10 datos para resaltar al informar sobre paludismo

10 datos para resaltar al informar sobre paludismo

25 de abril, Día Mundial del Paludismo

El paludismo (o malaria, son sinónimos) es una enfermedad causada por parásitos que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados del género Anopheles.

Se trata de una enfermedad potencialmente mortal, pero el paludismo se puede prevenir y curar. Aunque su incidencia se ha reducido mundialmente un 20% en los últimos siete años, todavía mueren en el mundo 400.000 personas por su culpa, siendo África subsahariana la región donde se presenta el 90% de muertes por esta causa.

 

En América Latina

Durante 2015, se registró un total de 451.242 casos de malaria en la región de las Américas, lo que significó una reducción de 62% con respecto al año 2000, pero un aumento de 16% con respecto a lo observado en 2014 cuando se registró el menor número de casos de malaria en las últimas cuatro décadas.

Ocho de los 21 países endémicos (Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Perú, la República Bolivariana de Venezuela y la República Dominicana) notificaron un aumento de casos con respecto al año anterior. Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta epidemiológica hace apenas dos meses.

 

Cómo informar

A propósito de la conmemoración del Día Mundial del Paludismo, que se conmemora anualmente cada 25 de abril, la OMS ha elegido como lema del Día Mundial de la Malaria “Acabemos con el paludismo para siempre”, con el que quiere ilustrar las líneas maestras de la Estrategia técnica mundial contra la malaria 2016-2030. Su objetivo es reducir en 15 años la tasa de incidencia de casos de paludismo y la mortalidad en un 90%.

Informar adecuadamente sobre la enfermedad es una forma de contribuir a esta meta. Por eso, compartimos 10 puntos esenciales para tener en cuenta en sus reportajes sobre la malaria en esta fecha especial:

 

1. La causa del paludismo
Es causado por parásitos del género Plasmodium, que se transmiten a las personas por la picadura de un vector infectado, el mosquito Anopheles. De las cinco especies de parásito que provocan paludismo en el ser humano, la más mortífera es Plasmodium falciparum.

 

2. La mitad de la población mundial está expuesta 
En 2015, había un total estimado de 212 millones de casos, y se registraron unas 429 000 defunciones. Los niños de corta edad, las embarazadas y los viajeros no inmunes procedentes de zonas libres de paludismo son particularmente vulnerables a la enfermedad en caso de infección.

 

3. Menores de cinco años corren un riesgo muy elevado  
Más de dos terceras partes (un 70%) de todas las defunciones por paludismo se producen en este grupo de edad. En 2015, unos 303 000 niños africanos murieron antes de cumplir los cinco años.

 

4. Las tasas de mortalidad están decayendo
Gracias al aumento de las medidas de control y prevención del paludismo, la carga de la enfermedad se está reduciendo notablemente. Desde el año 2010, las tasas de mortalidad por paludismo han decaído más de un 29% en todo el mundo.

 

5. Diagnóstico oportuno y tratamiento inmediato pueden evitar muertes
Además evitan la muerte y contribuyen también a reducir la transmisión. El acceso a las pruebas de diagnóstico y al tratamiento no son solo un componente del control del paludismo, sino también un derecho fundamental de todas las poblaciones en riesgo.

 

6. La resistencia a la artemisinina es muy preocupante
Se ha detectado resistencia de los parásitos a la artemisinina, el compuesto básico de los tratamientos combinados recomendados por la OMS para el paludismo no complicado, en cinco países de Asia Sudoriental. Sin embargo, los tratamientos combinados basados en la artemisinina siguen siendo muy efectivos en prácticamente todos los entornos.

 

7. Dormir bajo mosquiteros tratados con insecticidas de prevención
Los mosquiteros tratados con insecticidas de acción prolongada pueden utilizarse en zonas con gran transmisión del paludismo para proteger a la población en mayor riesgo, tales como niños pequeños y embarazadas.

 

8. La fumigación de interiores con insecticidas de acción residual es eficaz
Los mejores resultados se obtienen cuando se fumiga al menos el 80% de las viviendas de la zona en cuestión. La fumigación de interiores es eficaz durante tres a seis meses, dependiendo del insecticida utilizado y del tipo de superficie sobre la que se aplica.

 

9. Las embarazadas corren un riesgo especial
Esta enfermedad puede también producir abortos espontáneos, partos prematuros, muerte prenatal y anemia materna grave, y es responsable de aproximadamente una tercera parte de los casos prevenibles de insuficiencia ponderal del recién nacido.

 

10. El paludismo acarrea pérdidas económicas importantes
El paludismo atrapa a las familias y a las comunidades en una espiral de pobreza, afectando de forma desproporcionada a poblaciones pobres y marginadas que no pueden pagarse el tratamiento o tienen un acceso reducido a la atención sanitaria.

 
- -
 
Fotografía: freeimages9 en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons
 

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.