Cinco mitos sobre la hepatitis que la prensa puede ayudar a combatir

Cinco mitos sobre la hepatitis que la prensa puede ayudar a combatir

A propósito del 28 de julio, Día Mundial de las Hepatitis.

Fotografía: mohamed_hassan en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons

 

Desde el año 2010 se conmemora por iniciativa de la Asamblea Mundial de la Salud el 28 de julio como el Día Mundial de las Hepatitis, una enfermedad inflamatoria que causa más de 1.3 millones de muertes a nivel mundial.

Esta enfermedad que afecta principalmente al hígado puede ser causada principalmente por virus, pero también bacterias, intoxicación o por transmisión sexual. Aunque existen vacunas para prevenir los tipos más comunes de hepatitis, A y B,  pero no se ha desarrollado hasta ahora una vacuna para los demás tipos, el objetivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es eliminar la enfermedad antes de 2021.

Para lograr la erradicación al menos de las hepatitis víricas, la OMS y los ministerios de salud de los países iberoamericanos tienen claro que la participación de los medios de comunicación es clave, a fin de visibilizar el problema: solo una de cada 10 personas que sufren una hepatitis vírica sabe que está infectada y tiene acceso a tratamientos.

Argentina es uno de los países latinoamericanos que tiene campañas más desarrolladas para promover información a la ciudadanía sobre la hepatitis. En el sitio web del Ministerio de Salud han creado un portal que explica con claridad los principales tipos de esta enfermedad, cómo detectarla y obtener ayuda.

Adicionalmente, esta misma institución ha desarrollado la guía El ABC (cuya correcta redacción sería el abecé) de las Hepatitis Virales, un documento con información y fuentes de consulta para una mejor comunicación sobre la enfermedad. De esta guía destacamos los cinco mitos sobre la hepatitis que los periodistas de salud pueden ayudar a desmentir, aprovechando este 28 de julio.

• No siempre es cierto: “Te das cuenta de que tienes hepatitis porque te pones amarillo y orinas oscuro”. Muchas personas con hepatitis no tienen síntomas. La única manera de saber si tienes alguna es con un análisis de sangre.

• Depende: “Si ya tuviste hepatitis no vas a volver a tenerla”. Existen distintos tipos de virus causantes de las hepatitis. La ocasionada por un virus no otorga inmunidad
para el resto.

• No es cierto: “Las hepatitis virales se dividen en benignas o graves”. En su etapa aguda todas las hepatitis virales pueden producir cuadros graves, aunque no es lo más frecuente.

• No es cierto: “La vacuna protege contra todas las hepatitis”. Solo existen vacunas para las hepatitis A y B, incluidas en los programas públicos de vacunación, y no te protegen de las hepatitis C, D y E.

• No es cierto: “Solo el consumo excesivo de alcohol produce cirrosis hepática”. La cirrosis puede ser ocasionada también por medicamentos y diversas enfermedades del hígado (entre ellas las hepatitis virales).

El documento elaborado por la Dirección de sida, ETS, Hepatitis y TBC de Argentina incluye también un glosario de términos clave y un directorio de especialistas disponibles para ser consultados.

***

También recomendamos leer: Relatoría de juzgamiento del Premio Roche de Periodismo en Salud 2018

 

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.