Cómo proteger tu correo electrónico

Periodismo y tecnología

Cómo proteger tu correo electrónico

Utilizar contraseñas seguras y activar la verificación de dos pasos son algunos consejos imprescindibles para evitar los riesgos en la red.

Convivencias en red

El email es el centro de la privacidad y seguridad de cualquier cibernauta, a pesar de que cada día existen mayor cantidad de redes sociales. Si alguien accede a tu correo electrónico, no solo te expones a perder tu privacidad o tener problemas de seguridad sino también a la suplantación de tu identidad, según la guía Privacidad y seguridad en internet de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Si alguien consigue tu dirección de correo electrónico ―porque está publicada en alguna red social o blog; por el reenvío de correos en cadena; participación en portales de falsos concursos― y, además, utilizas una contraseña que no es segura para acceder al buzón, es relativamente sencillo que alguien entre a tu buzón y pueda leer, modificar y borrar correos privados, enviar emails por ti, cambiar las opciones de privacidad y seguridad asociadas a tu cuenta. Por tanto, es muy importante conocer los riesgos a los que te expones y tomar en cuenta las recomendaciones para proteger tu email, según el manual de la AEPD.

 

¿Qué puede ocurrir si alguien accede a tu correo electrónico?

Pérdida de la privacidad

Tus conversaciones privadas quedarán expuestas.

Tendrán acceso a tus contactos y documentos importantes enviados y recibidos por email:

  • Facturas
  • Nóminas
  • Avisos de entregas de documentos de identidad
  • Fotografías
  • Videos

Problemas de seguridad

Puedes perder el acceso a la cuenta si cambian tu contraseña o los métodos de recuperación de cuenta alternativos:

  • Otra dirección de correo o número de teléfono

Si tienes otros servicios asociados a esa dirección de correo, también podrían verse afectados:

  • PayPal
  • Facebook
  • Amazo
  • Dropbox
  • Twitter

Suplantación de identidad

Pueden enviar todo tipo de mensajes en tu nombre para:

  • Dañar tu reputación
  • Ciberacosar a otras personas
  • Enviar correos fraudulentos: phishing, programa malicioso, estafas, entre otros.
  • Poner en circulación información falsa y publicidad no deseada.

Consejos para proteger tu email

El correo electrónico es una fantástica herramienta que te ofrece muchas posibilidades, tanto en el trabajo como en la casa, pero tienes que ser precavido cuando lo uses. Por tanto, cúrate en salud y aplica las siguientes recomendaciones.

  • Asegúrate de utilizar una contraseña robusta y segura, que no sea la misma que usas en otro servicio.
  • Activa la verificación de dos pasos para añadir una capa extra de seguridad en el proceso de autenticación. 
  • Evita facilitar información que pueda comprometer tu privacidad. En caso de que no tengas otra opción, cifra o comprime los archivos con una contraseña que solo conozcan el destinatario del correo y tú.
  • No abras correos de usuarios desconocidos y elimínalos: pueden contener archivos con programas maliciosos o que suplantan la identidad de alguna entidad. 
  • Aunque el remitente del correo sea conocido, si el mensaje te resulta sospechoso, consulta directamente a la persona para confirmar que no han falseado su dirección de correo.
  • No te olvides de realizar una copia de seguridad para que no pierdas información de valor si surge un problema con el servidor de correo. 

Comentarios

 

©FNPI 2019 - Todos los derechos reservados.