debate constructivo y civilizado en estos hilos de comentarios.

"Efectivamente, estos espacios de comentarios, debido a que están tan polarizados, borran cualquier posibilidad para las personas que tienen dudas, eliminan las posibilidades para las personas que tienen preguntas", comenta Violette con preocupación.

¿Qué hacer entonces?... Entre las recomendaciones formuladas por los autores del estudio se destaca la invitación a los medios de comunicación y periodistas de salud, para que no se enfoquen tanto en la tarea de moderar estos espacios de comentarios, sino en hacer énfasis en cuál es la información correcta.

"Tenemos la responsabilidad de difundir lo que es verdad", añade Violette. “¿Eso significa borrar la desinformación? No estoy seguro. Pero necesitamos esforzarnos más por permitir que las personas que no han tenido acceso a la literatura científica puedan entender mejor las evidencias y ser más críticos", concluye el coordinador del estudio.

***

También recomendamos leer: Taller El acceso a la salud en América Latina: un desafío sanitario y periodístico

 

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.