La gloria de ser Gloria

La gloria de ser Gloria

La idea original de la película le surgió a Sebastián Leilo tras observar que en la mayoría de los anuncios publicitarios las mujeres son siempre jóvenes. En “Gloria” vemos como Leilo gira su cámara para mostrar la transformación y la belleza de una generación de mujeres que está llegando a sus 60.
Luis Fierro

“Gloria” Es el cuarto largometraje del chileno Sebastián Leilo. Quien construye un papel basado en la vida de Gloria (Paulina García), una mujer de 58 años que si bien se ha quedado sola hace todo lo posible por seguir viviendo intensamente a pesar de los prejuicios que tiene la sociedad con personas de la tercera edad.

La vida de Gloria toma un giro cuando conoce a Rodolfo (Sergio Hernández), 10 años mayor y recientemente separado. Juntos inician una relación llena de aventuras. Su encuentro es la oportunidad de recordarle a los protagonistas y a los espectadores que el paso de los años no es un impedimento para disfrutar la vida.

La idea original de la película le surgió a Sebastián Leilo tras observar que en la mayoría de los anuncios publicitarios las mujeres son siempre jóvenes. En “Gloria” vemos como Leilo gira su cámara para mostrar la transformación y la belleza de una generación de mujeres que está llegando a sus 60.

Gloria fue premiada en los festivales de Berlín, Cannes, San Sebastián, Lorcano y elegida para representar a Chile en los Oscar. También su interprete Paulina García, fue triunfadora por su actuación con el Oso de Plata a Mejor Actriz en el Festival de Cine de Berlín.

Gloria es canto, baile, alegría es una lección de vida. Si bien es cierto que vivir tiene muchos altibajos, con Gloria aprendemos a perderle el miedo a la soledad y descubrimos que la vejez también puede tener sus ventajas. La vida es algo que se va brevemente y hay que festejarla con juventud o vejez, con soledad o sin soledad porque al final eso es lo único que nos queda.

Comentarios

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.