Medios son responsables por experiencias traumáticas que vivan sus periodistas

Medios son responsables por experiencias traumáticas que vivan sus periodistas

Así lo sentenció un tribunal australiano en un caso que puede tener repercusiones mundiales.

Fotografía: 1388843 en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons

 

Durante la década comprendida entre 2003 y 2013, la reportera YZ trabajó cubriendo casos judiciales para el diario australiano The Age. Entre las historias que escribió, alcanzó a sumar más de 32 casos de asesinatos que a la larga la llevaron a sufrir de estrés postraumático.  

A pesar de que comentó con sus editores el problema de salud mental que le trajeron tantos años de contar noticias de muerte y destrucción, esto solo sirvió para que fuera cambiada a la redacción de deportes por un breve periodo, antes de ser asignada nuevamente a cubrir las fuentes judiciales. Su trabajo incluso le significó el recibir amenazas de uno de los más temidos gángsters de Melbourne.

Ya retirada del periodismo, YZ (nombre asignado por la corte para proteger su identidad) decidió demandar al diario donde trabajó por 10 años, debido a que no le proporcionó programas de capacitación adecuada para lidiar con el estrés y las situaciones traumáticas a las que su labor la exponían.

Su caso es emblemático, porque es el primero en el mundo en el cual la justicia falla a favor del periodista y no del medio de comunicación. Por primera vez en la historia, una corte sentenció a un diario a pagar la suma equivalente a 127.000 dólares norteamericanos por los perjuicios a su salud mental que la estresante labor periodística significó para YZ.

La decisión del juez Chris O’Neill del estado de Victoria no estimó válidos los argumentos de los dueños del diario The Age, quienes aseguraron que YZ sabía que la naturaleza de su trabajo implicaba el estar expuesta a situaciones traumáticas. Pero para el togado, el rotativo falló en ofrecer alternativas que le permitieran a su reportera lidiar adecuadamente con el trauma.

Falta capacitación en las redacciones

"Este es un juicio histórico: la primera vez en el mundo, que yo sepa, se ha encontrado que una organización de noticias es responsable del estrés postraumático ocupacional de un reportero", dijo a NiemanLab Bruce Shapiro , director ejecutivo del Dart Center for Journalism and Trauma in the United Estados.

Precisamente el Centro Dart Para Periodismo y Trauma, un proyecto de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia, es la institución más destacada en ofrecer recursos para que medios y periodistas lidien adecuadamente con las situaciones estresantes, que son naturales en el oficio.

A raíz de lo sucedido en Australia, es recomendable que los medios de comunicación implementen programas de capacitación para que sus periodistas aprendan a sobrellevar el estrés y la exposición a situaciones traumáticas de manera adecuada, no solo por su bienestar, sino como manera de evitar millonarias sanciones legales como la que el diario The Age tuvo que pagar.

Es por esto que destacamos estos consejos del Dart Center para que los editores sean los primeros en preocuparse por la manera en que sus reporteros lidan con el estrés postraumático:

• Esté visiblemente a cargo. Visite la sala de redacción y hable con el personal más a menudo de lo que normalmente lo haría. Esto lo ayudará a tomar decisiones claras.

• No reprima sus propias reacciones honestas. Evite actitudes que demuestren que no le importa o que no es correcto sentirse afectado por el estrés. En cambio, si la situación es personalmente difícil, demuestre liderazgo dejando ver que está molesto, pero aún así está efectivamente en control de la situación.

• Mantenga al personal informado, incluso si no tiene todas las respuestas. Es mejor decir que no sabe, a generar una percepción de secretismo sobre un tema complicado de tratar.

• Consulte. Las personas responderán mejor a las situaciones difíciles si sienten que sus opiniones y necesidades se han tenido en cuenta. Tenga en cuenta, también, que sus colegas pueden no sentirse cómodos hablando sobre la muerte y, por lo tanto, pueden no articular sus propios problemas y necesidades, por importantes que sean, a menos que les pregunte directamente.

• Comuníquese con otras organizaciones de noticias que han estado en situaciones similares. Puede haber otros gerentes o editores de noticias que estén dispuestos a compartir alguna experiencia práctica, o incluso brindar apoyo continuo durante la crisis.  

• Recuerde: no puede hacerlo todo. Cree un entorno en el que el personal responsable pueda auto-organizarse. El manejo efectivo de las conversaciones confidenciales y privadas con miembros del personal con dificultades no es parte del conjunto de habilidades naturales de todos. Si ese es el caso, considere compartir algo de esta responsabilidad con colegas de confianza.

• Sea un modelo a seguir para el autocuidado. Al cuidarse y enviar recordatorios a otros para que hagan lo mismo, alienta a su personal a adoptar prácticas saludables. Esto no es solo una cuestión de salud ocupacional sino de preservar el buen juicio de las noticias. Es difícil liderar con eficacia, si se agota o se quema.

• Cuide a las personas. Pequeños actos de cortesía, como pagar los gastos de viaje para asistir a los funerales, son a menudo lo que se recuerda con gratitud después del hecho traumático. Agradezca personalmente a los individuos por el buen trabajo a pesar de las difíciles circunstancias. Deberá tener en cuenta las diferentes necesidades del personal: algunas personas tienen más probabilidades de verse afectadas que otras. Es posible que necesiten tiempo fuera del trabajo o tareas ligeras.

• Sea escrupulosamente justo. Es importante que se lo vea como transparente, justo e imparcial, particularmente en la forma en que se asignan las tareas y otras oportunidades.

• Esté abierto a lo positivo sin negar lo negativo. En general, el tono que se debe establecer es que, aunque la situación sea mala, podemos superarla. Evite la trampa opuesta de subestimar la gravedad de la situación o repetir infinitamente cuán terrible es lo que está viviendo su equipo.

 

***

También recomendamos leer: Así se construyen grandes historias con temas de salud, según Debbie Ponchner y Vinicius Sassine

 
 

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.