Promover la vacunación, también responsabilidad del periodismo

Promover la vacunación, también responsabilidad del periodismo

22-29 de abril Semana de Vacunación en las Américas

Ezekiel Stephan era un bebé canadiense de apenas 19 meses de edad que falleció por culpa de la meningitis, una enfermedad que hoy en día afecta menos de tres de cada 100.000 personas en Canadá.

Sus padres David y Collet fueron llevados a juicio acusados de no socorrerlo adecuadamente, pues además de haberse negado a vacunarlo, lo trataron con remedios caseros hasta que ya fue demasiado tarde.

El célebre caso de la pareja Stephan es solo uno de las más recientes muestras de cómo la resistencia de los padres para permitir la vacunación de sus hijos puede tener consecuencias lamentables.

Paradójicamente, es en los países más ricos y supuestamente mejor informados del mundo es donde el movimiento antivacunación ha tomado más fuerza. En América Latina, Argentina es uno de los países donde padres de familia e incluso médicos han optado por decir “No a la vacunación”.

 

Movimiento antivacunación

El origen de este movimiento data de 1998, cuando la revista médica The Lancet publicó un artículo escrito por el doctor Andrew Wakefield, en el que se vinculaba con el autismo a la vacuna tripe vírica, que funciona contra el sarampión, la parotiditis y la rubeola. El artículo original está hoy en día disponible en la versión electrónica de la revista con una enorme advertencia en su título: RETRACTED (DESMENTIDO).

Sin embargo, la desinformación referente a la vacunación sigue creciendo a niveles alarmantes casi 20 años después de que se publicara el controversial ensayo del doctor Wakefield.

Mientras que América Latina se convirtió en la primera región del mundo en erradicar el sarampión el año pasado, la enfermedad ha repuntado en Europa por culpa de los padres convencidos por la información poco fiable que han encontrado en internet.

En este año de la posverdad, la promoción de la información sobre la vacunación es un asunto al que los medios de comunicación deben prestar especial atención. En Pakistán miles de personas han decidido no vacunar a sus hijos contra la poliomielitis, convencidos de que se trata de una campaña de esterilización de musulmanes liderada por Estados Unidos.

Hace tres años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se vio obligada a emitir una alerta sanitaria por la propagación de la polio tipo 2, que se consideraba ya erradicada del planeta. Actualmente hay en el mundo 19,4 millones de niños sin vacunar o insuficientemente vacunados.

A pesar de la desinformación que circula, las vacunas son una de las medidas de salud pública más costoefectivas. Su uso en nuestro continente ha tenido logros como la erradicación de la viruela (1971) y la eliminación de la poliomielitis (1991), así como la de la rubéola y del síndrome de rubéola congénita (2015).

Por esta razón, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) está promoviendo entre el 22 y el 29 de abril la Semana de Vacunación en las Américas. Aquellos medios de comunicación que quieran unirse, pueden encontrar aquí infografías y otros recursos. El hashtag que se está promoviendo en redes sociales para este evento es #Vacúnate.

- -

Fotografía: PhotoLizM en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons

- - 

También recomendamos leer: Relatoría del Premio Roche de Periodismo en Salud – Categoría Televisión y Video

- -
 

 

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.